ESTÁS LEYENDO...

Uno de cada cien niños padece algún tipo de arritm...

Uno de cada cien niños padece algún tipo de arritmia, aunque muy pocos acabarán tratándose

Uno de cada cien niños padece algún tipo de arritmia, aunque muy pocos acabarán tratándose
La Sociedad Española de Cardiología (SEC) ha querido destacar, durante la X Reunión de la Sección de Electrofisiología y Arritmias, que no sólo los adultos padecen de arritmias, sino que uno de cada cien niños tendrá algún tipo de arritmia antes de los diez años de vida; aunque sólo serán 300 casos graves al año, los que requieran tratamiento.

 
Uno de los factores que puede provocar el padecimiento de arritmias en niños son las cardiopatías congénitas, patología que afecta a ocho de cada mil niños nacidos vivos. La posibilidad de padecer una arritmia es consecuencia tanto de la propia cardiopatía, debido a las malformaciones del corazón; como a su propia cura, ya que la cirugía deja unas cicatrices alrededor del corazón que favorecen las arritmias.

En muchos casos, es el propio niño el que nota que su corazón se le acelera; pero en otros, el niño no es consciente de que su corazón late a un ritmo anormal. Será en estos casos en los que síntomas como un crecimiento retrasado, la falta de atención en el colegio, los desmayos o un cansancio prematuro durante la práctica del deporte; informarán a los padres sobre un posible padecimiento de arritmia.

En el momento en que se sospeche de una alteración anormal del ritmo cardíaco, es recomendable acudir al pediatra o al cardiólogo. Visitas periódicas al pediatra para que se le tome el pulso y revisiones regulares en el colegio, son otras medidas que se deberán tomar para detectar posibles arritmias.

“Es importante que, una vez se ha detectado que un niño padece una arritmia, se le trate como a un niño y no como a un adulto en miniatura, ya que tanto la fisiología de la enfermedad como su tratamiento son muy distintos en niños que en adultos. Por esta razón es importante que deriven a estos pacientes a los centros especializados que existen en España” recuerda la doctora Georgia Sarquella-Brugada, miembro de la SEC y adjunto del Servicio de Cardiología del Hospital San Juan de Dios de Barcelona

“El tratar a un niño en un centro especializado mejora la calidad de su tratamiento, ya que en el caso de que sea necesaria una ablación por radiofrecuencia, la podremos realizar en el mismo momento y no deberemos medicar al niño durante unos años hasta que éste crezca lo suficiente como para tratar su corazón como al de un adulto” ha afirmado la doctora.

España cuenta con dos centros especializados en arritmias pediátricas, el del Hospital San Juan de Dios de Barcelona y el del Hospital de la Paz de Madrid. Cada uno de estos centros atiende diversos casos de arritmia pediátrica a la semana, lo que les ha convertido en centros de referencia en nuestro país.

Tras diez ediciones, éste ha sido el primer año que las arritmias pediátricas han formado parte del programa de la reunión de la Sección de Electrofisiología y Arritmias de la SEC. En esta ocasión, Sevilla ha sido la ciudad que ha acogido a más de 800 especialistas durante los últimos tres días para tratar temas tan interesantes como  la crioablación, la muerte súbita en deportistas o la reciente aparición de nuevos fármacos anticoagulantes.

“Estamos muy contentos con la acogida que ha tenido la reunión este año, no sólo por la espléndida asistencia de cardiólogos internacionales, sino también por la importancia de los temas presentados” ha afirmado el Doctor Ignacio Fernández Lozano, presidente de la Sección de Electrofisiología y Arritmias de la SEC.





¿TE HA GUSTADO ESTE ARTÍCULO?