Al nacer, el colesterol LDL está en torno a 40 mg/dl…

0
833
Adicciones: también a la comida rápida

Pero la población occidental multiplica esta cifra por 3 o por 4, señala el doctor Iñaki Lekuona.

La Asociación Americana del Corazón y el Colegio Americano de Cardiología han publicado una nueva guía que recoge las claves en materia de nutrición y actividad física para la prevención de enfermedades cardiovasculares en las que el colesterol juega un papel muy destacado.

Tal y como señala el Dr. Iñaki Lekuona, Jefe de Servicio de Cardiología del Hospital Galdakao-Usansolo en Galdakao, Bilbao, “el exceso de calorías, de ácidos grasos saturados, de azúcares y sal, así como el consumo de alimentos precocinados, bebidas azucaradas o con edulcorantes artificiales y pobre en fibra y, por supuesto, tener elevados niveles de colesterol LDL, hace que se desarrolle la enfermedad ateroesclerótica que es la enfermedad universal”.

La ateroesclerosis es una enfermedad propia de las arterias en la que los revestimientos interiores se llenan de grasa y van formando una placa que las bloquea y que puede provocar el desencadenamiento de otras enfermedades cardiovasculares como la angina de pecho, el infarto de miocardio o la claudicación intermitente. Uno de los desencadenantes más comunes de esta patología es tener unos niveles elevados de colesterol.

“Cuando nacemos, nuestros niveles de colesterol LDL, o colesterol malo, están en torno a 40 mg/dl. Cualquier persona de occidente presenta unos niveles que multiplican esta cifra por 3 o por 4. Por este motivo, si aceptamos la teoría lipídica-inflamatoria de la ateroesclerosis debemos reducir claramente nuestras cifras de colesterol y en ese sentido, el consumo de alimentos enriquecidos con estanoles vegetales es una buena opción ya que reducen el colesterol LDL en un 10-15%”, ha explicado el Dr. Lekuona.

Tal y como señala, el Dr. Lekuona, las dosis recomendadas de estanoles vegetales están en torno a los 2-3 g diarios. Sin embargo, los estanoles naturales presentes en la dieta habitual sólo proporcionan en torno a 150 mg, lo que supone una cantidad insuficiente para reducir los niveles de colesterol.

“El consumo de estanoles vegetales tiene un efecto beneficioso para la salud: la reducción del colesterol. La literatura científica así lo avala. Más de 70 ensayos clínicos en diferentes grupos de la población europea demuestran la eficacia y seguridad de los productos enriquecidos con estanoles sobre todo cuando son asociados a una dieta adecuada y son ingeridos después de las comidas”.

Asimismo, los estanoles vegetales han demostrado una mayor efectividad que los esteroles vegetales ya que muestra una reducción del colesterol de 18,3% frente al 10,7% de los esteroles.

Sin embargo, en la reducción del colesterol no sólo basta con la inclusión de estanoles vegetales si no que estos tienen que ser el complemento de unos hábitos de vida saludables. “Mantener un peso adecuado, llevar una vida activa realizando actividad física al menos 150 minutos por semana, no fumar, controlar la cantidad de sal y seguir una dieta mediterránea junto con el consumo de 2 g diarios de estanoles vegetales son hábitos fundamentales para controlar el colesterol y con ello prevenir el desarrollo de enfermedades cardiovasculares”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here