ESTÁS LEYENDO...

¿Tomas bien tus medicamentos?.

¿Tomas bien tus medicamentos?.


Por Ángel Sanz Granda

Farmacéutico consultor

Probablemente esta pregunta
te pueda extrañar. La primera respuesta es obvia: ¡Claro que sí! Pero si
meditas un poco sobre este punto es probable que empieces a encontrar algunas
respuestas.

Antes de ver si los tomas
bien o mal, veamos primero si los tomas, porque puedes pertenecer a uno de los
dos grandes grupos de pacientes que existen: los que toman sus medicamentos y
los que no lo hacen. ¿Te sorprende?, ¿crees que apenas hay personas que no
toman sus medicamentos? Pues te presento a mi amigo Jaime.

En enfermedades crónicas,
como son las de la tensión, el colesterol, la diabetes, etc se ha visto que más
de la mitad de los pacientes deja de tomar su tratamiento al cabo de tan sólo
un año ¿Por qué? Existen muchos motivos. Uno muy importante es la falta de
concienciación que en muchas ocasiones tiene el paciente de su enfermedad. Así,
nuestro amigo Jaime no le concede importancia a su tensión elevada porque no
tiene síntomas. Y si no le duele nada, si no tiene malestar alguno… es que la
tensión es un problema menor. Entonces, si su tensión no es grave ¿para que
gastar el dinero en medicamentos?, ¿para qué tomar cosas que no son naturales,
que pueden tener efectos secundarios?

Lo malo es que como nuestro
amigo Jaime, piensa más de la mitad de los hipertensos. Luego, un día,
escuchamos que Jaime ha muerto de un infarto. ¡Claro, era ya mayor! pensamos
inmediatamente. Pero si hubiéramos podido introducirnos en su corazón habríamos
visto que cada mes entraba menos sangre… hasta que llegó un día en que su
corazón no pudo más. Y vino el infarto.

Si nuestro amigo Jaime
hubiera hablado con su farmacéutico, le hubiera preguntado todo acerca de su
tensión, de por qué necesitaba esas medicinas, de qué efecto obtendría de
ellas, de qué pasaría si no las tomaba, seguramente Jaime estaría aún entre
nosotros ¡a pesar de que era ya mayor!

¡Habla con tu farmacéutico, pregúntale, infórmate¡ Él
está siempre ahí. No necesita cita previa. Y te puede aclarar todas tus dudas.
El medicamento y tú sois su preocupación.



COMPARTIR Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestBuffer this page