Vegetaciones adenoideas.


??
Tengo un hijo de 9 años que padece vegetaciones adenoideas, lo que facilita que
tenga trastornos de oído con bastante frecuencia. Además, justamente desde hace
el mismo tiempo le noto muy distraído y las notas del colegio no son como las
de antes. ¿Pueden decirme si ambas cosas tienen relación entre sí? Muchas
gracias por todo.?

Rosario P.L. (Murcia)

Las
vegetaciones adenoideas son unas masas de tejido linfoide localizadas en el
techo de la nasofaringe, de un tamaño variable en cada caso, que se forman frecuentemente
en los niños a consecuencia de un desarrollo excesivo de la amígdala faríngea.
Cuyas dimensiones suelen disminuir a partir de la pubertad. Las vegetaciones
adenoideas ocasionan trastornos cuando alcanzan un tamaño tan grande que llegan
a obstruir las coanas nasales, es decir, las aberturas que comunican las fosas
nasales con la rinofaringe, o bien los orificios tubáricos, es decir, las
desembocaduras de las trompas de Eustaquio que comunican el oído medio con la
rinofaringe. La obstrucción de las coanas impide al niño respirar por la nariz
y le obliga a respirar por la boca, mientras que la obstrucción de los
orificios tubáricos impide la regulación de la presión interna del oído, lo
cual ocasiona trastornos en el oído medio. Así, pues, como apuntabas, las
vegetaciones adenoideas pueden ser una causa de fracaso escolar porque dan
lugar a un cierto déficit de oxigenación de la sangre que puede reducir el rendimiento
intelectual del niño y porque favorecen la producción de trastornos óticos que
pueden deteriorar su capacidad auditiva. Cuando la hipertrofia (tamaño mayor de
lo normal) de la amígdala faríngea ocasiona frecuentes infecciones o trastornos
del oído, o altera el desarrollo del niño, es preciso recurrir a la
adenoidectomía o extirpación quirúrgica de las vegetaciones.



COMPARTIR Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestBuffer this page