ACEITE DE COCO

ACEITE DE COCO

Hay muchas recetas con aceite de coco. Sin embargo, me han comentado que no debería ser utilizado en sustitución del aceite de oliva. ¿Puede ser conveniente cambiar oliva por coco? Lourdes (Teruel)

Una alimentación saludable precisa una cantidad de grasas que proporcionen energía para nuestra actividad. El fin de las grasas es proporcionar ácidos grasos esenciales, es decir, aquellos que son imprescindibles para la vida pero que no podemos sintetizar en el organismo.

Pero no todas las grasas son adecuadas. Las grasas saturadas, que se obtienen principalmente de productos animales (como mantequilla, queso, leche entera, carne grasa, etc.) elevan el nivel del LDL colesterol o ‘colesterol malo’, aumentando el riesgo de ictus o infartos. Por ello sólo deberíamos consumirlas para proporcionar el 8-10% de las calorías diarias. Por el contrario, las grasas insaturadas, que se obtienen principalmente de los productos vegetales (como aceite de oliva, girasol, maiz, etc.), pueden reducir los niveles de LDL colesterol, por lo que resultan muy útiles en nuestra alimentación.

Sin embargo, no todas las grasas vegetales son tan buenas. El mejor, nuestro aceite de oliva, tiene grasas monoinsaturadas; otros aceites (girasol, maíz, soja) contienen grasas poliinsaturadas. Sin embargo, aceites vegetales, como el sanz grandade coco o de palma, tienen grasas saturadas, por lo que no deberían ser utilizados como el de oliva, sino que se debería reducir fuertemente su consumo.

Por ello, una buena costumbre sería la de leer siempre las etiquetas de los alimentos, ver la composición, y conocer qué alimentos son los más adecuados para una alimentación saludable. El aceite de coco, en base a su contenido en ácidos grasos saturados, no debería ser consumido más que en pequeñas porciones, aunque sea un aceite vegetal.

Recuerda:
– Necesitamos grasas a diario, preferentemente monoinsaturadas
– Las grasas vegetales habituales no contienen ácidos saturados
– El aceite de coco tiene grasas saturadas, por lo que deberíamos ingerirlo sólo en pequeñas porciones
– El aceite de oliva es el más adecuado





ARTÍCULOS RELACIONADOS

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.