Trasplante renal: cómo evitar el rechazo .

Publicado por el 01/08/2007

Han trasplantado un riñón a mi marido, ya está en casa
y ahora se encuentra muy bien. Le han recetado unos fármacos diciéndole que los
tendrá que tomar siempre, ¿para qué sirven?, ¿serán para siempre o hasta que no
haya problemas?. Esperanza H. (Cáceres)

Cuando los dos riñones fallan
en su cometido de filtrar las sustancias de desecho de la sangre, éstas se
acumulan en el organismo, pudiendo llegar hasta la muerte de la persona. En ese
momento, se precisa de un tratamiento que supla la función renal, sea la
diálisis (hemodiálisis o diálisis peritoneal) o el trasplante renal.
Afortunadamente, España es el primer país del mundo en donación de órganos, con
una tasa de donantes por millón de población mayor de 35, motivo por el cual se
efectúan más de 2.000 trasplantes al año.

El paciente trasplantado
puede vivir sin necesidad de diálisis. Así, es normal que el paciente pueda
orinar inmediatamente al trasplante. Ahora bien, el propio organismo no
reconocerá al riñón como propio por lo que pondría en funcionamiento una
respuesta del sistema inmunitario para eliminarle. Esto es lo que se conoce por
rechazo. Para evitarlo, existen unos fármacos, llamados inmunosupresores,
que impiden esa respuesta, la cual sería fatal para el nuevo riñón implantado.
Como estos medicamentos actúan con más o menos intensidad en distitos niveles de la respuesta inmune, a la vez que
protegen al nuevo órgano pueden causar efectos secundarios.

Otro aspecto a tener muy en
cuenta es que la acción beneficiosa y protectora de los inmunosupresores
está muy próxima de la acción tóxica de los mismos, motivo por el cual hay que
vigilar muy estrechamente su administración.

Consulte con su farmacéutico
o médico cualquier duda. ¡No tome Vd. ninguna iniciativa propia!

Consideraciones generales:

- El inmunosupresor
se tomará para siempre: debe proteger contínuamente
su nuevo riñón

- No modifique jamás la dosis
por su cuenta, ni deje el tratamiento pensando que ya no lo necesita

- Apunte en una libreta cada
dosis administrada, así sabrá exactamente que ha tomado

- No tome ningún otro
medicamento sin conocimiento de su nefrólogo, podría haber interacciones