Tos, ¡hazte un experto!

Según la forma en que tosemos o el tipo de tos, el tratamiento puede ser muy diferente, por lo que para tratarla correctamente, lo primero es saber reconocerla. Tu farmacéutico te da las pautas para no equivocarte.

De entre los actos reflejos más comunes del ser humano, la tos es quizás uno de los más característicos. Normalmente obedece a una irritación de las vías respiratorias provocada o no por un virus, aunque también puede responder a la necesidad de mantener el aire de los pulmones limpio de sustancias extrañas. Suele producirse de manera espasmódica y violenta, como resultado de la liberación violenta del aire en los pulmones, y suele aparecer como un síntoma más de un resfriado, gripe o infección de los senos nasales. Aunque puede haber muchos tipos de tos, podemos decir que en general, todas son o seca o productiva.

1.      La tos seca o improductiva no produce expectoración ni produce ninguna flema o moco, pudiendo resultar particularmente molesta y poco eficaz. Se produce por irritación o inflamación de la garganta o de las vías respiratorias superiores, clásica tos de inicio de los resfriados. Su origen es la inflamación de las vías respiratorias,  pero también la producen los atragantamientos. Cuando es persistente puede ser un síntoma de asma, aunque en este caso se suele acompañar de fatiga y ruidos, como pitos, al respirar. También suele ser tos seca la tos nerviosa, que no se debe a una enfermedad respiratoria, sino que es un acto autoprovocado, de forma más o menos consciente.La tos seca no sólo produce malestar sino que tiende a autoperpetuarse, a causa de la irritación de la tráquea y de la mucosa faríngea. En estos casos está indicado el tratamiento con fármacos antitusígenos.

2.      La tos blanda o productiva presenta expectoración y viene acompañada de moco o flema de los pulmones o garganta. En la mayoría de los casos, los pacientes padecen este tipo de tos  porque se les acumula flema en los pulmones o esta drena hacia la parte posterior de la garganta. A partir de ahí siguen las flemas dos posibles rutas: o se vomitan o se digieren. La tos blanda de corta duración (hasta 3 semanas), que no se asocia a dificultad respiratoria, es la que habitualmente se ve en los catarros normales de los niños pequeños y puede considerarse una “tos buena”, pues ayuda a la curación. Cuando la tos es productiva, puede estar indicada la administración de fármacos expectorantes y/o mucolíticos, para facilitar la extracción de las flemas.

Tos perruna: típica de la laringitis
La conocida como tos perruna afecta a la parte baja de la garganta, donde están las cuerdas vocales, y es típica de la laringitis, una enfermedad respiratoria aguda en la que se produce una inflamación de la laringe. Es una tos seca y fuerte, parecida al ladrido de un perro (tos perruna), y que se asocia a ronquera o afonía. A veces se acompaña de un ruido ronco al respirar, llamado estridor. La gran mayoría de las laringitis son provocadas por virus respiratorios y son más frecuente en meses fríos.

Tos crónica
Se llama tos crónica a aquella tos que tiene más de 3 semanas de duración. Cuando esta tos es permanente suele causar la irritación tanto de la tráquea como de la laringe, debido a la expulsión violenta del aire. Si la tos persiste más tiempo o si está asociada con otros síntomas, hay que acudir al médico. Causas comunes de tos seca crónica son asma, alergias, goteo postnasal, enfermedad de reflujo ácido, uso de ciertos medicamentos u otras enfermedades del pulmón. La tos asmática se caracteriza por ser un tipo de tos seca acompañada de dificultad respiratoria.

Otros tipos de tos son la tos convulsiva: aquella tos violenta, con una sucesión rápida de golpes de tos; la tos seca falsa: aquella que no produce la deglución de la mucosidad, no consiguiendo expectorar; y la tos psicógena: un tipo de tos psicosomática, presente en personas muy nerviosas o que tienen la costumbre de toser cuando hablan.



Sigue leyendo

1 2


COMPARTIR Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestBuffer this page


Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *