Cristina Abad: “Ahora estoy viendo más plástico que nunca. Me asusta”

0
504

“Los farmacéuticos han sido nuestros médicos y, seguramente para muchos, sus confesores de miedos por síntomas”

Desde bien pequeña supo que la interpretación tenía que ser parte de su vida. A día de hoy es una realidad que la ha convertido en una de las protagonistas de la serie diaria de TVE Servir y Proteger, aunque la fama le llegó hace dos años en la misma cadena televisiva con Acacias 38. Ahora, en Servir y Proteger, Cristina se mete todos los días en la piel de Paula una joven policía que tendrá mucho que demostrar a todo Distrito Sur su valía. Un personaje que tiene mucho más de la propia actriz de lo que ella se hubiera imaginado.

¿Cuándo descubrió que quería ser actriz? Qué supone para usted el mundo de la interpretación.

Con 18 años me di cuenta que al ser mayor de edad ya podía hacer cosas por mi cuenta, ya me hacía mayor sin saber lo que era ser mayor fue entonces cuando empecé a dar pequeños pasitos hasta que decidí estudiar en una escuela de interpretación y dedicarme prácticamente forma íntegra a ello. Para mí, el mundo de la interpretación es mi vida. No me imagino vivir sin estas sensaciones y el juego de emociones, es mi vida.

Estudió teatro con el director de escena Roberto Cerdá, así como en el estudio de interpretación de Juan Codina. Qué es lo que aprendió de ellos y cuál de sus enseñanzas le durarán toda la vida.

Roberto me enseñó que efectivamente, esa niña que se creía mayor era e iba a ser una actriz. 1 día a la semana durante 3 meses sentí que incluí dentro de mi cuerpo una gran parte del trabajo o, en ese caso, del aprendizaje de un actor. En el Estudio Juan Codina fue donde me formé en un largo periodo de tiempo y aprendí a tener disciplina, a amar este trabajo como todos los profesores lo hacían y hacen, pero sobre todo Juan Codina. Siempre recomendaré mi escuela porque fue como mi casa a la cual sigo yendo a seguir aprendiendo. Me han dado clase grandes profesionales y de todos se aprende, necesaria mucho tiempo y muchas hojas para hablar de ello y ellos.

Quiénes han sido sus mejores maestros en lo profesional y en lo personal.

No puedo quedarme con uno, ni siquiera con dos. Desde Roberto Cerdá que fue mi primer profesor hasta Lidia Oton, Fernando Soto, Javier Albalá, Luis Luque, Pedro Casablac y por supuesto Juan Codina.

Con cortos como Desconexión, dirigido por Juan López, ganó el premio a la mejor actriz protagonista en la Gala Racordd 2014. Qué supuso para usted este galardón.

Fue una experiencia muy divertida, el premio me lo dieron desde la universidad de Zaragoza. Tanto con el corto como con la gala fue la primera vez que trabajaba fuera de mi casa y de mi ciudad y todo estaba envuelto de ilusión y emoción.  El premio en sí, quizás no es un super galardón, pero lo recuerdo muy feliz y nerviosa, desde luego no me lo esperaba y a día de hoy me hace pensar que si entonces cuando yo no me veía la actriz que era ahora valoraron tan bien mi trabajo, ¿por qué no puede seguir ocurriendo?

Las series han tenido un auge tremendo en los últimos años en España. A qué cree que se deben.

Las series españolas se han ido adaptando a los tiempos y a las necesidades de los espectadores. Los productores y directores se están reinventando y están aportando nuevas ideas y energías, hay que seguir en esa línea y que haya trabajo para todos y proyectos para todos los gustos.

Precisamente son las series las que la han lanzado a la fama, primero con Acacias 38 y luego con Servir y Proteger, que ya va por su cuarta temporada, aunque la situación actual ha obligado a posponer el rodaje.

Efectivamente, la tele me ha dado mis primeros trabajos y espero que no deje de darme alegrías nunca.

En qué se distingue el trabajo que se hace para televisión del que se hace para el teatro o para el cine.

Del cine no puedo hablar. El teatro tiene sus ensayos, su proceso de creación en todos los sentidos. En el momento que sales al escenario ya no hay vuelta atrás y te enseña a resolver cualquier problema interpretativo que tengas, lo cual te hace estar más concentrado y a tener más disciplina. La tele o al menos las series diarias te hace crearen cada escena, si eres un buen actor o ambicioso, ya que tienes muchísimas escenas y lo interesante es que pases por diferentes estados y no todo lo hagas igual. Aquí se puede repetir e intentar hacerlo mejor. Creo que en las dos disciplinas que yo he trabajado, si te esfuerzas te hace ser un gran actor y a mejorar siempre, día a día. Que es otra de las cosas que me gustan de mi trabajo y de mí como actriz.

En El Funeral una comedia dirigida por Manuel Velasco, trabajaste con Concha Velasco y Antonio Resines, entre otros. ¿Qué ha aprendido de ellos?

Con Resines aprendí a disfrutar de él, aprendí a valorar lo que se tiene al lado en el trabajo, aprendí que hay que ser constante de cualquier modo en esta profesión y aprendí a aceptar las críticas con humor. De Concha aprendí a sentirme cómoda en un escenario, a sentir que el público es mi aliado, me mostró teatros llenos.

Su personaje en la serie Servir y Proteger, Paula Bremón, es una chica que desde siempre ha querido ser policía. En qué se identifica con ella y con su ilusión para conseguir lo que siempre quiso ser.

Exacto en lo que más nos parecemos es en lo luchadoras que somos las dos en nuestro trabajo. En querer crecer siempre y no conformarnos con lo primero que pillamos y mostrar que podemos demostrar con hechos que somos buenas profesionales.

Cómo calificaría la actuación que han tenido las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado durante la pandemia por el coronavirus.

Sinceramente es algo de lo que no puedo hablar, seguramente haya muchas cosas que no sabemos y no por hacer de policía sé todo lo que ha pasado en las comisarías. Imagino que en este tipo de situación todo es muy difícil de afrontar ya que todo es nuevo. Habrán hechos cosas bien y cosas mal, pero han estado al pie del cañón día a día como todos nosotras quedándonos en casa.

¿Cree en el ser humano? ¿Qué cree que está dispuesto a mostrar el español medio en momentos de crisis como el que estamos viviendo, lo bueno o lo malo?

En momento de crisis si estamos en calma puede sacar lo mejor, pero como haya rebelión miedo me da. Esta pandemia ha sacado un lado muy humano de cada uno pero no creo que eso se vaya a mantener en el tiempo, el ser humano olvida rápido y en la sociedad que vivimos esta infravalorado el amor a los seres humanos y al lugar donde vivimos. Porque se ha limpiado un poco el planeta, pero yo ahora estoy viendo más plástico que nunca. Me asusta.

Y cuál cree que ha sido el papel que ha ejercicio el farmacéutico a lo largo de estos meses. ¿Cómo valora su actuación en primera línea de batalla frente al virus?

Ha sido un papel necesario ya que sin ellos no tendríamos muchísimas cosas que hemos necesitado, tanto enfermos de COVID como enfermos por cualquier otra enfermedad. Han sido nuestros médicos y seguramente para muchos habrán sido sus confesores de miedos por síntomas.

¿Tiene alguna farmacia cerca que le haya marcado por algún motivo durante la pandemia de COVID-19? ¿Cree que se merecen el reconocimiento del Gobierno y el calificativo de Sanitario de una vez por todas?

La verdad es que no, por suerte no he visitado mucho las farmacias y en mi zona no ha ocurrido nada grave a reseñar por lo tanto no ha habido nada a destacar.

En general, qué le ha parecido la actuación de las personas durante el confinamiento. De qué está más orgullosa como ciudadana española y de qué más decepcionada.

Estoy muy orgullosa del esfuerzo que hemos hecho todos y cada uno de los españoles, es un gran esfuerzo el ir a trabajar con enfermos, a supermercados, repartir comida, limpiar y desinfectar. Pero también es un gran esfuerzo quedarse en casa sin salir más que para hacer compra durante tres meses de nuestra vida.

Cómo se definiría a sí misma, tanto en lo bueno como en lo malo.

Soy una persona luchadora, ambiciosa, social, alegre, comunicativa, valiente, honesta, leal… Pero también soy una persona caprichosa, mal hablada en muchas ocasiones, cabezota…

Y usted, tan activa, cómo ha llevado la cuarentena y ahora, la desescalada. ¿Qué ha hecho para mantener mente y cuerpo bien entrenados? ¿Cómo han llevado usted y su familia el encierro?

Al principio lo pasé bastante mal, yo soy una persona que no paro en casa más que lo justo y necesario, me ha creado ansiedad en muchas ocasiones, pero luego me he ido acostumbrando a la situación y relejando. Lo que peor llevé desde el principio fue pensar en no tener vacaciones o no poder viajar. La desescalada la estoy llevando muy bien, he salido a andar cuando nos dejaban solo 1 hora y en la fase 1 he visto a casi todos mis grupos de amigos que es algo que todos necesitábamos. He vuelto a tener horarios y a disfrutar del tiempo que paso en casa que vuelve a ser el justo y necesario. Lo único que echo de menos y me encantaría es ir a la playa.

¿En qué ha modificado el coronavirus su vida? Cuáles son sus próximos proyectos.

Ahora mismo no sé en qué medida ha cambiado el coronavirus en mi vida, quizás es algo que iremos notando a la larga. Y proyectos de momento estoy con Servir y Proteger que para cómo se está dando la situación soy una gran afortunada, aunque creo que antes también lo era.

Cristina en 7 cuestiones

De no ser actriz, a qué otra cosa le hubiera gustado dedicarse… profesora de educación infantil.

Cuál es la profesión que más admira… a los astronautas.

Su mayor virtud… luchadora.

Y su mayor defecto… caprichosa.

A qué le tiene miedo… al fracaso.

El momento más feliz de su vida… La semana en Tokio grabando un videoclip, cuando nadé con tiburones ballena, cuando contemplé la máscara de la tumba de Tutankamon, y muchos más. Hay muchos, no podría quedarme con uno.

Y el más difícil… algún duelo por perdidas de personas que hayan fallecido o perdidas de personas que sigan vivas, pero ya no en mi camino.

Qué pasa si no te sales con la tuya… sigo insistiendo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here