Cómo aplicar la inteligencia artificial a la oficina de farmacia

0
1839
inteligencia artificial
inteligencia artificial

El futuro de la farmacia comunitaria pasa por ser más asistencial y centrada en las necesidades del paciente. Para ello, apostar por las posibilidades que representan las nuevas tecnologías en cuanto a atención personalizada así como por una gestión motivadora del equipo profesional de la oficina de farmacia resultan cuestiones esenciales. Así quedó patente ayer en la celebración de la quinta edición de la jornada Farmaonuba, cita profesional promovida por el Colegio de Farmacéuticos de Huelva y que congregó a voces expertas en ámbitos diversos como la administración sanitaria, la gestión del talento o la inteligencia artificial.

Sobre este último habló precisamente Teresa Hernando Martín, experta en investigación en resultados de salud y quien expuso en la conferencia inaugural Big Data: Dato al servicio de la salud el enorme potencial de la farmacia comunitaria como lugar para la recolección masiva de datos para su uso mediante inteligencia artificial, la cual, aseguró, “no viene para ocupar el sitio de los humanos, sino para convertirse en una potente herramienta que nos permita mejorar los resultados en salud”.

De la mano de la inteligencia artificial en el ámbito sanitario, Hernando detalló que será más fácil tomar decisiones, basadas en análisis de relaciones de causalidad (causa-efecto), siguiendo para ello un razonamiento deductivo, lo cual puede tener interesantes aplicaciones, por ejemplo, para la gestión del stock de una oficina de farmacia. No obstante, la aplicación del Big Data al campo de la salud tiene ante sí un gran reto y no es otro que garantizar el anonimato de los datos del paciente. Hernando concluyó su intervención invitando a las farmacias a poner en marcha proyectos en inteligencia artificial, resaltando que “no es necesario aspirar a manejar datos de todo un país o un continente, compartir datos entre farmacias provinciales puede dar pie a resultados interesantes”, apostilló.

Una herramienta tecnológica que es ya prácticamente una realidad y de la que ayer se avanzaron las claves de su funcionamiento es AxónFarma, una herramienta informática que gestiona los datos e historial farmacéutico de un paciente incluido en los servicios profesionales en el ámbito de la farmacia comunitaria. Este proyecto, impulsado por el Consejo Andaluz de Colegios Oficiales de Farmacéuticos (CACOF), destaca por su versatilidad, su fácil manejo y la posibilidad de ser usado por cualquier oficina de farmacia de Andalucía. Además ejercerá de nodo, en un futuro próximo, con los programas de gestión de la farmacia, las administraciones sanitarias, los sistemas sanitarios privados, etc. AxónFarma, se utiliza en este momento para la recopilación y gestión de datos de la campaña sanitaria ‘Peso y salud infantil’ del propio CACOF.



Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here