El 70% de las amputaciones se deben a la diabetes

0
714

Un 15 % de la población española es diabética, y entre un 20 y un 40% de éstos pacientes presentan neuropatía o enfermedad vascular periférica, según explica el presidente de la Sociedad Española de Angiología y Cirugía Vascular (SEACV), Javier Álvarez Fernández, que destaca, por estos motivos, la importancia de contar con Unidades Clínicas de Úlcera de Pie Diabético. Y es que, recuerda, los pacientes diabéticos tienen un 25% más de riesgo de hacer una úlcera en una pierna y que existe un riesgo de amputación elevado, de hecho, “un 70% de las amputaciones que se realizan hoy en día se debe a la diabetes, y en éstas personas apuntadas aumenta el riesgo de mortalidad al cabo de cinco años”.

Según enfatiza el doctor Álvarez Fernández, las úlceras en los pacientes diabéticos deben ser controladas desde un primer momento. Este control, asegura, se puede llevar a cabo por Atención Primaria, en los casos más leves, o bien ha de ser derivado a un especialista en Angiología y Cirugía Vascular o a una unidad especializada en los cuadros que se complican. “Por desgracia, estamos acostumbrados a ver retrasos en la derivación de ese tipo de pacientes y realizar amputaciones a pacientes que llegan tarde a estas unidades”, apunta.

Asimismo, el retraso en la derivación se puede deber a que los pacientes diabéticos suelen tener neuropatía (pierden la sensibilidad de los pies), recuerda el experto, por lo que hace que los roces producidos por el calzado no les generen dolor y tarden en detectar que están haciendo una úlcera o una lesión que pone su extremidad en riesgo.

Estas reflexiones, a su juicio, explican la importancia de estas unidades. Por este motivo, con el objetivo de conseguir implementarlas, un grupo de expertos, entre los que se encuentra el doctor Álvarez Fernández, ha diseñado un Toolkit, un conjunto de herramientas para facilitar la puesta en marcha, funcionamiento y evaluación de Unidades Clínicas de Úlcera de Pié Diabético. “Con este tipo de iniciativas se pretende llamar la atención a los niveles asistenciales que pueden identificar antes este tipo de lesiones, como la enfermería o Atención Primaria y trabajar en la educación de la población diabética”, apunta el experto, que explicó esta herramienta ante una nutrida audiencia de especialistas en el ‘Symposium Pie Diabético’, coordinado por el doctor Ignacio Blanes Mompó, y realizado en Valencia recientemente. Este toolkit representa un “diseño ideal de tratamiento” y cuenta con fichas, protocolos y guías clínicas de actuación tanto para Atención Primaria como Especializada.

Inversiones y ahorros
Hay pocas Unidades de este tipo en España, se lamenta el presidente de la SEACV, “ya que cuesta trabajo convencer a las autoridades sanitarias de la importancia que tienen”. Agrega que la calidad y los ahorros que gana el sistema con su creación compensa la inversión que requieren, que “no es muy elevada”. Así, apunta que encuentran “poca sensibilidad” por parte de las autoridades, que “no tienen una visión del ahorro que puede suponer hacia la sociedad en general”.

Además, el doctor Álvarez Fernández señala que en muchas comunidades autónomas, el podólogo no está integrado en el servicio de prestaciones de la Seguridad Social y “es una figura muy importante en el proceso de tratamiento de este tipo de pacientes”.

Por último, ha querido llamar la atención de las autoridades respecto al hecho de que la creación de Unidades Clínicas de Úlcera de Pie Diabético sirve de referencia a especialistas como endocrinólogos, podólogos o médicos de Primaria “para intentar solucionar y prevenir la aparición de estas úlceras que muchas veces llevan a la catástrofe de la amputación”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here