Alertan del riesgo de padecer acúfenos por la exposición indebida a la música

0
833
acúfenos
acúfenos

El 21 de junio es el Día Internacional de la Música

Los acúfenos son una altera­ción del sistema nervioso que hace que una persona perciba sonidos sin que exista un estímulo externo que los provoque. Esta afección puede producirse como consecuencia de una frecuente exposición a sonidos de alta intensidad. Músicos, usuarios de reproductores de audio personales, asistentes a conciertos y discotecas o trabajadores de locales de ocio nocturnos son algunos de los principales colectivos de riesgo frente a la aparición de acúfenos u otras patologías del oído interno.

Con motivo del Día Internacional de la Música, expertos en acúfenos pretenden concienciar a estos colectivos sobre la necesidad de consultar a un otorrinolaringólogo especialista o centro de audición ante los primeros síntomas de esta alteración del oído interno. Pitidos y zumbidos dentro del oído, dificultad para conciliar el sueño, inestabilidad o mareos suele ser la sintomatología más común de esta afectación. “En los últimos años, hemos visto como los casos de aparición de acúfenos a causa de una exposición indebida a la música ha ido en aumento”, declara el Dr. Martínez-Monche, otorrinolaringólogo y director médico del centro auditivo especializado en acúfenos, Ototech

Músicos y acúfenos

Según la OMS, un ruido es considerado perjudicial para la salud auditiva cuando se produce una exposición de más de 100 decibelios (dB) durante tan sólo 15 minutos. Por otra parte, el sonido de una batería supone una exposición de 105 decibelios,  el canto de una soprano o una trompa pueden alcanzar los 110 db y un concierto de una orquesta sinfónica, expone a todos sus músicos y público a una intensidad de 112 decibelios.

Teniendo en cuenta las horas de ensayo dedicadas y las actuaciones de este colectivo, es necesaria la concienciación en torno a las medidas preventivas de los acúfenos. Para los músicos, sufrir acúfenos puede suponer una grave alteración de su ritmo de vida, viéndose obligados a retirarse de su carrera profesional o en gran parte de los casos a convivir con dicha dolencia el resto de su vida, si quieren seguir ejerciendo su profesión.

Además, según una encuesta realizada por OTOTECH, un 70% de los pacientes con dicha afectación han sufrido una pérdida auditiva (reversible) a causa de sus acúfenos, lo que supone un punto de inflexión determinante en la carrera de estos profesionales. Usar tapones aislantes de silicona u otros materiales que se ajusten a las medidas del oído puede ser una buena opción para atenuar el sonido sin perder la calidad del mismo, permitiendo a los músicos trabajar adecuadamente.

Además, limitar el tiempo de exposición realizando descansos, por ejemplo a lo largo de los ensayos, puede ser muy beneficiosos para los oídos, ya que podrán recuperarse de las exposiciones.

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here