Trastornos del sueño.

t=”300″ v>

TRASTORNOS DEL SUEÃ?O

¿Tu reloj biológico se ha desincronizado y tienes el sueño completamente alterado? Para ponerlo en hora, recuerda estas consignas:

  1. Acuéstate únicamente cuando el sueño empiece a invadirte.
  2. No permanezcas en la cama si estás dando vueltas y no tienes sueño.
  3. Respeta siempre tus horarios a la hora de levantarte, sin importar cuál haya sido la hora a la que te dormiste.
  4. Durante el día, evita las bebidas excitantes y la siesta prolongada.
  5. No abuses de las comidas y sobre todo de la cena. Procura hacerla temprano, dejando un tiempo para digerirla antes de acostarte.
  6. Antes de acostarte evita los esfuerzos intelectuales que te obliguen a concentrarte excesivamente.
  7. No estés frente a la televisión o el ordenador mucho tiempo antes de acostarte, puesto que esto favorece la vigilia.
  8. Da prioridad a las actividades relajantes: música dulce, lecturas distendidas?
  9. Haz deporte durante el día, pero nunca por la noche.
  10. Antes de acostarte, relájate con un baño caliente o una ducha tibia.
  11. Procura que en tu cuarto reine la calma y la oscuridad. Tu habitación no debe estar a una temperatura demasiado alta (entre 15º y 18 º).
  12. Ten cuidado con abusar de los somníferos, cuyos efectos secundarios pueden ser muy perjudiciales. En cambio, la fitoterapia te brinda un sinfín de posibilidades para ayudarte a conciliar el sueño y sin ningún efecto añadido.

Según los expertos, el 98% de los casos de trastornos del sueño podrían evitarse con la adopción de hábitos correctos para dormir

Las plantas del insomnio

Las plantas medicinales no comportan riesgo alguno para la memoria o para la realización de las actividades diarias. Sus propiedades calmantes y sedativas procuran reposo y tranquilidad, facilitando el sueño. El farmacéutico te ayudará a elegir aquellas que mejor se adapten a tu problema. Las plantas consideradas clásicamente sedativas son: la valeriana, la pasiflora, la adormidera y el lúpulo. Todas ellas actúan sobre el componente ansioso y nervioso que inicia el insomnio. Las plantas complementarias tienen una actividad sedante más suave, que completa y refuerza la de las anteriores: son el espino blanco, la amapola, la melisa, la lavanda, el naranjo amargo, la tila y la verbena olorosa.

El mal dormir de los españoles

El volumen de afectados por los trastornos del sueño supera en nuestro país el 30% de la población, pero sólo el 5% de los casos está diagnosticado y recibe tratamiento en las unidades de sueño. Esta cifras explican el que España sea uno de los países más afectados por la falta de sueño, lo que puede ocasionar serios problemas de salud, como depresión, ansiedad, hipertensión y graves problemas de crecimiento.

Según los expertos, la falta de sueño se debe fundamentalmente a la dedicación casi absoluta que se exige en los puestos de trabajo, en los que se prima la productividad y constante actividad, unido a la alteración de los ritmos de ocio en los que se ha impuesto la diversión hasta altas horas de la madrugada. Contra la creencia generalizada de que dormir es una pérdida de tiempo, el Dr. Eduard Estivill, director de la Unicad de Sueño en la Clínica Dexeus aclara que dormir es necesario para poder vivir: “de hecho, el proceso del sueño es un estado activo en el que se producen cambios metabólicos, fisiológicos y hormonales para que nuestro cerebro se recupere y funcionemos durante todo el día. Al dormir, el cerebro se relaja facilitando el pensamiento y la actividad intelectual, centrándose en actividades como la restauración del sistema inmunitario y la memoria”.

Los trastornos del sueño afectan a 1 de cada 3 españoles y sólo el 5% de los casos está diagnosticado. Los expertos calculan que en España dormimos una media de 40 minutos menos que el resto de los europeos



COMPARTIR Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestBuffer this page