ESTÁS LEYENDO...

Una habitación recrea los síntomas de la hipertens...

Una habitación recrea los síntomas de la hipertensión arterial pulmonar

Una habitación recrea los síntomas de la hipertensión arterial pulmonar

Del 4 al 7 de octubre tendrá lugar la 61ª edición del Congreso Nacional de la Sociedad Española de Farmacia Hospitalaria (SEFH), el evento científico por excelencia en el marco de la Farmacia Hospitalaria en España. Los laboratorios Actelion, líderes en el campo de la Hipertensión Arterial Pulmonar, aprovechan este encuentro para acercar al colectivo farmacéutico la problemática real que sufre un paciente con HAP.

La habitación “Siente la Hipertensión Arterial Pulmonar” recrea una escenografía donde el farmacéutico podrá experimentar qué supone hacer las tareas más simples y cotidianas con la falta de oxígeno. Tareas como hacer la cama, planchar una camisa, barrer, pedalear en bici estática mientras se sopla por una cañita, todo pesará más de lo normal y realizar estas actividades resultará agotador, sintiendo de esta forma, algunos de los síntomas de una persona con HAP. A través de un pulsómetro y un oxímetro se comprueba el cambio en la presión y en la capacidad de oxígeno.

Para los pacientes con HAP, el tiempo es un factor importante y es vital que sean diagnosticados a tiempo y tratados en los centros de referencia, donde están los equipos multidisciplinares de especialistas en hipertensión arterial pulmonar. También es imprescindible el avance en la investigación de nuevas líneas que mejoren la calidad y cantidad de vida a los afectados por esta rara enfermedad, que viven con una disnea grave que se incrementa, incluso, cuando llevan a cabo las tareas más cotidianas.




Una enfermedad rara
La Hipertensión Arterial Pulmonar es un trastorno crónico y potencialmente mortal, una enfermedad rara que se caracteriza por una presión arterial anormalmente elevada en las arterias entre el corazón y los pulmones de las personas que la padecen. Los síntomas de la HAP no son específicos y pueden variar entre una leve dificultad para respirar y fatiga durante la actividad cotidiana normal hasta síntomas de insuficiencia cardíaca derecha y limitaciones graves en la capacidad de esfuerzo y finalmente una esperanza de vida reducida.





¿TE HA GUSTADO ESTE ARTÍCULO?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.