ESTÁS LEYENDO...

Vitaminas, para vivir a tope.

Vitaminas, para vivir a tope.

1.       
¿Para qué sirven? Son nutrientes esenciales para el correcto
funcionamiento de nuestro organismo.

2.       
¿Cuándo deben consumirse? Cada día con una dieta
variada que incluya todo tipo de alimentos ricos en vitaminas: frutas, verduras,
huevos, productos lácteos, carne y pescado.

3.       
¿Qué tipo de vitaminas existen? Se dividen en dos tipos,
las liposolubles, asociadas a alimentos grasos y aceites ?vitaminas A, D, E y
K- y las hidrosolubles, presentes en productos como verduras, frutas o huevos
?vitamina C, y todas las del complejo B-.

4.       
¿Los alimentos pueden perder las vitaminas? Sí, debido a factores como
el calor, la cocción o un almacenamiento inadecuado.

5.       
¿Cómo se manifiestan los estados carenciales? Con apatía, cansancio,
dificultad para mantener la concentración, pérdida de memoria y de fuerza,
dolor de cabeza y musculares.

6.       
¿Qué sector de la población necesita mayor aporte
vitamínico?

En general, aquellas personas con dietas desequilibradas o de adelgazamiento y
con ritmo de vida intenso. En concreto, algunos grupos que pueden requerir una
suplementación adicional son: mujeres embarazadas, niños, ancianos y enfermos o
convalecientes.

7.       
¿Qué situaciones demandan un mayor aporte de
vitaminas?

Las dietas de adelgazamiento, el estrés, los esfuerzos físicos e intelectuales,
el tabaco, el alcohol; y en general, el ritmo de vida actual pueden provocar
también la aparición de estados carenciales de vitaminas que se pueden paliar
con suplementos vitamínicos.

8.       
¿Qué son los suplementos vitamínicos? Son productos que combinan
diversas vitaminas necesarias para el organismo y suelen incluir otros
nutrientes, como los minerales.

9.       
¿Cómo se deben consumir? El uso de suplementos
vitamínicos debe hacerse siempre bajo la supervisión de un farmacéutico y sólo
cuando están indicados.

10.    
¿Dónde deben adquirirse los suplementos vitamínicos? Los suplementos vitamínicos
de venta en farmacia cuentan con todas las garantías de seguridad y calidad.
Hay que evitar los ?productos milagro? y los suplementos vitamínicos de dudosa
procedencia.



COMPARTIR Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestBuffer this page