ESTÁS LEYENDO...

USO DE LOS ANTIBIÓTICOS, por Ángel Sanz Granda

USO DE LOS ANTIBIÓTICOS, por Ángel Sanz Granda

He oído con frecuencia que no debemos tomar antibióticos para la gripe. Sin embargo, en muchas ocasiones el médico los receta cuando tengo gripe. Entonces ¿se pueden o no tomar? LUCÍA A. (TALAVERA R., TOLEDO).


 


 

La gripe es una enfermedad infecciosa producida por el virus de la gripe, que se propaga con gran fuerza en cierto período del año, coincidiendo con el frío. Cuando una persona se ha contagiado, ésta padece fiebre, que suele ser alta, dolor de cabeza, tos seca con dolor de garganta, congestión nasal y un malestar generalizado, que puede acompañarse en ocasiones de náuseas, vómitos e incluso diarrea. El virus de la gripe, como cualquier virus, no es afectado por los antibióticos. Por ese motivo se insiste siempre que nadie se trate por su cuenta con antibióticos frente a la gripe.


 

No es un proceso grave. Ahora bien, si la persona está debilitada, como puede ocurrir en personas mayores o adultos con ciertas enfermedades respiratorias, cardíacas, etc., la gripe se puede complicar con problemas respiratorios que sí pueden presentar gravedad si no se tratan rápidamente. Sólo en esos casos, el médico recetará antibióticos. Pero sólo para las complicaciones. Nunca para la gripe.


 

Debido a que es una enfermedad vírica, los antibióticos no tienen ninguna acción terapéutica. Éstos sólo son útiles para infecciones por bacterias, como por ejemplo, las que producen las complicaciones respiratorias de la gripe. Sólo en ese caso es cuando tu médico te recetará antibióticos, pero no para curar la gripe sino para tratar la complicación producida. Si lo tomas sin que el médico te lo recetara, estarás favoreciendo la aparición de resistencias. Así, cuando ese antibiótico sea necesario, es posible que no funcione plenamente.


 

Recuerde, los antibióticos:


 

– NO curan la gripe

– NO ayudan a que la gripe desaparezca antes

– NO previenen el contagio de otras personas


 

Además, su uso indebido:


 

– SÍ puede perjudicar porque favorece las resistencias a antibióticos

– SÍ podrían favorecer las complicaciones por bacterias

– SÍ debe desaconsejarse siempre



COMPARTIR Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestBuffer this page