ESTÁS LEYENDO...

Una de cada cuatro mujeres posmenopáusica es obesa...

Una de cada cuatro mujeres posmenopáusica es obesa

Una de cada cuatro mujeres posmenopáusica es obesa
Una de cada cuatro mujeres posmenopáusicas es obesa. En este sentido, en cuanto a la relación entre obesidad y mujer, aunque se trata de un trastorno más prevalente en la mujer independientemente de la edad, “cuando llega la menopausia, los cambios hormonales y la disminución del metabolismo basal, asociado con la edad, favorece que la mujer aumente de peso, lo que también conlleva un aumento del riesgo de enfermedades cardiovasculares”, destaca el doctor Plácido Llaneza, miembro de la Junta Directiva de la Asociación Española para el Estudio de la Menopausia (AEEM) y ponente de la mesa que la AEEM celebra hoy sobre este y otros temas relacionados con la salud de la mujer en el marco del 31 Congreso Nacional de la Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia (SEGO), que se está celebrando en Sevilla.

Al mismo tiempo, el déficit de estrógenos que se produce en la mujer a partir de la menopausia contribuye a elevar las cifras del colesterol LDL, “colesterol malo”, y ayuda a disminuir los niveles colesterol HDL, “colesterol bueno”. “Y es que, los estrógenos suponen una ventaja, puesto que favorecen la actuación de enzimas antioxidantes, y ello las protege frente a diversas patologías. Pero con la llegada de la menopausia, se produce una caída brusca de esteroides sexuales con una mayor susceptibilidad de presentar patologías cardiovasculares y una afectación considerable en la calidad de vida”, explica el doctor Llaneza.

Consecuencias para la salud
Diversas patologías asociadas alteran la calidad de vida de las mujeres obesas y acortan su esperanza de vida. La hipertensión arterial, la resistencia a la insulina y las dislipemias son comunes en las mujeres posmenopáusicas con sobrepeso u obesidad y constituyen factores de riesgo de enfermedad cardiovascular.

La llegada de la menopausia y, con ella, el descenso de estrógenos y progesterona (hormonas femeninas por excelencia y responsables de muchas de las características de la mujer tanto a nivel sexual como cardiovascular, dermatológico, óseo, etc.), hace que aumenten los factores de riesgo para desarrollar este tipo de problemas de salud en las mujeres. “Esta  Salud , Farmacia , Psicología , Belleza, Medicamentoscircunstancia”, explica el doctor Llaneza, “motiva que la enfermedad cardiovascular se retrase unos años en la mujer con respecto al hombre debido a la protección hormonal de que goza la mujer hasta este período”.

Además, con la llegada del climaterio y debido a la obesidad, en las mujeres existe una mayor incidencia de diabetes mellitus e hipertensión arterial (HTA). Por tanto, el doctor Sánchez Borrego señala que, “la mujer debe ser consciente de que no puede descuidar su salud con la llegada del climaterio y es necesario que se implique a la hora de prevenir los factores de riesgo, como la obesidad, que conducen a las enfermedades cardiovasculares, así como a otras patologías más prevalentes con la menopausia”. Asimismo, añade el doctor Llaneza, “los especialistas estamos obligados a realizar un esfuerzo terapéutico a largo plazo para alcanzar una reducción de peso mantenida”.

Hábitos saludables
La alimentación es indudablemente uno de los pilares básicos para la prevención de la obesidad. Una buena dieta, equilibrada y completa consigue reducir su incidencia. “No existe ningún alimento absolutamente prohibido en estos casos, ni ninguno que haya que comer en exclusiva. Por el contrario, hay que hacer dieta variada, procurando reducir la ingesta de los alimentos ricos en calorías”, explica el doctor Plácido Llaneza.

Al mismo tiempo, dado que la menopausia se asocia con una reducción del gasto energético, debido a la disminución de la tasa metabólica y la actividad física, el ejercicio físico a una intensidad adecuada y mantenida en el tiempo es un factor clave. “Uno de los ejercicios más más recomendados sería caminar a paso ligero o la carrera suave”, explica el doctor Llaneza.

En definitiva, y ante el aumento de la esperanza de vida de población femenina en España, que se estima que en el año 2020 llegará a los 85,1 años y la búsqueda de una mejor calidad de vida en la mujer madura, el doctor Sánchez Borrego afirma que “los expertos en Ginecología nos planteamos en la actualidad la necesidad de elaborar un programa individual de revisiones, posibles tratamientos y hábitos de vida saludable para cada mujer y en colaboración con ella, una vez analizados los factores de riesgo y siempre teniendo en cuenta su calidad de vida”.

Asociación Española para el Estudio de la Menopausia
La Asociación Española para el Estudio de la Menopausia (AEEM) es una organización de profesionales, sin ánimo de lucro, destinada al Estudio del Climaterio. En la actualidad, la AEEM está formada por unos 1.000 socios de distintas especialidades como Ginecología, Reumatología, Endocrinología, Atención Primaria, Enfermería, etc. y surgió hace casi 20 años de la inquietud de una serie de médicos por el estudio de la menopausia.

El hecho de que el estudio del climaterio sea multidisciplinar conlleva que la Asociación Española para el Estudio de la Menopausia siga planteando la potenciación de sus grupos de trabajo, así como la creación de otros nuevos, y la colaboración con sociedades científicas de otras especialidades.





¿TE HA GUSTADO ESTE ARTÍCULO?