ESTÁS LEYENDO...

Volver al trabajo con buen corazón

Volver al trabajo con buen corazón

La Fundación Española del Corazón (FEC) recuerda que enfrentarse a un nuevo curso laboral tras la relajación y la liberalización de tensiones durante las vacaciones puede suponer para muchos una tensión emocional que, en según qué grado, puede funcionar como un factor de riesgo cardiovascular.

 
El estrés emocional durante un largo periodo, combinado con factores de riesgo cardiovascular tradicionales, tales como la hipertensión, la diabetes o la obesidad, puede aumentar el riesgo de padecer accidentes cardiovasculares, especialmente coronarios. Tal y como indica el Dr. Agustín Pastor, tesorero de la Sociedad Española de Cardiología (SEC), “los factores estresantes de tipo psicológico como la ira, la ansiedad, trastornos emocionales, el estrés laboral, no sólo en tiempos de crisis como el actual, sino también dependiente de condiciones laborales con escasa motivación o alta exigencia, pueden actuar de forma aguda como factores precipitantes de eventos cardiovasculares, especialmente en personas con factores de riesgo clásicos o con enfermedad cardiaca conocida.”

Se ha demostrado que el estrés laboral aumenta el riesgo cardiovascular. Según un estudio publicado en JAMA sobre la tensión laboral y la probabilidad de padecer accidentes cardiacos, el riesgo de infarto puede multiplicarse por 6 en las 24 horas siguientes a un trabajo con una alta exigencia de fechas límite

Tras las vacaciones, el estrés laboral puede volver a aparecer, por lo que FEC recomienda a aquellas personas que sufran estrés mental mantenido, tengan un mayor control de los factores de riesgo cardiovascular clásicos como la diabetes, la hipercolesterolemia o el tabaquismo, con tal de evitar accidentes. Una actitud positiva, practicar 30 minutos de actividad física diaria y realizar ejercicios de relajación, ayudan a combatir el estrés que puede generar el nuevo ritmo laboral
 
Los hábitos saludables adquiridos durante las vacaciones pueden ser favorables para combatir el estrés ante una nueva rutina laboral y ayudar a prevenir enfermedades cardiovasculares. La vuelta al trabajo puede suponer una situación de motivación para afrontar nuevos retos y responsabilidades, que pueden aportar cambios de hábitos saludables y ser beneficiosos para el corazón.



COMPARTIR Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestBuffer this page