ESTÁS LEYENDO...

Un estudio evaluará las preferencias de los pacien...

Un estudio evaluará las preferencias de los pacientes con enfermedad de Crohn

La adherencia al tratamiento es uno de los aspectos que se están definiendo como fundamentales para un manejo más adecuado de las enfermedades crónicas, como la enfermedad de Crohn. Esta adherencia es algo más difícil de lograr en el caso de enfermedades que requieren tratamientos a largo plazo. La posibilidad de conocer las preferencias de los pacientes, puede ayudar a seleccionar mejor la terapia a utilizar y contribuir a un adecuado seguimiento por parte de los pacientes.

El estudio IMPLICA, acrónimo que se deduce de “IMPlicación deL pacIente en la toma de deCisiones en la enfermedAd de Crohn”, con la colaboración de Abbott, tiene como objetivo conocer las preferencias declaradas por los pacientes respecto al tratamiento de la enfermedad de Crohn de moderada a grave.

Este estudio profundizará en la opinión de los pacientes sobre las medicaciones, su vía de administración (intravenosa o subcutánea), lugar de administración (hospitalaria o en su domicilio) además de la relación de estas preferencias con diferentes factores sociales y demográficos. Para lograr que el tratamiento sea eficaz, es necesario que los pacientes lo reciban según una prescripción adecuada, de forma continuada y sin pérdidas de dosis, por lo que fomentar la adherencia al mismo es de crucial importancia.

De acuerdo con los doctores Natalia Borruel y Francesc Casellas, ambos del Servicio de Aparato Digestivo del Hospital Universitario Vall d’Hebrón de Barcelona, “los resultados del estudio IMPLICA darán a conocer por primera vez en nuestro entorno cuáles son los tratamientos biológicos preferidos por los pacientes con enfermedad de Crohn y cómo influyen algunos factores sociodemográficos en su elección. El camino hacia la individualización del tratamiento para cada paciente contribuirá a mejorar la adherencia del mismo, consiguiendo así un mejor control de la enfermedad, un potencial ahorro del coste económico sanitario, la prevención de la aparición de complicaciones y la reducción de la discapacidad por esta enfermedad”.

“Para poder mejorar la adherencia al tratamiento de los pacientes con enfermedad de Crohn y, con ello, optimizar la eficacia del mismo, es necesaria la participación activa del paciente en la toma de decisiones y el médico debe conocer las preferencias del paciente sobre el tratamiento”, explican los doctores Natalia Borruel y Francesc Casellas.

En este contexto, el estudio IMPLICA, que se define como estudio observacional, transversal y multicéntrico de ámbito nacional, realizado en condiciones de práctica clínica, cuenta con la participación de 19 centros españoles, tiene un objetivo de reclutamiento de 200 pacientes en 6 meses de duración y su primer paciente ha sido incluido por la doctora María Dolores Martín Arranz, del Servicio de Aparato Digestivo del Hospital Universitario La Paz de Madrid.

La doctora Martín Arranz afirma que, “gracias a este estudio y al conocimiento de las preferencias de los pacientes, que no siempre coinciden con lo que el médico cree que van a seleccionar y, relacionando éstas con distintas variables, puede ayudar a seleccionar mejor los fármacos que se van a utilizar en cada caso, para garantizar en mayor medida el adecuado seguimiento de los tratamientos”.

Asimismo, la doctora Martín Arranz explica que, “cuando los médicos nos planteamos las preferencias de los pacientes por determinados tipos de tratamientos, muchas veces descubrimos que nuestro punto de vista no es correcto, porque no tenemos en cuenta todas las variables que afectan al paciente (por ejemplo: “me siento enfermo si voy al hospital” o “me da miedo pincharme”), y que van a modificar su actitud. Los resultados de este estudio nos van a dar una información fidedigna sobre las perspectivas reales de los enfermos y las variables que los afectan, y que los especialistas podremos utilizar posteriormente para su mejor manejo”.

La implicación del paciente con enfermedad de Crohn
Gracias a un mejor acceso a la información que los pacientes tienen hoy en día a su alcance, éstos pueden obtener cada vez más datos sobre su enfermedad y acerca de los tratamientos que se les van a aplicar. Esto hace que, en palabras de la doctora Martín Arranz, “la decisión sobre el abordaje de su enfermedad sea en algunos casos consensuada, aunque la decisión última la tiene el médico, que recomienda qué puede ser lo mejor para el paciente en cada momento”.

Una de las opciones actuales disponibles para los pacientes con enfermedad de Crohn es el adalimumab, del que la doctora Martín Arranz afirma que, “ha cambiado la perspectiva de tratamiento de la enfermedad de Crohn, mejorando de forma muy importante la calidad de vida de nuestros pacientes, disminuyendo el número de brotes de la enfermedad con un uso cómodo por parte del paciente”.



COMPARTIR Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestBuffer this page