ESTÁS LEYENDO...

Uno de cuatro médicos percibe que se dejan de toma...

Uno de cuatro médicos percibe que se dejan de tomar fármacos por motivos económicos

Medidas legislativas sobre la financiación de fármacos aprobadas en los últimos años podrían estar cambiando el modo en que los españoles consumen medicamentos. Ese impacto podría concretarse en pacientes que reducen las tomas o que incluso abandonan la medicación. Así lo advierte la Sociedad Española de Medicina de Familia y Comunitaria (semFYC), cuyo Grupo de Trabajo de Utilización de Fármacos ha realizado una encuesta realizada el año pasado sobre este asunto a 1.655 médicos de familia. Entre los datos que arroja el informe destaca que uno de cada cuatro facultativos percibe que tiene algún paciente que está dejando de tomar un fármaco por motivos económicos.

“Si se pregunta directamente a los ciudadanos, es complicado que admitan que han abandonado un fármaco por ahorrar. Nuestra encuesta es a profesionales pero igualmente válida para saber que hay algunas percepciones alarmantes y que es preciso actuar y adoptar medidas; está en juego la salud de la población”, ha asegurado el doctor Josep Basora, presidente de semFYC en el arranque del XXXIV Congreso Nacional de esta sociedad científica en Maspalomas (Gran Canaria, 12-14 de junio).

Según los profesionales consultados, entre los grupos de fármacos en los que se ha resentido su uso o bien se ha abandonado destacan los hipotensores (11,2%), hipolipemiantes (9,2%) o antidiabéticos (6,1%). El doctor Basora recuerda que estos medicamentos están indicados en pacientes que tienen factores de riesgo cardiovascular y en los que es preciso hacer un buen cumplimiento. “De lo contrario, estarán aumentando el riesgo de tener complicaciones graves como un infarto de miocardio o un ictus”, añade el presidente de semFYC.

Otros grupos de medicamentos cuyo consumo se ha podido resentir en los últimos años son los indicados en pacientes con EPOC, asma, broncopatía crónica (2,7%) y laxantes (2%). No son los únicos. También citan los antibióticos, antidepresivos, antiagregantes plaquetarios o antipsicóticos.

Desfinanciación
Hace casi dos años el Gobierno aprobó un Real Decreto Ley de Medidas de Sostenibilidad del Sistema Sanitario, que supuso la desfinanciación de 456 medicamentos que incluyen protectores gástricos o antigripales. Sobre esta medida, que llegó poco después de que se obligara por primera vez a los pensionistas a pagar por sus fármacos, los médicos no muestran unanimidad. Están de acuerdo con ella el 57% y en desacuerdo un 38%.

No obstante, hasta un 77% de los profesionales consultados cree que hay algunos grupos de fármacos que deberían seguir siendo financiados y mencionan en primer lugar a los laxantes (50,9%), seguidos de los mucolíticos (30,5%) y los antiácidos (20%).

Las percepciones que recoge la encuesta coinciden, según el doctor Basora, con la posición contraria de semFYC al copago como medida de ahorro. Los resultados apuntan a que el copago reduce el consumo adecuado de medicamentos afectando al cumplimiento terapéutico con el impacto que esto último tiene sobre la salud de la población. “Creemos que ésta no es ni la mejor ni la única solución. Se pueden incrementar los ingresos implantando otras fórmulas, por ejemplo con impuestos indirectos sobre el tabaco o el alcohol, cuyo consumo está relacionado directamente con la pérdida de salud”, asegura el doctor Basora.

No son éstas las únicas propuestas en las que trabaja semFYC. “Se puede asimismo operar sobre la oferta que hace el sistema, suprimiendo lo que no aporta nada al servicio sanitario, reduciendo la variabilidad y las tecnologías de pobre o nula coste-efectividad o mejorando la coordinación e integración de servicios. Se puede hacer más en el ámbito de la desfinanciación de fármacos de baja utilidad terapéutica o trabajando la homogeneización de envases para cada principio activo”.

Preguntando a la población
En el Congreso que hoy empieza se presenta también una encuesta*, ésta realizada la población que pasa por el centro de salud. Se preguntó por las medidas de recorte y copago en farmacia; concretamente se consultó a 265 pacientes, con una edad media de 51 años. El 40% de ellos era activo laboralmente y un 25% de ellos estaba desempleado y de éstos el 78% no recibía prestación económica alguna. Los resultados de la encuesta revelan que prácticamente todos (94,7%) conocen las medidas implantadas por el Gobierno. El 52% de los que estaban en activo aseguró que dichas medidas les parecían innecesarias. Un 86% opinó que influyen negativamente en la salud. No obstante e independientemente de su situación laboral, el 85% comentó no haber disminuido el consumo de fármacos.

Recortes en Atención Primaria
Desde hace dos años, la semFYC viene alertando de los recortes que a distintos niveles viene experimentando la Atención Primaria, la puerta de entrada al sistema nacional sanitario, el nivel asistencial en el que se resuelven la mayoría de problemas de salud de la población. “No apreciamos cambios significativos desde el último Informe sobre los Recortes en los Servicios Sanitarios de las Comunidades Autónomas, que con fecha de junio del año pasado, reflejaba el impacto sorbe medios y personal. Todo ello va en contra de la capacidad resolutiva que debe tener la primaria. Son además recortes que entran en contradicción con la Estrategia para el abordaje del paciente crónico. Así vemos que muchos problemas de salud que deberían ser resueltos en el centro de salud acaban en el hospital, con el consiguiente incremento del gasto”, denuncia el presidente de semFYC.

Gestión clínica
Otro contenido protagonista del programa científico del Congreso es la capacidad gestora del médico de familia. La crisis económica actual obliga a realizar cambios, a ser más eficientes y a acercar el modelo de provisión de AP al formato europeo. En este contexto, la autonomía y, especialmente, la autogestión a través de empresas profesionales, son ya un modelo consolidado en algunos países. Desde semFYC, hay una apuesta clara por un sistema público de salud, una organización más eficiente, y con mejores resultados de satisfacción de pacientes y profesionales. Y entre las claves del éxito para llegar a esto se incluyen la creación de verdaderos equipos con autonomía, el asumir riesgos de la gestión, pero principalmente por los valores del profesionalismo aplicados a la gestión. Así lo explica el doctor Txema Coll, presidente de la Sociedad Balear de Medicina Familiar y Comunitaria (IBAMFIC) y coordinador del grupo de trabajo del Documento Autonomía de Gestión de la semFYC. “Nuestra propuesta es desarrollar un modelo donde la participación e implicación del profesional en la gestión sea cada vez más progresiva y generalizada. Más que apostar por un modelo en sí, se propone que la autonomía de gestión sea un ‘status’ permanente en la gestión de los centros de salud”, añade.

Aunque actualmente no es un modelo generalizado ni consolidado, existen algunas experiencias desarrolladas en nuestro país con un mayor o menor grado de autonomía. En Cataluña, las entidades de base asociativa llevan una trayectoria de más de 15 años y, de momento, se han mantenido si bien apenas se han creado nuevos centros con este modelo de gestión. En Asturias y Andalucía se están desarrollando las Unidades de Gestión Clínica que pueden ser un buen ejemplo para todo el SNS, y donde los profesionales disponen de una mayor autonomía organizativa. Fuera de España, Reino Unido ha sido y es un referente en esta materia al disponer de un presupuesto propio para su gestión y para la compra de servicios hospitalarios. En Portugal se inició hace unos años la nueva reforma de la AP creándose unidades de salud con unos buenos resultados y dotadas de una mayor capacidad de autogestión.

En relación a las ventajas de este modelo, el doctor Coll menciona “la buena eficiencia, una mayor satisfacción e implicación del profesional en la gestión, una mejor flexibilidad organizativa y accesibilidad a las pruebas diagnósticas, la disminución de los tiempos de espera al especialista y, en general, más satisfacción del paciente”.



COMPARTIR Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestBuffer this page


Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *