ESTÁS LEYENDO...

Una primavera con buen tono.

Una primavera con buen tono.

Aunque al tratarse de un trastorno ocasional y leve no existen datos concretos respecto a su incidencia real, con la llegada del buen tiempo son muchas -cada vez más- las personas que experimentan un estado de ánimo bajo que puede desembocar en una depresión. Superarlo no es difícil.

La depresión primaveral supone una bajada del estado de ánimo temporal cuyos síntomas son el cansancio o la fatiga continua y una intensa apatía: la persona afectada no tiene ninguna gana de realizar actividades, ni siquiera aquellas más cotidianas como dar un paseo, ver a los amigos, salir de compras… Esta disminución de la actividad general provoca una alteración significativa del estado de ánimo, explica Laura García Agustín, psicóloga clínica y directora del centro Clavesalud, de Madrid.

Entre las causas de este trastorno, que la mayoría de las veces es de carácter leve y pasajero, se encuentra la repercusión que las variaciones climáticas y horarias tienen a nivel cerebral: mientras algunas personas asimilan estos cambios con facilidad y rapidez, otras sufren un proceso de adaptación más lento, que puede convertirse en un estado depresivo. Otros factores que pueden desencadenar esta situación son el estrés, padecer un problema emocional o psicológico previo, un desequilibrio hormonal o una dieta deficitaria.

Frente a la apatía, mucho movimiento

Aunque lo que más apetezca en estos momentos sea quedarse tumbado en el sofá, hay que hacer justo lo contrario. Es muy importante realizar las tareas cotidianas con una actitud mental positiva, aunque cueste, ya que no hay mejor potenciador del estado de ánimo positivo que la práctica continuada, recomienda la psicóloga. También es aconsejable incrementar la actividad física, intentando realizarla de forma regular y, a ser posible, al aire libre. Las “gimnasias suaves”, como el yoga y el tai chi, son muy efectivas.

Plan de acción contra el bajón

Revisar los hábitos: Hay que realizar los ajustes necesarios para incrementar el bienestar: aumentar el consumo de frutas frescas para asegurar el nivel de vitaminas; cuidar los periodos de reposo; suprimir el consumo de sustancias excitantes; hacer periodos de descanso de 5-10 minutos cada hora…

Propiciar los estímulos positivos: Según García Agustín, hay que  realizar actividades gratificantes que permitan distraerse y pasarlo bien. Someterse a experiencias que aporten una satisfacción personal y reservar un tiempo para mimarse ayuda a superar este estado.

Exponerse a la luz solar: Investigaciones del Instituto norteamericano de Salud Mental han demostrado que exponerse a la luz del amanecer propicia que el reloj interno sincronice el estado de ánimo con el medio ambiente, haciendo más fácil la adaptación. Una buena opción es dormir con las cortinas abiertas.

Renovarse por dentro y por fuera: Una terapia muy efectiva es  aprovechar el cambio de estación para replantearse los objetivos e iniciar, por ejemplo, un plan de adelgazamiento, dejar de fumar, etc. Tener metas y proyectos es uno de los mejores estímulos para abandonar el desánimo.

Vigilar los síntomas: Este estado de ánimo suele remitir a los pocos días sin tratamiento médico, pero, tal y como advierte la psicóloga, “si la intensidad, la frecuencia y la duración de los episodios es cada vez mayor e interfiere en las tareas y actividades cotidianas, o si la sensación  de cansancio se prolonga durante mucho tiempo, hay que ir al especialista, ya que puede ser indicativo de patologías como la fatiga crónica.

El cambio de hora: así nos afecta

El adelanto de la hora puede producir cansancio, somnolencia, depresión y mal humor. La razón está en los ritmos circadianos, alterados por este cambio, que controlan la actividad sueño-vigilia. Para aliviar el desfase, hay que evitar las siestas diurnas; llevar una rutina regular para levantarse y acostarse y ajustar el reloj: cuanto antes se siga el nuevo horario más rápida será la adaptación biológica.



COMPARTIR Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestBuffer this page