ESTÁS LEYENDO...

Recuerdan la importancia de vacunar frente a la gr...

Recuerdan la importancia de vacunar frente a la gripe a todos los niños con factores de riesgo

El Comité Asesor de Vacunas de la Asociación Española de Pediatría (CAV-AEP) ha publicado sus recomendaciones de vacunación frente a la gripe estacional en la infancia y la adolescencia para la campaña 2014-2015, que desde hoy se pueden consultar en la página web de la AEP (www.aeped.es).

En esta ocasión, el Comité Asesor de Vacunas ha incidido en la importancia de vacunar tanto a los niños a partir de los 6 meses de edad como a los adolescentes que se hallen en determinadas situaciones de riesgo o tengan patologías de base. “La detección de este grupo de población y poderle brindar las recomendaciones sobre la vacuna requiere la colaboración de todos los profesionales sanitarios, ya sean de atención primaria o de
especializada”, ha explicado el doctor David
Moreno, coordinador del Comité Asesor de
Vacunas de la AEP. Además de este grupo, es
necesaria la vacunación de las personas que
están en contacto con esta población de riesgo.

Este año también se ha recordado que la vacunación de las mujeres embarazadas frente al virus de la gripe ha demostrado ser un arma efectiva para reducir la enfermedad y sus complicaciones tanto en estas mujeres como en sus futuros hijos en sus primeros meses de vida. El paso trasplacentario de anticuerpos frente a la gripe inducido por la vacuna protege al recién nacido. Diversos estudios han demostrado que la vacunación de las mujeres embarazadas reduce al menos a la mitad las hospitalizaciones por gripe de sus hijos durante los primeros seis meses de vida, que es cuando el recién nacido no puede vacunarse.

En cualquier caso, el CAV-AEP recuerda que la vacuna frente a la gripe se puede extender a los niños mayores de 6 meses sanos y no incluidos en los grupos de riesgo anteriormente mencionados. “Esta actitud preventiva proporciona al niño o adolescente vacunado una protección individual directa, además de favorecer una protección familiar y comunitaria indirectas, puesto que los niños son la fuente principal de propagación del virus de la gripe en la comunidad. Además, las mayores tasas de incidencia se registran en la población menor de 15 años y la tasa media de hospitalización en menores de 5 años es de alrededor de 1 por 1.000 niños sanos”, ha señalado el doctor Moreno.

Las vacunas que vienen
La extensión de la vacunación de los niños con enfermedades de riesgo a los sanos “se replanteará en un futuro relativamente cercano, a causa de la llegada de nuevas vacunas y de datos favorables procedentes de nuevos estudios y datos, tanto de ensayos clínicos como de países con vacunación universal en niños”, según el doctor Moreno.

Entre los nuevos preparados figuran la vacuna atenuada intranasal, que presenta mejores datos de eficacia que las inactivadas en niños y una administración más cómoda que la intramuscular. También destacan las vacunas inactivadas desarrolladas en cultivo celular y las tetravalentes (con dos cepas A y dos cepas B). Estas nuevas vacunas, que ya se están empleando en niños y adultos en algunos países de nuestro entorno (Alemania, el Reino Unido y Francia), han demostrado su coste-efectividad en estudios de farmacoeconomía a favor de la inclusión de estas vacunas en los calendarios.

Mayor implicación de los profesionales
Una gran parte de la población, también entre los grupos de riesgo, continúa sin recibir la vacunación anual. Por eso es necesaria una mayor implicación de los profesionales de la salud, las autoridades sanitarias y todos los agentes sociales, para transmitir a la población, especialmente a los padres de niños y adolescentes pertenecientes a los grupos de riesgo, las recomendaciones de vacunación frente a la gripe estacional.

En este sentido, los profesionales sanitarios deben ser un ejemplo en el seguimiento de las recomendaciones de vacunación frente a la gripe. Los pediatras han demostrado una especial sensibilidad a este respecto, siendo uno de los colectivos sanitarios más proactivos con la vacunación antigripal, como lo demuestra el hecho de que, para la campaña antigripal 2012-2013, el 79% admitió haberse vacunado o tener intención franca de hacerlo.





Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *