Alergia alimentaria en niños: crecen los métodos diagnósticos poco rigurosos

0
867

“Ante la desesperación de padres o pacientes afectos de problemas alérgicos severos, se están empleando métodos para diagnóstico sin rigor científico alguno. Es deber y obligación de las sociedades científicas a través de la creación de comités específicos que informen que métodos son los actualmente validados y porqué y cuales no lo están, para el diagnóstico de alergias o intolerancias alimentarias”, explicó el doctor Francisco Moreno Benítez en su  conferencia en la XL Reunión de la Sociedad Andaluza de Alergología e Inmunología Clínica (AlergoSur), que se ha celebrado este fin de semana en el Hotel NH Central Convenciones de Sevilla.

 dientes niños“Vivimos una época de acceso fácil a información mediante herramientas de comunicación como Internet. Asistimos a una situación social, donde se recogen un número muy elevado de opiniones respecto a cualquier tema o asunto social de interés. Con estas condiciones nunca
existió mayor potencial de información y a su vez menor calidad de esta”, apuntó el especialista.

El doctor Moreno continuó su conferencia destacando que “las alergias van en aumento, pero la alimentaria repercute más directamente a la sociedad pues implica en gran parte a población infantil. Los estudios en la población española, cuyos datos publicados por la Sociedad Española de Alergología e Inmunología clínica recogen un 7,4% de población con alergia a algún alimento”.

“El diagnóstico de alergia alimentaria es complejo debido al número elevado de potenciales alérgenos presentes en cada alimento y al número elevado de alimentos potencialmente implicados. Las costumbres y usos van cambiando, tenemos accesos a todo tipo de alimentos (por muy exótico que sea) y durante todo el año. Además la variabilidad en la presentación de síntomas y la dificultad de controlar los alimentos (o sus trazas) ocultos (etiquetado no claro o completo, nomenclatura confusa, no necesidad de indicar composición de las trazas, etc.), someten al paciente (frecuentemente a los padres de niños con alergia  alimentaria) a una situación tan angustiosa que solo los que la padecen lo entenderán”, destacó.

“Esta es una situación abonada para el empleo de métodos no científicos, por no estar contrastados y valorados, para el diagnóstico de “alergias” a cualquier cosa y lo que es más común “intolerancia” a estas”.

Recomendaciones

El alergólogo concluyó que “el diagnóstico y la posibilidad de tratar la alergia o intolerancia alimentaria, pasa por el escrutinio y trabajo del médico especialista y el empleo de pruebas complementarias avaladas; pruebas cutáneas, determinación de IgE sérica, test del aliento a los pocos alimentos que están disponibles y sobre todo test de provocación oral controlada como diagnóstico definitivo. De su empleo correcto depende el tratamiento, pues en el caso de alergia a las proteínas de la leche de vaca, huevo y ciertas frutas se pueden tratar y curar”.