Expertos en neumología profundizan en los seis “interrogantes clínicos” de la EPOC

0
682

Los principales expertos en el campo de la Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (EPOC) han profundizado y discutido los seis “interrogantes clínicos” en EPOC en la VI edición de Avances en EPOC en la que han participado más de 250 neumólogos españoles.

En el marco de este encuentro organizado por Boehringer Ingelheim se ha realizado una actualización de los aspectos científicos más destacados en EPOC. De esta manera, se ha abordado la enfermedad desde la progresión de la enfermedad/mortalidad, las exacerbaciones, la calidad de vida, la función pulmonar, la disnea y tolerancia al ejercicio.

El doctor Julio Ancochea, coordinador de Avances en EPOC y jefe del Servicio de Neumología del Hospital de la Princesa de Madrid, ha recordado que estos seis interrogantes clínicos fueron identificados por los 60 neumólogos que participaron en el programa Expert10 y ha resaltado “la mejora en el abordaje y tratamiento de la enfermedad que se ha producido en la última década”. A este respecto se ha referido a tiotropio, el primer tratamiento de mantenimiento con un anticolinérgico inhalado de acción prolongada administrado una vez al día para pacientes la EPOC: “Los estudios clínicos a gran escala demuestran la eficacia de tiotropio para paliar la progresión de la enfermedad, reducir el riesgo de exacerbaciones o aumentar la calidad de vida”.

Por su parte, el doctor Marc Miravitlles neumólogo del Hospital Vall d’Hebron de Barcelona y coordinador junto al doctor Anochea de las jornadas, se ha centrado en la función pulmonar, la sintomatología y la tolerancia al ejercicio como variables que ayudan a un abordaje “más complejo y personalizado” de la enfermedad (ver vídeo). Asimismo, el doctor Miravitlles también ha señalado que “tiotropio ha conseguido que los pacientes tengan una broncodilatación sostenida y, por lo tanto, puedan tener una mayor capacidad de ejercicio, mejor calidad de vida y experimenten una disminución de las agudizaciones”.

Foro de debate

El formato de la reunión como foro de debate ha permitido la participación interactiva, a través de votación por ipad, de los más de 250 neumólogos reunidos, que han opinado sobre los “interrogantes clínicos” a debate. Dichos debates se han estructurado mediante una exposición y posterior discusión y votación final. El primero de ellos se ha centrado en el interrogante: “¿Hay que tratar siempre la EPOC con obstrucción leve para evitar su progresión?”,

Los otros debates han incluido aspectos de la calidad de vida en pacientes con EPOC (“¿Modifico el tratamiento de mis pacientes en función del impacto en la calidad de vida?”), función pulmonar (“¿La prueba de broncodilatadores en la EPOC tiene una utilidad mínima?”), los sintomatología (“¿los síntomas son el elemento fundamental a la hora de elegir el tratamiento inicial de la EPOC?”) y el ejercicio (“¿se debe utilizar siempre la medición de la capacidad de ejercicio para valorar el resultado de una intervención en la EPOC?”).

Sobre la EPOC

La enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) es una de las principales causas de muerte y discapacidad en todo el mundo y tiene un impacto físico y emocional significativo en las personas que la padecen. Cuando la EPOC progresa aparece la disnea que conlleva una disminución de la función pulmonar y se convierte en una causa importante de discapacidad y ansiedad. Acompañada de síntomas que desencadenan temor, frustración, aislamiento y depresión en los pacientes.

Según las estimaciones más recientes de la Organización Mundial de la Salud (OMS) actualmente más de 210 millones de personas conviven con la EPOC y se estima que pueda convertirse en la tercera causa de muerte mundial en 2030. Además estos pacientes a menudo presentan otras comorbilidades graves como cardiopatías, diabetes, osteoporosis y depresión, lo que dificulta aún más el tratamiento concomitante de la EPOC y de estas enfermedades.

Debido al carácter crónico de la enfermedad y a sus síntomas incapacitantes, la EPOC también puede suponer una carga significativa para las personas que cuidan de amigos o familiares afectados por esta enfermedad. El diagnóstico precoz y una intervención terapéutica adecuada después de una exacerbación son esenciales para la recuperación rápida de los pacientes y la mejoría de su calidad de vida.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here