ESTÁS LEYENDO...

Vuelve la gota fría. cómo prevenir los daños.

Vuelve la gota fría. cómo prevenir los daños.

Las altas temperaturas del verano presagian un otoño
muy lluvioso, por lo que ya se han tomado las primeras medidas de prevención en
muchas comunidades

En los meses de septiembre y
octubre, tormentas violentas y cortas siembran el pánico en algunas zonas de
España, preferentemente mediterráneas. Son los lugares en los que a los tres
factores propios de la gota fría (mar caliente, atmósfera inestable en la
superficie y aire frío en altura), se añade el mal estado del suelo. Clima y
orografía se dan la mano en esos desastres anuales que obligan a desalojar
zonas y dejan sin hogar a muchas familias cada otoño.

Un accidente climático

La Gota Fría es un fenómeno
tormentoso causado por una confluencia de tres
factores
: agua del mar caliente, atmósfera inestable en la costa, y
presencia de una masa de aire frío, tres factores que confluyen
irremediablemente en la zona mediterránea.

  1. Al final del verano, el agua del Mediterráneo
    puede llegar a temperaturas cercanas a los 30º C. El mar, bajo esa
    temperatura, sufre un proceso de
    evaporación
    , liberando gran cantidad de vapor de agua caliente a la
    atmósfera, con un efecto similar al del agua caliente de un baño o una
    ducha.
  2. Si en estas condiciones climáticas llega una borrasca o un frente frío y hay
    una bolsa de aire frío en altura, se produce una situación de
    inestabilidad. El vapor de agua, liberado en grandes cantidades por el
    mar, asciende al encontrarse con la zona fría y se condensa, formándose
    una nube.
  3. Esta condensación
    será muy rápida y en poco tiempo se podrán formar nubes de evolución
    vertical (Cúmulos y Cumulonimbos) que si bien no
    tienen una superficie horizontal muy grande, pueden llegar a los 10 Km de altura y almacenan una gran energía. Esta nube
    puede ir agrandándose a gran velocidad, ya que el vapor asciende con mucha
    facilidad ante masas de aire frío, con lo que se va condensando cada vez
    más agua.
  4. En muy y pocas horas pueden formarse grandes nubes tormentosas que
    descargan una fuerte lluvia, acompañadas de fuertes granizos y aparato
    eléctrico. Estos frentes localizados pueden causar graves inundaciones,
    dada la gran cantidad de agua que pueden descargar en una zona muy
    limitada, inundaciones que también se relacionan con el tipo y estado del
    suelo.

Y el suelo, ¿qué?

La orografía del terreno es
también un handicap a la hora de evaluar los daños
derivados de la gota fría. Obviamente no es lo mismo que la lluvia torrencial
se desencadene en laderas con mucha pendiente y desprovistas
de vegetación, que en laderas suaves y cubiertas de plantas, que actúan como
freno y cuyo suelo absorbe el agua con más facilidad y minimiza los daños
evitando la erosión. En el primer caso el agua corre muy rápidamente,
provocando la erosión del suelo al no existir un freno natural. Ello sumado a
que con frecuencia estas laderas terminan en un valle encajonado, favorece la
formación de riadas que arrastran todo lo que encuentran a su paso. El caso de
la rotura de la Presa valenciana de Tous, en octubre
de 1982, ilustra bastante bien lo que es la crecida de un río provocada por la
gota fría, lo que se da con relativa frecuencia en la zona mediterránea.

Emergencias coordinadas

El Instituto Nacional de
Meteorología es el organismo encargado de predecir y alertar sobre fenómenos
meteorológicos adversos, en este caso, sobre situaciones de gota fría.

Inmediatamente, la Dirección
General de Protección Civil transmite los avisos correspondientes a las
Delegaciones de Gobierno y Subdelegaciones de las diferentes Comunidades
Autónomas (también a los Ayuntamientos de la región) que pudieran verse
afectadas por este fenómeno para que estén alerta y extremen las medidas de
precaución. Las autoridades de las respectivas Comunidades Autónomas activan
sus Servicios de Emergencia.

Medidas de prevención en casa

  • Revisa periódicamente los tejados, ventanas y
    bajantes de agua.
  • Coloca la documentación en un lugar seguro y
    retira los productos tóxicos (herbicidas o insecticidas) de los lugares
    por donde pudiera pasar el agua.
  • Quita cualquier acumulación de escombros (hojas,
    tierra?) próximos a la vivienda y retira del exterior cualquier mueble u
    objeto que pueda ser arrastrado.
  • Provéete de linterna, botiquín de primeros
    auxilios y de aquellos medicamentos que utilices normalmente, así como de alimentos
    y ropa de abrigo.
  • Desconecta la energía eléctrica.
  •  Conviene
    tener contigo una radio de pilas, a fin de estar informado por las
    autoridades sobre las medidas sanitarias de higiene a seguir (respecto a
    limpieza y alimentación).
  • En caso de que pudiera producirse una inundación
    repentina, acude al lugar más seguro sin dilación, y por supuesto,
    abandona los sótanos y garajes.
  • Sube al punto más alto del lugar donde te enuentres, a fin de evitar la riada.
  • Una vez pasado el peligro, conviene revisar la
    vivienda para descartar la posibilidad de derrumbamiento o deformaciones y
    grietas en muros o tejados.

Medidas de prevención en carretera

  • Evita siempre viajar de noche y conducir con
    mucha prudencia.
  • Comprueba y pon a prueba periódicamente los
    frenos. Ten en cuenta que los frenos mojados funcionan mal cuando las
    ruedas están empapadas.
  • Conecta las emisoras locales a fin de estar
    informado.
  • Nunca cruces con el coche tramos inundados y
    puentes ocultos por las aguas, aunque conozcas perfectamente el trazado.
  • Localiza los puntos más altos y dirígete a ellos
    con el vehículo.
  • Mantente alejado de verjas, alambradas y muros.
  • Si te sientes obligado a conducir por una zona
    inundada, hazlo muy lentamente y en primera marcha, para evitar que el
    motor se moje y se pare.
  • Si el agua alcanzara el eje del vehículo o
    llegara más arriba de las rodillas, sal de vehículo y dirígete andando a
    la zona más alta de donde te halles.
  • Si tienes dificultad para abrir las puertas, evacúa el agua rápidamente por las ventanillas.
  • Presta atención a los socavones, corrimientos de
    tierra, cables de corriente eléctrica y en general, a todo objeto que
    encuentres a tu paso.
  • Si el motor se ha parado y no puedes volver a
    arrancarlo, enciende las luces de emergencia (doble intermitente) y empuja
    el coche hacia la cuneta para quitarlo del centro de la carretera.
  • Las ráfagas de luz larga pueden servir también
    para pedir auxilio de noche. El Código Morse de socorro está constituido
    por: tres ráfagas cortas, tres largas y tres cortas (SOS).

SIGE

Desde el año 2002, la
Dirección General de Protección Civil ha puesto en marcha el desarrollo de un
Sistema Informático para la Gestión de Emergencias (SIGE), que permite tratar
de la forma más eficiente toda la información necesaria para hacer frente a las
emergencias de protección civil que puedan producirse, tanto en la fase de
previsión, predicción y alerta, como en la de actuación, contribuyendo con ello
a mejorar de forma significativa el funcionamiento del Sistema Nacional de
Protección Civil.

Teléfono de emergencia: 112

Medidas de las autoridades locales

Entre las medidas que las
autoridades locales deben prever desde el inicio de la Gota Fría, están la
disponibilidad de peones de vías públicas, oficiales electricistas, oficiales
de fontanería y encargado de servicios generales, todos ellos perfectamente
equipados para intervenir en cualquier momento las 24 horas del día. Por su
parte, las diputaciones provinciales procederán a la limpieza de cunetas,
canalizaciones de aguas pluviales e imbornales de las carreteras. En presencia
de ríos, se inspeccionan por medio de guardas fluviales el cauce de barrancos,
con el fin de evitar taponamientos que precipiten el desbordamiento. Por su
parte, los departamentos de Urbanismo y de Actividades Económicas deberán
realizar especial vigilancia de las obras cercanas a cauces y barrancos y de la
ocupación por materiales que puedan ser de difícil arrastre.También se prevé el alquiler de un grupo generador para suministrar energía eléctrica en
caso de cortes en el fluido eléctrico, así como de agua potable.



COMPARTIR Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestBuffer this page