El 40% de las víctimas de incendios son mayores de 65 años

0
849

Los accidentes, en general, tienen un impacto muy considerable en la salud de las personas de edad avanzada. Y, en este contexto, el desarrollo de las actividades domésticas, como son el aseo diario o el desplazarse dentro del propio hogar, suelen ser el entorno en el que se producen.

Para abordar este tema, así como las posibles medidas de prevención de este tipo de accidentes, tanto dentro como fuera del domicilio, la Real Academia Nacional de Medicina (RANM), con la colaboración de la Fundación Mapfre, ha inaugurado el Ciclo de Conferencias “Prevención de accidentes en personas mayores”. Durante la presentación del Ciclo, Jesús Hernández, responsable del Área de Salud y Prevención de la FUNDACIÓN MAPFRE, destacó que según el “Estudio de Víctimas de Incendio en España 2012 que elaboró esta Fundación”, “el 40% de las víctimas mortales por esta causa son personas mayores de 65 años”.

En este marco, señaló que “los detectores de incendios, que tienen un coste asequible y son de fácil instalación, contribuyen en gran medida a disminuir sus consecuencias, convirtiéndose en el mejor sistema para sobrevivir en caso de incendio por la noche mientras se duerme”. Acerca de su uso y ubicación, indicó además, que “es importante colocar el dispositivo entre las zonas donde más incendios se producen (cocina, salón y dormitorio) y que si suena la alarma y no se puede sofocar, es conveniente cerrar las puertas donde se ha producido el fuego, salir de la vivienda y llamar a los bomberos”.

Los accidentes más frecuentes

Las intoxicaciones, tanto alimentarias como por un consumo inadecuado de medicamentos, y las caídas son los accidentes más frecuentes que sufren los mayores.  Tal y como explica el profesor José Manuel Ribera Casado, Académico de Número y coordinador de este Ciclo, “durante el proceso de envejecer se van sumando cambios en nuestro organismo que favorecen e incrementan el riesgo de sufrir este tipo de accidentes. La pérdida en los órganos de los sentidos, en los músculos, articulaciones, sistema nervioso central, etcétera van limitando tanto la capacidad de atención como los reflejos de todo tipo. Son cambios perversos que se van produciendo de manera gradual y sobre los que las personas mayores tardan en tomar conciencia. Todas estas circunstancias convierten al anciano en víctima ideal para sufrir un accidente. Y en este contexto, las caídas, tanto dentro como fuera de casa, son los más frecuentes, teniendo en cuenta además que el sufrir una aumenta el riesgo de tener otras”.

Se estima que el 90% de fracturas de cadera, antebrazo y pelvis tienen como antecedente una caída. Por su morbimortalidad y la repercusión funcional que conlleva, la fractura de cadera es la más importante en la población anciana. Otras consecuencias comunes son las contusiones, las heridas, y los traumatismos craneoencefálicos, costales y abdominales. “En la mayoría de los casos”, comenta el profesor Ribera Casado, “el anciano se cae como resultado de unos factores intrínsecos, que están relacionados con el propio paciente, de otros extrínsecos, derivados del entorno, y de otras circunstanciales que dependen del tipo de actividad que se esté realizando en ese momento”.

Al impacto físico y económico de las caídas en los mayores hay que sumar el psicológico. Tal y como describe el Académico de Número, “el miedo a caerse de nuevo y la pérdida de confianza pueden producir un deterioro funcional que se traduce en una disminución de la marcha, en la limitación para realizar actividades básicas cotidianas y, en definitiva, en una disminución de autonomía que aumenta la probabilidad de que ese paciente acabe siendo institucionalizado”.

Intoxicaciones por fármacos y alimentos

Durante esta jornada también se van a abordar otro tipo de accidentes muy comunes en este grupo de población: las intoxicaciones. Entre las más frecuentes están las provocadas por el consumo de alimentos en mal estado o por el uso inadecuado de medicamentos, que puede provocar una sobredosis u otros efectos secundarios no deseados.

Accidentes fuera del domicilio

El próximo miércoles 12 de marzo tendrá lugar la segunda sesión de este Ciclo en la que se abordarán los accidentes fuera del domicilio, la prevención de las caídas, el coste de la accidentabilidad y la educación ciudadana.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here