ESTÁS LEYENDO...

Tratamiento renal sustitutivo: pasos de gigante

Tratamiento renal sustitutivo: pasos de gigante

Tratamiento renal sustitutivo: pasos de gigante

Tratamiento renal sustitutivo, España confirma su liderazgo

“España ya es líder en tratamiento de la Enfermedad Renal Crónica (ERC) y puede serlo en prevención”. Así se expresaba la presidenta de la Sociedad Española de Nefrología (SEN), María Dolores del Pino cuando el Senado aprobaba el pasado mes de marzo por unanimidad la estrategia CódigoRiñón, desarrollada para detener el avance de la ERC en nuestro país, cuya prevalencia ha pasado de un 10 a un 15% en poco más de seis años y que ya afecta hasta a 1 de cada 7 adultos. Y es que, en España, el tratamiento renal sustitutivo –hemodiálisis, diálisis peritoneal o trasplante–  en fases avanzadas de la enfermedad es excelente, como así lo reflejan las ratios de acceso a diálisis/trasplante. Eso sí, la experta considera que para revertir la progresión de las cifras de prevalencia de la ERC aún queda mucho por hacer, tanto en prevención primaria (educación para la salud/fomento de hábitos de vida saludables) como secundaria/terciaria (detección precoz y tratamiento en fases tempranas), para evitar el progreso de la enfermedad y el deterioro hasta precisar este Tratamiento Renal Sustitutivo.

La epidemia silenciosa

Según datos del Estudio ENRICA-Renal elaborado por la Sociedad Española de Nefrología, la Enfermedad Renal está ligada sobre todo a factores de riesgo como la diabetes, la obesidad, la hipertensión arterial, la dislipemia y el tabaquismo, lo que hace que en la mayoría de los casos el diagnóstico se produzca cuando el deterioro renal está ya avanzado. De hecho, en España tiene un infradiagnóstico que supera el 40%, lo que ha llevado a los expertos a calificarla como la “epidemia silenciosa”. Por lo tanto, el reto está en detectar los casos en fases tempranas, ya que en opinión de la doctora del Pino, la mayor parte de las causas de la enfermedad renal son evitables y tienen que ver con la modificación de pautas de conducta y estilo de vida, fundamentalmente dieta más saludable y ejercicio físico.

Reducir el consumo de sal, evitar los alimentos procesados, beber más agua, realizar al menos dos horas y media de ejercicio físico a la semana, evitar el tabaco y el abuso de medicamentos, son las pautas básicas para mantener la salud renal

TRS: conócelo

En los últimos años, ha crecido la prevalencia de la ERC en sus fases más avanzadas, y concretamente aquellas que requieren el Tratamiento Renal Sustitutivo (TRS). Concretamente, el número de personas necesitadas de hemodiálisis, diálisis peritoneal o trasplante ya supera las 1.200 por millón de población en nuestro país, situándose por encima de las 57.000 personas. Según los datos del Registro SEN/ONT, las causas más frecuentes de ERC terminal que lleva a la necesidad de Tratamiento Renal Sustitutivo (con frecuencia más de una causa) coexisten y potencian el daño renal y son: Nefropatía diabética; Enfermedad vascular arteriosclerótica, Nefroangiosclerosis, Nefropatía isquémica (conceptos todos que tienen en común la presencia de hipertensión arterial); la Enfermedad glomerular primaria o secundaria a enfermedad sistémica; las Nefropatías congénitas y hereditarias y las Nefropatías intersticiales. Por grupos de edad, el segmento de población que concentra mayor población en Tratamiento Renal Sustitutivo por millón de habitante es el que va de 45 a 64 años, representando las mujeres el 33% de nuevos casos que ingresan cada año en TRS. En relación a los nuevos casos, el 79% de los pacientes empiezan con hemodiálisis, el 17% con diálisis peritoneal y el 5%  recibe un trasplante anticipado.

·        La diálisis peritoneal (DP) es un procedimiento que permite depurar líquidos y electrolitos en pacientes que sufren insuficiencia renal. Con ella, cada paciente realiza la diálisis en su propio domicilio, a través de una membrana natural del propio individuo, el peritoneo, que actúa como filtro. El fluido de diálisis se introduce en la cavidad peritoneal a través de un catéter de diálisis peritoneal que se coloca mediante una cirugía menor a través de la pared de su abdomen hasta la cavidad peritoneal. Parte de este catéter permanece fuera del abdomen y su acceso es permanente. . La jefa de la sección de Nefrología del Hospital Universitario La Paz, Auxiliadora Bajo, explica que “la peculiaridad de esta modalidad es que cada paciente la realiza en su propia casa y es una técnica de diálisis continua, la persona se está dializando durante todos los días del año y, en ese sentido, se asemeja más a lo que es la función renal en las personas que no tienen esta enfermedad”, explica la experta. Sin embargo, a pesar de ser la terapia que más autonomía personal y laboral ofrece a los pacientes renales, aún es la menos utilizada en España: según el último informe elaborado por la Sociedad Española de Nefrología (SEN), tan solo un 5% de los pacientes que requieren tratamiento renal sustitutivo utilizan la técnica de la diálisis peritoneal en España (un 11,43% de los que están en diálisis).

·        La hemodiálisis consiste en extraer la sangre del organismo a través de un acceso vascular y llevarla a un dializador o filtro de doble compartimiento, en el cual la sangre pasa por el interior de los capilares en un sentido, y el líquido de diálisis circula en sentido contrario bañando dichos capilares, así, ambos líquidos quedan separados por una membrana semipermeable. Para llevar a cabo el tratamiento de sustitución renal es necesario que el paciente cuente con un buen acceso vascular. La hemodiálisis principalmente se practica en instalaciones hospitalarias o en clínicas ambulatorias, estando presente personal sanitario con titulación específica. La necesidad de un acceso vascular en pacientes con enfermedad renal puede ser temporal o permanente.

·        El trasplante de donante vivo, con acento femenino. Según los datos de la ONT, de cada tres donantes vivos de riñón, dos son mujeres, tanto en donaciones a adultos como a niños. Estos gestos de generosidad femenina iban dirigidos fundamentalmente a los hombres, que constituyeron el 66% de los receptores de este tipo de trasplante el pasado año. Las mujeres también protagonizaron de forma mayoritaria la donación de vivo en el caso del trasplante renal infantil: el 67% eran mujeres.

Sigue leyendo

1 2




¿TE HA GUSTADO ESTE ARTÍCULO?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.