ESTÁS LEYENDO...

Uno de cada tres españoles sufre dolor a diario

Uno de cada tres españoles sufre dolor a diario

Según el Barómetro del Dolor, estudio promovido por Voltadol que analiza el impacto del dolor en la población, el 93 por ciento de los españoles ha sufrido algún tipo de dolor en los últimos 12 meses, tres puntos por encima de la media global (90%). De hecho, el 34 por ciento de los españoles reconoce experimentar a diario algún tipo de dolor, mientras que el 29 por cierto afirma sufrirlo semanalmente.

La encuesta, que se ha elaborado a nivel global con datos de más de 24.000 personas de 24 países diferentes, demuestra que, en España, el dolor corporal es el más común, por encima del dolor de cabeza. En este sentido, los datos desvelan que España es el cuarto país de los participantes en el estudio con más incidencia del dolor corporal (71%) frente al de cabeza (29%), solo superados por Portugal, Canadá y Australia. En lo que respecta al dolor corporal, el estudio muestra que el más común entre los españoles es el dolor de espalda (95%), seguido del de lumbares (91%) y cervical (89%).

“Los datos del Barómetro vuelven a poner de manifiesto que el dolor está mucho más presente en nuestra vida cotidiana de lo que pensamos. Desde el área de tratamiento del dolor de GSK, donde contamos con marcas líderes como Voltadol, creemos que el paso inicial es conocer todas las facetas del dolor y como la población se enfrenta a él. Solo de esa forma podremos hacer que la innovación científica contribuya a tratar y aliviar a las personas que lo sufren dolor de forma habitual”, afirma Helen Tomlinson, Directora General de GSK Consumer Healthcare Iberia.

A la hora de aliviar el dolor, un 24 por ciento declara no hacer nada y simplemente esperar a que el dolor remita, mientras que un 47 por ciento afirma aplicarse un tratamiento en crema o gel, como Voltadol, para hacer que el dolor se pase lo antes posible. En este sentido, sigue habiendo una alta tendencia a no tratar el dolor de manera adecuada ni a tiempo, lo que puede conllevar retraso en el proceso de recuperación, derivando en un malestar mayor que podría haberse evitado.

Nueve de cada diez españoles confiesa que el dolor afecta a su bienestar general

Si bien es cierto que cada país convive con el dolor de una manera distinta, todos coinciden en las consecuencias que tiene en la calidad de vida. Más allá del propio impacto físico que el dolor provoca, el 88 por ciento de los españoles considera que el dolor afecta a su bienestar general. En este sentido, los españoles consideran que el dolor causa un impacto negativo en su vida cotidiana, tanto a nivel social (75%), familiar (69%) o amorosa (65%), afectando no sólo a sus vidas, si no también a los que les rodean (48%). Además, según la encuesta, el dolor también afecta al sueño de los españoles (57%).

“En las consultas de fisioterapia tenemos dos perfiles claramente definidos. Aquellos individuos con una vida sedentaria, que presentan malos hábitos posturales y cargan pesos de manera inadecuada. Por otro lado, aquellos más activos, pero que realizan actividades físicas mal ejecutadas, sin un plan de entrenamiento definido ni calentamientos o estiramientos asociados. En ambos casos, la población sufre dolores músculo-esqueléticos que debe solucionar a la mayor brevedad posible para que las lesiones no aumenten y/o no se repitan”, asegura la fisioterapeuta Cristina García García.





¿TE HA GUSTADO ESTE ARTÍCULO?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.