ESTÁS LEYENDO...

Una nanoterapia desarrollada por investigadores es...

Una nanoterapia desarrollada por investigadores españoles evita el rechazo a órganos trasplantados

Una nanoterapia desarrollada por investigadores españoles evita el rechazo a órganos trasplantados

Una nanoterapia dirigida hacia las células del sistema inmune innato, diseñada por investigadores del Instituto de Salud Carlos III (ISCIII), permite la aceptación indefinida de órganos trasplantados, eliminando la necesidad del uso de fármacos inmunosupresivos de por vida. El resultado de este estudio, liderado por el grupo de Inmunología del ISCIII dirigido por Jordi Cano Ochando y publicado en Immunity, supone un gran avance en el tratamiento de los pacientes trasplantados.

“En la actualidad no existen tratamientos in vivo dirigidos hacia las células mieloides, responsables del inicio del rechazo del trasplante”, destaca Jordi Ochando, Científico Titular perteneciente al Centro Nacional de Microbiología del Instituto de Salud Carlos III y responsable principal del trabajo.

El diseño específico de estas nanopartículas convierte a los precursores mieloides de la medula ósea en una de sus principales dianas. “Debido a la capacidad de estas nanoparticulas lipídicas de penetrar en la medula ósea y de liberar agentes inmunoreguladores en precursores de células mieloides, sus efectos terapéuticos perduran en el tiempo, evitando el uso continuo de estos fármacos como ocurre hoy en día en la clínica”, detalla Ochando. “La inmunidad entrenada es la capacidad de las células inmunes innatas para actuar con cierta memoria inmunológica de manera que, bajo ciertos estímulos que se producen durante el trasplante de órganos, las células mieloides entrenadas son capaces de inducir el rechazo del trasplante”, explica Patricia Conde coautora del trabajo.

“Con solo tres dosis de nanoparticulas durante la primera semana del trasplante logramos que la mayoría de los ratones aceptaran el órgano trasplantado a largo plazo” indica Ochando.Los investigadores confían en que el recorrido para trasladar estos experimentos a humanos sea relativamente corto, dado que las nanoparticulas que se emplearon en este estudio están formadas por fármacos que se administran rutinariamente en la clínica.

Los autores añaden que el impacto de este estudio trasciende al campo de trasplante de órganos, ya que “la prevención de la inmunidad entrenada es un enfoque terapéutico novedoso que puede ser aplicado para tratar la activación inmunitaria excesiva durante trastornos autoinmunes, afecciones inflamatorias crónicas, y alergias, explica Jordi Ochando.





¿TE HA GUSTADO ESTE ARTÍCULO?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.