Traqueitis.

?…me
gustaría conocer algo acerca de la traqueitis, cómo tratarla o prevenirla, ya
que padezco esta enfermedad y, en lo que llevamos de año, me ha sobrevenido  dos veces. El único remedio que me dan es
pincharme cortisona para que se me abra la tráquea y poder respirar…?

Isabel
A. A. Elche (Alicante)

La traqueitis es una inflamación de la mucosa que
recubre todo el conducto traqueal y que deriva, en la mayoría de casos, de una
complicación de determinadas enfermedades víricas de las vías respiratorias,
especialmente la gripe y el resfriado. Padecer una laringitis o una
amigdalitis, así como el consumo de tabaco o la contaminación atmosférica
también pueden convertirse, en gran medida, en factores causantes de esta
afección. La traqueitis no suele presentarse de manera espontánea. En un primer
momento, la costumbre de fumar o la contaminación atmosférica pueden originar
una tos crónica con secreciones que estén en la génesis de esta enfermedad.
Posteriormente, la mucosa traqueal puede ir presentando cuadros de inflamación
cada vez más frecuentes hasta llegar a hacerse crónicos. Los principales
síntomas de la traqueitis son la presencia de tos seca irritativa y de  molestias o dolor torácico, que pueden
agudizarse ante determinadas variaciones atmosféricas, como el paso de un
ambiente templado a uno frío. En este caso, el cuadro clínico no suele durar
más de dos o tres días. Pero si junto a estos síntomas aparecen otros como
sensación de constricción torácica, respiración sibilante (con pitidos) o
dificultades al respirar, puede que los bronquios también hayan sido afectados,
por lo que la enfermedad se complica hasta el punto de que el paciente puede
presentar fiebre elevada, tos expectorante en ocasiones acompañada de estrías
de sangre, dificultad en la respiración e incluso coloración azulada de la
piel. La primera medida de prevención que el paciente de traqueitis debe tomar
es evitar las variaciones bruscas de temperatura, así como reducir el consumo
de tabaco y evitar los lugares cargados de humo o de contaminación atmosférica.
Posteriormente, esta enfermedad suele ser combatida mediante la administración
de medicamentos mucolíticos, balsámicos, anitiinflamatorios y antibióticos
mediante un aparato de aerosol, de modo que puedan actuar directamente sobre la
mucosa traqueal. Sin embargo, en los casos de mayor gravedad es cuando se hace
necesaria la inyección de cortisona para, como bien dices, evitar que la
inflamación llegue a taponar las vías respiratorias.



COMPARTIR Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestBuffer this page