ESTÁS LEYENDO...

Trastornos en la visión binocular, responsables de...

Trastornos en la visión binocular, responsables de un buen número de los problemas de aprendizaje

Visión binocular, la coordinación de ambos ojos

Según datos del Ministerio de Educación, en España existe en torno a un 20% de fracaso escolar en menores, alrededor del doble de la media europea. Ante esta situación, la Sociedad Internacional de Optometría del Desarrollo y del Comportamiento (SIODEC) advierte que uno de cada dos niños con problemas de aprendizaje sufre un tipo de anomalías de la visión binocular que mejoran tras la aplicación de terapia visual. Así se extrae del reciente estudio ‘Eficacia de la Terapia Visual en niños con problemas de aprendizaje y anomalías asociadas a la visión binocular’, elaborado por el Elite School of Optometry a un total de 94 niños diagnosticados con trastornos de aprendizaje.

Además, otro de los puntos principales que se desprenden de las conclusiones de esta investigación es que más del 60% de los menores con problemas de aprendizaje sufren anomalías en la visión binocular, es decir, en la coordinación de ambos ojos.

En este sentido, SIODEC quiere concienciar a la comunidad educativa de la importancia de prestar atención a posibles signos de alerta en niños con dificultades de aprendizaje que, en muchos casos, se traducen en un bajo rendimiento académico. Algunos de estos síntomas pueden ser que el alumno presente problemas de lectura, concentración o escritura, como que salte palabras, no comprenda bien lo que lee o cambie el tamaño de la letra en un mismo texto. Por otro lado, otras señales que podrían revelar problemas binoculares son los problemas al cambiar de enfoque de la pizarra al cuaderno, las inclinaciones anómalas de la cabeza, el hecho de guiñar o taparse un ojo, los dolores de cabeza o las diferencias entre el rendimiento visual y el auditivo, es decir, cuando mejora el resultado con la explicación oral frente a la escrita.

La Optometría Comportamental y la Terapia Visual son disciplinas que evalúan el procesamiento de la información y las habilidades visuales que pueden ocasionar interferencia en el proceso de aprendizaje del niño. Se trata de un tratamiento optométrico individualizado en el que el paciente trabaja una serie de procedimientos protocolizados para crear nuevas habilidades y nuevas funciones en su sistema visual.

En este sentido, SIODEC afirma que a través de la aplicación de este tipo de tratamientos se podría reducir el elevado índice de fracaso escolar existente en España. Según Gloria Hermida, presidenta de SIODEC, “la Terapia Visual es un entrenamiento basado en la repetición de una serie de ejercicios, tanto en la consulta del optometrista como en casa, que permite desarrollar y mejorar las condiciones visuales del paciente y, por tanto, depurar los problemas de aprendizaje que repercuten en su rendimiento escolar”.





¿TE HA GUSTADO ESTE ARTÍCULO?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.