ESTÁS LEYENDO...

El uso de drogas durante las relaciones sexuales o...

El uso de drogas durante las relaciones sexuales o chemsex aumenta el riesgo de transmisión de enfermedades sexuales

El uso de drogas durante las relaciones sexuales o chemsex aumenta el riesgo de transmisión de enfermedades sexuales

GeSIDA, Grupo de Estudios del SIDA de la SEIMC, ha presentado hoy los resultados preliminares del U-SEX Study, la primera investigación hospitalaria multicéntrica que se realiza en España para evaluar la magnitud del fenómeno del chemsex entre los pacientes VIH que pertenecen al colectivo de Hombres que practican Sexo con otros Hombres. Dichos resultados reflejan que más de una tercera parte de la muestra analizada ha consumido drogas durante las relaciones sexuales en el último año.

Se conoce por chemsex al uso de drogas psicoactivas durante las relaciones sexuales en hombres que tienen sexo con otros hombres (HSH). Las sustancias relacionadas con esta práctica suelen ser estimulantes como mefadrona o metanfetamina y desinhibidoras como GHB o Ketamina. Esta práctica puede favorecer conductas sexuales de riesgo con la posibilidad de contagio de infecciones como el VIH o la hepatitis C, así como otras infecciones de transmisión sexual. Hasta la fecha, no se conoce la magnitud del fenómeno de chemsex ni sus consecuencias en nuestro país.

El U-SEX Study GeSIDA es la primera aproximación a este fenómeno y su objetivo es evaluar la dimensión del problema y los factores asociados entre los HSH infectados por VIH atendidos en la Comunidad de Madrid. Realizado en 22 hospitales madrileños con la participación de 40 investigadores, el estudio está coordinado por Pablo Ryan, infectólogo del hospital Infanta Leonor, Alicia González, investigadora del Hospital La Paz y psicóloga de Apoyo Positivo, y Helen Dolengevich, psiquiatra del Hospital de Henares. Los datos preliminares de este estudio han sido presentados en el VIII Congreso Nacional de GeSIDA, la principal reunión científica sobre VIH en España, que se está celebrando en San Sebastián hasta el próximo viernes.

Dichos resultados preliminares arrojan datos relativos a una muestra de 511 pacientes VIH pertenecientes al colectivo de HSH (Hombres que practican Sexo con otros Hombres). El perfil fue el de hombre nacido en España (el 74% de los casos), con una edad media de 39 años, con estudios universitarios (en más del 60% de los casos), con un empleo estable (en más del 65%) e ingresos superiores a más de 1000 euros (en el 70% de los casos). El 19% refirió haber tenido más de 20 relaciones con parejas distintas y el 30% haber utilizado preservativo en menos del 50% de sus encuentros sexuales. El 70% de la muestra reconoció haber consumido drogas alguna vez en la vida y, de ellos, más de la mitad (54%) refirió haber utilizado drogas durante las relaciones sexuales (chemsex) en el último año.

Más de la mitad (62%) de los pacientes presentaron alguna enfermedad de transmisión sexual. La más frecuente fue sífilis (64%), habiendo tenido el 43% de ellos más de un episodio, seguida de gonorrea (29% de los casos), hepatitis B (18% de los casos) y hepatitis C (10%, con más de un episodio en el 8% de ellos). La hepatitis C se asociaba con prácticas sexuales de riesgo, sexo anal desprotegido y a slamming o slamsex (utilización de estas drogas por vía parenteral)

Actualmente, el estudio cuenta con más de 600 encuestas respondidas y aunque los datos presentados en el Congreso son preliminares, los resultados obtenidos reflejan que el uso de drogas recreativas durante el sexo fue frecuente entre los HSH infectados por VIH encuestados, pudiendo tener estas conductas consecuencias sobre la salud. Análisis posteriores pretenden ampliar la muestra y explorar si la prevalencia de consumo encontrada en los pacientes que responden la encuesta son o no generalizables al total de HSH infectados por VIH atendidos en nuestro país.

Otros estudios sobre chemsex

No será en todo caso la única investigación sobre este fenómeno que se dará a conocer en el transcurso este encuentro. Otros dos estudios sobre chemsex serán presentados en el VIII Congreso Nacional de GeSIDA, ambos realizados por la Asociación Madrid Positivo a partir de una encuesta realizada a 672 varones como parte de un screening de VIH durante los días del Orgullo Gay de Madrid 2016. Estos estudios arrojan una fuerte correlación entre enfermedades de transmisión sexual, utilización de drogas recreativas durante el sexo y conductas sexuales de riesgo.

El 60% de la muestra eran hombres que tienen sexo con hombres (HSH), el 30% eran heterosexuales y el 10% bisexuales; la mediana de edad fue 32 años. En los últimos 6 meses, el 76% tuvo relaciones sexuales con más de una persona y 22% con más de 10 personas. El 57% declaró haber consumido droga alguna vez en el último año. En este grupo, las drogas recreativas más frecuentemente usadas en el último año fueron cannabis (39%), poppers (37%) y cocaína (31%). El policonsumo, las conductas sexuales de riesgo, diagnósticos de ITS recientes, el sexo no protegido y las consecuencias negativas sobre el sistema nervioso central fueron más frecuentes en los usuarios de estas drogas. El Chemsex fue más frecuente en HSH (12%). En varones VIH negativos, los HSH tienen más conductas sexuales de riesgo, utilizan drogas recreativas para el sexo con más frecuencia y presentan más ITS que aquellos que se declararon heterosexuales. Ambos grupos parecen consumir distinto tipo de drogas. Los varones heterosexuales consumen con más frecuencia cannabis, LSD (ácidos) y alcohol; y los HSH por el contrario GHB, mefedrona y poppers.





¿TE HA GUSTADO ESTE ARTÍCULO?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.