ESTÁS LEYENDO...

Vacuna frente a la meningitis B, un beneficio a cu...

Vacuna frente a la meningitis B, un beneficio a cualquier edad

Bexsero, vacuna frente a la meningitis B, puede administrarse a cualquier edad a partir de los dos meses

“La mejor estrategia de prevención para la Enfermedad Meningócocica Invasiva (EMI) es la inmunización activa con las vacunas actuales. El objetivo de prevenir esta enfermedad no se justifica por frecuencia, sino más bien por la morbilidad y mortalidad asociada a la misma; y hoy en día contamos con vacunas efectivas y seguras para todos los serogrupos patógenos importantes”. Así lo ha indicado el doctor Walter Alfredo Goycochea Valdivia, pediatra del Servicio de Infectología, Reumatología e Inmunlogía Pediátrica del Hospital Universitario Virgen del Rocío de Sevilla, durante el simposio “Contribuyendo a la prevención de la enfermedad meningocócica invasiva”, ha sido organizado por GSK en el marco del IX Congreso de las Sociedad Española de Infectología Pediátrica (SEIP).

La vacuna meningocócica frente al serogrupo C, forma parte del calendario sistemático de inmunizaciones en España “habiendo reducido notoriamente la tasa de EMI, hasta en un 88% desde su introducción”. La vacunación frente a meningoco C genera pocas dudas por parte de los padres, sin embargo, la vacuna frente al meningococo B surge más incertidumbre, “debido probablemente a la falta de familiarización con la vacuna”, detalla el Dr. Goycochea.

“Los padres suelen preguntar sobre la necesidad de la vacunación, los grupos de edad que deben vacunarse, la efectividad de la misma, la duración de la inmunidad y el perfil de seguridad, entre otras”, ha señalado. En este sentido, los pediatras destacan que la prevención más efectiva es la vacunación, y recomiendan a los padres la vacuna frente al meningococo B. Así, “la vacuna Bexsero puede administrarse a cualquier edad a partir de los dos meses, y el número de dosis a administrar será de 4, 3 o 2 dosis dependiendo de la edad a la que se inicie la vacunación”, ha concluido.

 

Por su parte el doctor José T. Ramos Amador, jefe del Servicio de Pediatría y profesor Titular de Pediatría UCM en el Hospital Clínico San Carlos de Madrid, ha explicado que el grupo de mayor riesgo son los menores de un año de edad, de ahí que haya una mayor necesidad de vacunar a los niños pequeños, debido a la  mayor incidencia y gravedad que tiene la enfermedad en esa franja de edad.  Por su parte el Dr. Goycochea Valdivia señala que “el objetivo de prevenir esta enfermedad no se justifica por frecuencia, sino más bien por la morbilidad y mortalidad asociada a la misma; y hoy en día contamos con vacunas efectivas y seguras para todos los serogrupos patógenos importantes”.

Vacunación en adolescentes

“Estamos más concienciados en general con la vacunación de los niños que con la de los adolescentes, probablemente es debido a que en el caso de los lactantes las visitas regulares al pediatra están más protocolizadas en control de niño sano, mientras que en adolescentes se suele llevar un inferior control y las familias suelen tener una menor percepción del riesgo de la enfermedad”, ha explicado el Dr. Ramos Amador. Aunque la incidencia de la enfermedad menincocócica en adolescentes es menor en nuestro país, el curso de la misma puede ser igualmente muy grave, por lo que es necesario vacunar también a este grupo de edad tanto con la vacuna tetravalente como con la del meningococo B. Además, y “dado que la mayor prevalencia de portadores se observa en adolescentes, puede existir un impacto importante de vacuna tetravalente en estado de portador, lo que puede ofrecer inmunidad de grupo con protección adicional para el lactante”, ha concluido el Dr. Ramos.

 





¿TE HA GUSTADO ESTE ARTÍCULO?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.