ESTÁS LEYENDO...

Vacunación, intervención de salud más efectiva tra...

Vacunación, intervención de salud más efectiva tras la potabilización del agua

 

La vacunación salva millones de vidas en todo el mundo, y es reconocida como la intervención de salud más efectiva tras la potabilización del agua y que da mejores resultados. Cada año, las vacunas que se administran, en su mayoría a personas sanas, previenen enfermedades infecciosas y de 2 a 3 millones de muertes anuales. De cara a la Semana Mundial de la Vacunación y al Día Mundial de la Meningitis que se celebran la próxima semana, GSK ha organizado el encuentro “La cara visible de la prevención”, cuyo objetivo es destacar la importancia de la vacunación, así como abordar de forma integral la información sobre vacunas.

Las vacunas son productos biológicos complejos, desarrollados a partir de microorganismos vivos, siendo su proceso de fabricación mucho más complicado que la síntesis química utilizada para la mayoría de los medicamentos no biológicos. Las vacunas se ensayan “en varias decenas de miles de personas, entre 10.000 y 90.000 aproximadamente”, cifras muy superiores a los ensayos requeridos para la aprobación por parte de las autoridades sanitarias de otros medicamentos. Así lo ha explicado durante su intervención la doctora Pilar García Corbeira, Directora Médica de Vacunas de GSK, en el marco del encuentro organizado por este laboratorio y cuya ponencia se ha enmarcado bajo el nombre “El complejo viaje de las vacunas: de la idea al vial”.

“Los procesos de fabricación de las vacunas implican muchos pasos complejos y cientos de controles para garantizar la calidad, seguridad y eficacia. De hecho, estos controles de calidad representan hasta el 70% del tiempo de fabricación de las vacunas. Hay que tener en cuenta que existe la posibilidad de que se rechace un lote de una vacuna por motivos de calidad, incluso un año más tarde de haberse planificado su distribución, lo que conlleva retrasos que pueden alargar más todo el proceso. En general, desde el momento en el que se recepcionan las materias primas para la fabricación hasta que la vacuna está lista para su distribución, pueden llegar a transcurrir hasta 26 meses”, ha explicado la doctora.

Por su parte, la doctora Carmen González Inchausti, Gerente Médico de Vacunas de GSK, ha explicado el gran avance para la Salud Pública que ha supuesto el desarrollo de las vacunas frente a la enfermedad meningocócica, destacando que “uno de hitos más recientes es el desarrollo de la vacunología inversa por parte del científico italiano Rino Rappuoli (Chief Scientist and Head of External R&D)”. La Dra. González Inchausti continúa, “la meningitis puede estar causada tanto por virus como por bacterias. Se dispone de vacunas frente a la meningitis bacteriana debida a Haemophilus influenzae tipo b, neumococo y meningococo. El desarrollo de todas estas vacunas se basó en la cápsula polisacarídica que rodea al microorganismo, incluyendo las vacunas frente a los serogrupos A, C, W e Y de meningococo, monovalentes o combinadas”.

Como ha explicado la Dra. González Inchausti, sin embargo, el desarrollo de la vacuna frente a la enfermedad meningocócica por serogrupo B fue todo un desafío que se consiguió resolver gracias a la vacunología inversa. Esta técnica se basa en el análisis de las secuencias del genoma de la bacteria, mediante el uso de herramientas de bioinformática lo que permite identificar los antígenos más probables a ser candidatos vacunales.

 



COMPARTIR Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestBuffer this page


Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *