La bomba de insulina disminuye hasta 4 veces el riesgo de hipoglucemia

0
3451

Asimismo mejora la hemoglobina glicosada en torno al 0,6%, reduce el número de inyecciones al día y aumenta la calidad de vida

El tratamiento de la diabetes mellitus tipo 1 con bombas de insulina puede disminuir hasta 4 veces el riesgo de sufrir hipoglucemias, (bajada de la glucosa por debajo de 70 mg/dl), debido a escasa ingesta de hidratos de carbono, excesivo ejercicio o a que se ha puesto una dosis de insulina excesiva. La doctora Beatriz García Cuartero, pediatra especialista en Endocrinología Infantil y responsable de la Unidad de Diabetes Infantil del centro médico d-médical explica, en relación la patología en la infancia que “se estima que 29.000 menores de 15 años padecen esta patología nuestro país. Por ese motivo, es fundamental tomar conciencia de la enfermedad y los tratamientos disponibles”.

Las nuevas tecnologías, como la bomba de insulina -dispositivo del tamaño de un móvil que infunde la insulina debajo de la piel de forma continua, simulando lo que hace el páncreas de una persona sana- y el sensor de glucosa, han supuesto un avance espectacular si lo comparamos con la administración de múltiples dosis de insulina, ya que “mejora la hemoglobina glicosada en torno al 0,6% y disminuye el número de inyecciones al día. De hecho, los niños pasan de administrar insulina mediante 3-5 inyecciones al día a cambiar el equipo de infusión cada 3 días” puntualiza esta experta.

Por otro lado, es destacable que la flexibilidad e independencia que ofrece el tratamiento permite alcanzar unos niveles metabólicos más estables. En este sentido, un mejor control de la diabetes implica que los niños tengan mayor libertad de horarios para realizar actividades cotidianas como dormir, comer, salir con los amigos., etc., lo que supone una mejora de la calidad de vida de los pacientes.

Algunas recomendaciones
Al igual que en el caso de los adultos con diabetes, los expertos recomiendan seguir una alimentación saludable basada en una dieta moderada en proteínas, relativamente baja en grasas y rica en hidratos de carbono; en este caso hay que controlar las etiquetas de estos alimentos, ya que estos pueden afectar los niveles de azúcar en la sangre.

Los niños con diabetes deben practicar ejercicio como cualquier sujeto de su edad, debido a que ayuda a liberar tensiones, mejora la coordinación y ayuda al cuerpo a utilizar la insulina. No obstante, la doctora García Cuartero considera que “la educación diabetológica continua a padres, pacientes y profesores por un equipo de profesionales formados en esta terapia, es la clave para un control adecuado de la enfermedad, evitando así las complicaciones de la misma”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here