ESTÁS LEYENDO...

Acné, cada vez más en la edad adulta

Acné, cada vez más en la edad adulta

Acné, cada vez más en la edad adulta

El acné es una de las causas más comunes de consulta en dermatología. Se trata de una condición inflamatoria recurrente y crónica que puede manifestarse sobre todo en el rostro, pero también puede aparecer en diversas partes del cuerpo. Aunque se apunta a factores como el estrés, la alimentación o los cambios hormonales como causantes del acné, lo cierto es que su origen no se conoce al 100%. Tal y como explica el doctor José Luis López Estebaranz, director médico de la Clínica DermoMedic, “existe una predisposición genética y unas alteraciones hormonales que ponen en marcha esta enfermedad sobre las que no podemos actuar, pero sí es posible tratarla desde el inicio para evitar secuelas posteriores y permanentes”.

Contrariamente a lo que se cree, el acné no solo afecta a los jóvenes, sino que puede aparecer también en edades más avanzadas, ya sea de forma crónica o temporal. Se estima que 8 de cada 10 personas pueden sufrirlo en algún momento de su vida. “De hecho, cada vez hay más personas mayores de 26 años con acné de nueva aparición, y en la edad adulta, afecta fundamentalmente a mujeres. Cada vez es más frecuente la aparición en mujeres de 20 a 40 años de formas de acné que afectan a la parte inferior de la cara, con seborrea y lesiones inflamatorias, que se agravan antes de la menstruación y pueden dejar cicatrices. Este tipo de acné también causa una alteración en la calidad de vida de las personas que lo padecen”, dice el experto, quien comenta que la rutina de cuidados es diferente según se trate de un acné adolescente o adulto: “Son dos tipos de acné con características específicas. En general, el acné del adolescente es más intenso y con más comedones (granos); aparece en una piel más grasa y afecta sobre todo a las zonas de la frente, nariz y pómulos. El acné adulto, como ya hemos dicho, aparece en la parte inferior de la cara, los ángulos mandibulares y el mentón. Es un acné con menos comedones y lesiones inflamatorias o microquistes. Hay que tener en cuenta que la piel del adulto tolera peor ciertos productos antiacné y, además, se trata de pieles en las que ya tenemos que tratar en paralelo el envejecimiento cutáneo. Por tanto, hay que diseñar un régimen de tratamiento cómodo, eficaz y adaptado a cada tipología cutánea”.

¿Maquillar o no?

Una cuestión que se plantean de forma recurrente las personas que padecen acné es si se recomienda maquillar este tipo de pieles. López Estebaranz comenta al respecto que “se puede aplicar maquillaje siempre y cuando la fórmula sea específica para pieles grasas o con tendencia a acné”. Asimismo, el experto aconseja evitar los cosméticos oleosos, grasos, con efecto oclusivo y que contengan parafina. “Las pieles sensibles deben evitar cosméticos con perfumes irritantes y sustancias sensibilizantes”, añade.

El doctor López Estebaranz ha presentado recientemente un manual, elaborado en colaboración con Bioderma, en el que resuelve  las principales dudas acerca de este problema cutáneo: “Si bien el acné es una enfermedad o condición que tiene un tratamiento médico y farmacológico establecido, existen otras formas de abordarlo que se han desarrollado de forma extraordinaria en los últimos años; algunas tienen una evidencia científica sólida, mientras que otras están aún en fase de investigación y desarrollo. En este sentido, en el manual se revisan tratamientos con dispositivos de luz y de láser para el tratamiento del acné y de las cicatrices que produce; tratamientos de fototerapia y terapia fotodinámica, así como la nueva terapia biofotónica, que produce distintas radiaciones fluorescentes con su efecto biológico cutáneo sobre el acné inflamatorio y las cicatrices”.

Productos:

1-Línea Acniover, de Martiderm. Gel purificante, serum, cremigel, stick corrector y cápsulas para el tratamiento completo de la piel grasa o con tendencia acneica.

2-Sébium Sensitive, de Bioderma. Tratamiento para las reacciones cutáneas producidas por tratamientos queratolíticos tópicos (sequedad, inflamación, descamación).

3-Dermopure Cleansing Gel, de Eucerin. Reduce el exceso de grasa de forma suave a la vez que elimina la suciedad y los restos de maquillaje.

4-Emulsión Cleanance Mat, de Avène. Matifica e hidrata la piel, permitiendo a su vez que el maquillaje se mantenga durante todo el día.

5-Crema Keracnyl Control, de Ducray. Favorece la disminución de los granos inflamados y limita las marcas residuales.

6-Phys-AC Global, de A-Derma. Tratamiento con textura gel-crema que lucha contra las imperfecciones leves y severas, desincrusta los poros y calma las rojeces.





ARTÍCULOS RELACIONADOS

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.