11 de junio, Día Mundial del Cáncer de Próstata

0
923

En España se detectan al año unos 22.000 nuevos casos de cáncer de próstata y en el 90% de los casos la enfermedad se diagnostica en fase precoz frente a sólo un 4% que estadio diseminado, según los datos presentados por la Asociación Española de Urología, que ha llevado a cabo una actualización, con seguimiento a dos años, del Registro Nacional de Cáncer de Próstata, que realizó en 2010.

En el caso de Canarias, la incidencia de es de 78 varones por cada 100.000 habitantes y sólo un 1% se presenta en estadío metastásico al diagnóstico. Las conclusiones de este informe se presentan, coincidiendo hoy con la celebración del Día Mundial del Cáncer de Próstata, en el marco del LXXIX Congreso Nacional de Urología, que desde esta tarde y hasta el próximo sábado se celebra en el Magma Arte & Congresos de Tenerife. En la investigación, en la que han participado 24 hospitales de toda España se ha estudiado la progresión de la enfermedad y el abordaje terapéutico de cerca de 4.000 pacientes que fueron diagnosticados de cáncer de próstata en el año 2010.

“Hasta ahora”, explica el presidente de la AEU, el doctor José Manuel Cózar, “no existía información centralizada que nos facilitara datos sobre esta patología en toda España. Solo contábamos con registros puntuales, que nos daban cifras estimativas que se hacen en base al análisis de la causa de mortalidad. Lo realmente importante y novedoso es que se trata del primer estudio hecho por urólogos en hospitales de toda España que han analizado todos los casos de cáncer de próstata que se han diagnosticado a lo largo de un año y de los que ahora estamos siguiendo para ver cómo se han tratado y cómo han evolucionado en cada caso”.

Hace 15 años sólo se diagnosticaba un 30% de estos tumores en fase precoz, cifra que hoy alcanza hasta el 90%. “La aportación del PSA a partir de los años 90 ha sido clave para lograr esto y conseguir que la tasa de curación sea tan elevada hoy en día. Incluso, en los casos que no responden a la cirugía, contamos con la radioterapia como tratamiento de rescate”, comenta el presidente de la AEU.

Unos 3.400 pacientes presentaban la enfermedad localizada y de estos 1.300 fueron tratados con prostatectomía radical. En estos casos, la opción es recurrir a tratamientos con intención curativa. Según explica el doctor Miguel Unda Urzáiz, coordinador del Grupo de Trabajo de Urología Oncológica de la AEU, “la primera elección ha sido siempre la intervención quirúrgica que permite extraer la glándula prostática y analizarla para determinar con exactitud en qué etapa de crecimiento se encuentra el tumor. También están surgiendo otras nuevas formas de actuar cuando el tumor está localizado: lo que llamamos ‘vigilancia activa’, que consiste en estar alerta de cómo evoluciona la enfermedad en casos bien seleccionados, con bajo potencial de agresividad”.

Tratamientos más utilizados
Según los datos del Registro, la radioterapia (26,19%), después de la prostatectomía (36,89%), es la segunda opción terapéutica más utilizada en los pacientes que han sido diagnosticados de cáncer de próstata. Después estarían la hormonoterapia (19,55%), la braquiterapia (11,75%) y la vigilancia activa (4,63%).

El 5% de los pacientes analizados presentaba enfermedad metastásica o diseminada. “En estos casos”, afirma este experto, “la terapia hormonal es el tratamiento a seguir, ya que actúa bloqueando la producción de hormonas masculinas que son las que estimulan el crecimiento del tumor. Desde algunos años, se dispone de la quimioterapia, que permite un ligero incremento en la expectativa de vida de los pacientes con metástasis y que son resistentes al tratamiento hormonal”.

En cuanto a la aparición de nuevas moléculas para el tratamiento farmacológico de este tumor “suponen y van a suponer una revolución en el manejo de este tumor. Aunque poco a poco se va a ir introduciendo un nuevo arsenal terapéutico, hoy en día son pocos los pacientes que se benefician de estos nuevos tratamientos. Hay que tener en cuenta que algunos fármacos acaban de ser aprobados por las autoridades sanitarias salir al mercado, por lo que aún no están disponibles para la mayoría de los pacientes”, matiza el coordinador del Grupo de Urología Oncológica.

Protocolo de actuación en casos avanzados
La AEU aprovechará este marco, con la asistencia de la mayor parte de los urólogos españoles, para presentar el nuevo Protocolo de actuación en pacientes con cáncer de próstata resistente a la castración (pacientes que están en una fase muy avanzada de la enfermedad y que han dejado de responder al tratamiento hormonal). El documento está disponible en la web de la AEU: www.aeu.es.

“Hasta ahora”, señala el doctor Unda Urzáiz, “en esta fase, que es la terminal de la enfermedad, no contábamos con tratamientos efectivos para intentar mejorar la supervivencia del paciente. Por lo que tampoco había ninguna pauta de actuación. Actualmente, con la llegada de nuevos fármacos que han mostrado mejorar la supervivencia, era necesario acordar un protocolo para garantizar qué pacientes se deben tratar y con qué. Lo que hace este documento es ordenar los tratamientos que deben recibir los pacientes, qué pruebas son necesarias para ver su evolución y cómo hacer su seguimiento. De esta forma se está generando un ahorro a la Administración, ya que se evitan tratamientos y pruebas innecesarias”.

El Protocolo está avalado por todas las sociedades autonómicas de la Asociación, y se ha enviado al Ministerio y a las Consejerías de Sanidad, los colegios de médicos y las facultades de Medicina de toda España. Para el presidente de la AEU, “se he hecho un verdadero ejercicio de reflexión y compromiso por parte de los urólogos españoles dirigido a lograr un seguimiento y atención continuadas en una enfermedad tan frecuente”.

En este marco, la AEU defiende que los urólogos siempre han sido los especialistas que han acompañado al paciente con cáncer de próstata en todas las etapas de la enfermedad. Por lo que era preciso llegar a este protocolo general de evaluación, tratamiento y seguimiento, enfocado a lo que es verdaderamente importante: el paciente y su calidad de vida.

Perfil del paciente con cáncer de próstata en España
Los resultados de este Registro apuntan que el perfil del paciente con cáncer de próstata en nuestro país es el de un varón mayor de 68 años que presenta comorbilidad y enfermedades asociadas como hipertensión y diabetes. “La mayoría”, afirma el doctor Cózar, “son varones sanos que se diagnostican de forma precoz gracias a que, por un lado, el paciente consulta y, por otro, los urólogos estamos haciendo una detección precoz a través del análisis del PSA y el tacto rectal”.

Por su parte, el doctor Unda Urzáiz comenta que el perfil del paciente español es similar al del resto de países de nuestro entorno. “Por los datos que hemos obtenido podemos afirmar que en España el paciente con un tumor de próstata se diagnostica en un estadio no avanzado y con la enfermedad localizada, lo que nos permite comenzar un tratamiento con intención curativa inmediatamente”.

Actualmente, las dos pruebas que ponen al urólogo sobre la pista de un posible tumor prostático son la palpación de la próstata a través del tacto rectal y la determinación del antígeno prostático en sangre, prueba que consiste en un simple análisis de sangre y que es conocida como PSA.

Entre las principales novedades en la detección de este tumor, el doctor Unda destaca “la aparición de nuevos biomarcadores que se suman a lo poco que existe hasta ahora para su diagnóstico, que es el análisis de PSA, y que ayudará a mejorar un poco más en el diagnóstico y a afinar un poco más en el tratamiento”.

Características de este estudio
Además de analizar la incidencia anual del cáncer de próstata en España durante el año 2010, otros objetivos del estudio son analizar la progresión de la enfermedad en estos pacientes diagnosticados en dicho periodo, el tipo de abordaje terapéutico y la supervivencia global de los pacientes; así como analizar la heterogeneidad en el modo en que se diagnostica entre los distintos centros participantes.

Todos los pacientes (4.037) fueron diagnosticados en las consultas de Urología. Casi un 6% tenía antecedentes familiares, en la mayoría de los casos eran padres y/o hermanos. Un 11% presentaba síntomas asociados al tumor, como hematuria (sangre en orina), dolor óseo y comprensión medular, entre otros. De los 4.000, sólo 178 referían trastornos urinarios incluyendo prostatismo (inflamación de la próstata) o patología prostática. Es decir, que sólo uno de cada tres pacientes presentaba síntomas prostáticos. En el 98% de los casos se llegó al diagnóstico a través de la biopsia de próstata. Otro dato llamativo es que casi la mitad de los pacientes (un 48%) presenta alguna enfermedad cardiovascular y más de un 10% disfunción eréctil. En más del 85% de los casos los tumores están localizados.

Revisiones en el varón
El cáncer de próstata es un tumor que tiene una incidencia similar al de mama en la mujer. Aprovechando la celebración hoy del Día Mundial de esta enfermedad, la AEU recuerda la importancia de que el varón sea consciente de que es clave hacerse revisiones y de acudir al urólogo. “Es importante que los hombres a partir de los 50 años visiten al urólogo, y es aconsejable hacerlo a los 45 años cuando existen antecedentes familiares directos de cáncer de próstata. Gracias a la detección precoz hemos logrado llegar a que menos del 5% de estos tumores se detecten en fase avanzada”, concluye el presidente de la AEU.

Las dietas hipercalóricas, la obesidad, el tabaquismo y el sedentarismo están directamente asociados con este tipo de tumor, el más frecuente en el varón, pero que no es el que más mortalidad produce precisamente por su diagnóstico precoz. Se estima que en España cada año mueren casi 6.000 personas por cáncer de próstata.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here