El consumo moderado de cerveza puede mejorar la función cardíaca global

0
639

El estudio “Efectos protectores de la cerveza en el sistema cardiovascular”, elaborado por el Centro de Investigación Cardiovascular CSIC-ICC- Hospital de la Santa Creu i Sant Pau, dirigido por la doctora Lina Badimón y la doctora Gemma Vilahur, del Instituto Catalán de Ciencias Cardiovasculares del CSIC, asegura que tomar cerveza ayuda a reparar el tejido fibroso del corazón tras sufrir un infarto y deriva en un menor tamaño de la cicatriz, así como supone una mejora en el funcionamiento cardiaco global.

A través de las actividades y presentaciones de estudios científicos relacionados con el consumo moderado de cerveza y sus efectos sobre la salud, el CICS se ha acercado directamente a más de 3.000 profesionales de la salud durante el 2012. Asímismo, las conclusiones de las investigaciones sobre los efectos del consumo moderado de cerveza han llegado a cerca de 18.000 médicos, nutricionistas, estudiantes y público en general.

Según la doctora Gemma Vilahur, los datos revelan que la cerveza puede disminuir la incidencia de arritmias y “se podría confirmar un efecto protector que resulta más pronunciado  en los que consumieron cerveza de forma leve o moderada”.

En los próximos meses, el Centro de Información Cerveza y Salud pondrá en marcha la XIV convocatoria de las Becas Cerveza, Salud y Nutrición con el fin de incentivar la investigación y de facilitar la incorporación al mundo laboral de jóvenes universitarios.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here