Arranca la campaña Mujeres Omega, activamente saludables

0
710

Ferrer ha puesto en marcha la campaña Mujeres Omega, activamente saludables. El proyecto es una iniciativa impulsada por Om3gafort, de Ferrer, de divulgación socio-sanitaria, para informar y concienciar a las mujeres españolas sobre la importancia de los ácidos grasos Omega 3 en el cuidado activo de su salud.

 Logo de la sección de mujerLa modelo y presentadora Judit Mascó ha sido elegida madrina de la campaña por ser ella máximo exponente del perfil de Mujer Omega como madre, trabajadora y mujer comprometida socialmente que cuida de manera activa de su salud y la de los suyos.

En la actualidad, el 55% de la población femenina en edad laboral está incorporada al lugarde trabajo, lo que implica una enorme necesidad de conciliar su vida personal, familiar y laboral con mayor eficacia y sin olvidar el cuidado de su salud. Por ello, la iniciativa, que se desarrollará a lo largo de todo el año 2013, tiene previsto llevar a cabo diferentes acciones de concienciación social en Barcelona y Madrid para trasladar la importancia de los Omega 3 en la salud de las mujeres españolas. Todas estas acciones van dirigidas a potenciar su mente, su alimentación, su forma física y su compromiso social.

Manifiesto por las Mujeres Omega

Para hacer llegar activamente este mensaje a la sociedad, se ha creado el Manifiesto por las Mujeres Omega. Un llamamiento a la acción con el que se las reta a cuidar de forma activa de su cuerpo, mente y familia, que ha sido elaborado siguiendo las recomendaciones del Consenso sobre Omega 3 para la Mujer.

El consenso señala que las necesidades de Omega 3 en la mujer (ácidos grasos esenciales necesarios para las funciones vitales del organismo), aumentan o disminuyen dependiendo de la etapa de su vida. Así lo ha explicado el doctor Emili Gil, Gerente Médico de Ferrer HealthCare, quien ha expuesto cómo varían las necesidades de Omega 3 (cuya cantidad recomendada equivale a 3-4 raciones de pescado azul a la semana, el equivalente a 500 mg), en cada momento.

“En la adolescencia, una complementación de 300 mg al día de ácidos grasos Omega 3 contribuye a reducir el dolor en mujeres con dismenorrea. Durante la menopausia, la toma de 1g al día de Omega 3 disminuye gradualmente los sofocos después de 24 semanas, con lo que la calidad de vida de estas mujeres mejora notablemente”, ha explicado.

El doctor también ha revelado que el Omega 3 es un excelente aliado en otros ámbitos. Por una parte, a nivel cardiovascular ya que una complementación de 2-4 g al día de ácidos grasos Omega 3 disminuye entre un 20 y un 50% la presencia de triglicéridos elevados. Por otra, en relación a los estados depresivos y especialmente la depresión post-parto, una complementación desde el embarazo con dosis de 2g al día de Omega 3 contribuye a la mejora de los estados de ánimo de la mujer.

No obstante, también ha destacado que el ritmo de vida actual dificulta conseguir habitualmente las cantidades recomendadas de Omega 3 a través de la dieta y, por ello, los complementos alimenticios se establecen como una herramienta útil para lograr esos niveles óptimos. Aún así, no todos los Omega 3 son iguales por lo que entre sus principales recomendaciones, destacan la importancia de que éstos estén elaborados con Omega 3 de alta calidad y una  concentración (superior al 80%).

Precisamente en esta línea, la campaña se complementa con acciones orientadas a consolidar la figura del farmacéutico como aliado para concienciar a la mujer sobre la importancia de los ácidos Omega 3 en el cuidado activo de su salud.

Yo también soy una Mujer Omega

Toda la información relativa a la iniciativa (calendario, acciones, concursos y promociones) está disponible en la webwww.mujeresomega.com Todas aquellas mujeres que quieran adherirse al Manifiesto, sólo tienen que acceder al site y firmar en el documento. Como símbolo de Mujer Omega, recibirán una pulsera que representará su adhesión y compromiso con la iniciativa.