El embarazo en enfermedad inflamatoria intestinal no es incompatible con el tratamiento

0
707

El embarazo en Enfermedad Inflamatoria Intestinal (EII) debe ser programado. La primera consideración fundamental que debe tomar una paciente con EII que quiera formar familia es que el médico conozca su situación para intentar programarlo en el momento más idóneo y con la medicación adecuada. Así lo ha afirmado la doctora Ángeles Masedo en las jornadas para pacientes con EII realizadas el pasado mes de septiembre en el Hospital Universitario 12 de Octubre en colaboración con la Confederación de Asociaciones de enfermos de Crohn y Colitis Ulcerosa de España (ACCU España).

Si el embarazo se produce en un momento de inactividad de la enfermedad, el riesgo de brote es del 33%, generalmente es leve y en el primer trimestre”, asegura la doctora Ángeles Masedo. Además, se recomienda la visita al gastroenterólogo tres veces durante el período de gestación y otra en el puerperio, salvo complicaciones.

En caso de que la enfermedad se encuentre activa en el momento de quedarse embarazada existe un alto porcentaje de pacientes que mantiene el brote durante el embarazo y aumenta el riesgo de un parto prematuro, aborto espontáneo y de bajo peso al nacer el niño. En este sentido, la doctora Masedo insistió en que “en caso de brote durante el embarazo es muy importante tratarlo de forma rápida y adecuada, es mucho peor para el feto la enfermedad mal controlada que los posibles efectos secundarios de los tratamientos”.

El objetivo de estas jornadas es que los pacientes con EII conozcan mejor su patología  y colaboren de forma activa en el manejo de su enfermedad. “Los pacientes bien informados colaboran de forman positiva en el control de su enfermedad y en el cumplimiento de los tratamientos. Así como en la toma de decisiones responsables”, asegura la doctora Pilar Martínez, gastroenteróloga de la Unidad de EII de del Hospital Universitario 12 de Octubre y coordinadora de esta actividad.

Desde ACCU España, califican este tipo de jornadas como el mejor complemento a la atención sanitaria. “Debido a diversos factores como el nerviosismo o la limitación de tiempo, el paciente con EII sale de las consultas con infinidad de dudas en las que se puede profundizar en este tipo de encuentros con los mismos profesionales que los tratan”, asegura Ildefonso Pérez, presidente de ACCU España.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here