10 claves para controlar el peso de forma responsable

0
420
A pocas semanas de entrar de lleno en la temporada de verano, con todo lo que eso significa: el sol, el bikini, pasar más tiempo al aire libre, salir más con los amigos, disfrutar de las terrazas… Lipograsil recomienda 10 sencillos pasos para controlar el peso de forma saludable.

 
El éxito no está en ninguna ‘operación Bikini’ hecha  a contrarreloj. Lo ideal es incorporar en el día a día pautas saludables de alimentación, motivación y descanso, para en muy poco tiempo sentirse mucho más animados y llenos de energía, sin dejar de cuidar la línea.
 
Por eso, Lipograsil presenta el Decálogo Refuerza tu confianza alcanzando el peso ideal, con el que poder cuidarse y mejorar el bienestar sin apenas darse cuenta:
 
1.      La mejora en tus hábitos alimenticios empieza en el carro de la compra
Llevar una alimentación variada y equilibrada es esencial para perder o controlar tu peso. Los alimentos presentes en tu frigorífico y en tu despensa determinarán lo que vas a comer durante la semana, así que tus hábitos alimenticios dependerán en gran medida del tipo de productos con los que llenes tu carro de la compra.
 
2.      Aprende a comer
Cuando empezamos una dieta para perder peso, lo primero que debemos hacer es cambiar nuestros hábitos alimenticios, en definitiva, “aprender” a comer bien.
 
3.      ¡Muévete!
Para conseguir llegar al peso deseado, la clave es acompañar tu dieta con una rutina de ejercicio diaria. Si no te gusta hacer deporte o estás muy ocupada, basta con que dediques una media hora al día a andar rápido. Escoge un lugar de tu ciudad por el que te guste pasear y anda a paso ligero durante 30 minutos o un poquito más. Prueba bajar del transporte público una parada antes de la tuya o cógelo una después.
 
4.      Bebe 8 vasos de agua al día
La hidratación es muy importante para la pérdida de peso. Durante la pérdida de peso tenemos que eliminar más toxinas, y es por eso que los riñones deben hacen un esfuerzo extra para poder expulsarlas a través de la orina. Para ello, necesitan que ingieras más cantidad de agua.
 
5.      Duerme un mínimo de 8 horas diarias
Existen estudios que asocian el descanso insuficiente al sobrepeso y la obesidad. Dormir bien es igual o más importante que llevar una dieta equilibrada para adelgazar. Es por ello que un adecuado descanso, tanto en calidad como en cantidad de horas, favorece al control del peso. Además, la falta de sueño favorece al picoteo durante el día, ya que el cuerpo intenta compensar la falta de energía provocada por el cansancio con una mayor ingesta calórica, provocando ganas de comer alimentos dulces especialmente.
 
6.      Motivación = Éxito
La motivación es un factor clave a la hora de ser constante con una dieta, ya que determinará que la terminemos con éxito o no. Es por ello que es esencial no desanimarse, sobre todo las primeras semanas. Cuando decidas empezar una dieta para perder peso, lo primero que debes hacer es saber si estas en condiciones anímicas para afrontarla.
 
7.      No renuncies a tu vida social
En muchas ocasiones pensamos que debemos dejar de lado nuestra vida social cuando estamos siguiendo una dieta. Esto ocurre porque asociamos nuestras relaciones sociales con las comidas o las cenas con nuestras amistades. No tenemos por qué dejar de lado nuestra vida social porque estemos a dieta, basta con saber qué platos de la carta debemos pedir cuando salimos a comer fuera o simplemente quedar para hacer otras cosas que no sea comer. Cuando cenamos o comemos en un restaurante, un truco es comenzar siempre con una ensalada y, de segundo, evitar aquellos platos con salsas o cremas y decantarnos siempre por el pescado antes que por la carne.
 
8.      Un comida libre a la semana
Para evitar aburrirte con la dieta y caer en la rutina que muchas veces conlleva la ansiedad por comer, permítete una “comida libre” a la semana. Es recomendable que ésta sea en fin de semana, que es cuando se concentran todas las comidas con familia o amigos. Puedes elegir entre comida o cena, pero es más recomendable que sea al mediodía, tendrás más tiempo para quemar calorías. Pero recuerda, el permitirse una excepción no es para hacer un exceso exagerado.

9.      Descubre platos saludables, divertidos y originales para salir de la rutina
Muchos de nosotros asociamos el hacer dieta con la rutina y el aburrimiento. En ningún caso debe ser así. Si bien es cierto que algunos de los alimentos de nuestra despensa desaparecen, existen numerosas recetas originales y divertidas que podemos aprender a preparar. Si además de hacer dieta, te propones aprender nuevos platos, conseguirás que tu aventura hacia la pérdida de peso sea más divertida y llevadera. Prueba de preparar platos sabrosos y saludables, como por ejemplo la bechamel de calabacín, una salsa saludable a base de calabacín y quesitos light con la que acompañar tus platos y, lo más importante, ¡con muy pocas calorías! Redescubre el horno y técnicas como el papillote para cocinar tus alimentos favoritos.
 
10.  Busca apoyo en tu entorno
La colaboración de nuestro entorno más próximo es esencial para que lleguemos a ser constantes con nuestra dieta. Por ello, es importante que impliques a aquellos que te rodean en tu aventura para perder. Eso no quiere decir que toda la familia deba ponerse a dieta, pero si adaptarse, en la medida de lo posible, a tu rutina alimenticia diaria.  Aprovecha el momento no sólo para perder peso, sino para incorporar en tu familia hábitos de vida saludables, llevando una dieta equilibrada y aprendiendo a disfrutar de comer mejor.
 
Para conocer el contenido del decálogo completo y otros consejos y trucos para perder peso, haz click en www.lipograsil.es