Los hematólogos demandan más recursos para fortalecer la investigación en su especialidad

0
891

Más de 1.700 hematólogos se darán cita, del 6 al 8 de noviembre, en el Palacio Municipal de Congresos de Madrid, en el LVI Congreso Nacional de la Sociedad Española de Hematología y Hemoterapia (SEHH) y XXX Congreso Nacional de la Sociedad de Trombosis y Hemostasia (SETH). Debido a la magnitud del evento, que supone la principal cita anual de los hematólogos en España, también habrá una importante representación de especialistas internacionales.

El principal objetivo de este congreso es presentar los avances científicos y revisar los temas más relevantes en ambas especialidades. No obstante, los especialistas se muestran preocupados ante “la escasez de recursos y la falta de apoyo en investigación que hay en España. Además, la situación de desempleo y el no cubrir las plazas de los profesionales que se jubilan supone un impacto negativo para la especialidad”, apunta el Dr. José María Moraleda, presidente de la SEHH.

En el ámbito formativo, el objetivo principal de la Comisión Nacional de Hematología y Hemoterapia es, según el Dr. Carlos Solano, presidente del comité científico de este congreso es, “lograr que el período de formación de los hematólogos sea de cinco años como mínimo. Al tratarse de una especialidad amplia, pasar de 4 a 5 años, facilitaría la adquisición de las competencias necesarias para el desarrollo profesional en Hematología y Hemoterapia con su vertiente clínica, laboratorio y hemoterapia además de equiparnos a la formación europea”.

En relación a la participación en ensayos clínicos, España es uno de los países con mayor participación con nuevos fármacos en todas sus fases para neoplasias hematológicas, siendo Madrid una de las comunidades con mayor peso en la Hematología española, con cerca de 300 especialistas repartidos en casi 30 centros hospitalarios. De hecho, “en los hospitales de la Comunidad de Madrid se forman el 25% de los residentes españoles”, apunta el Dr. Adrián Alegre, presidente del Comité Organizador Local de este congreso.

Un programa científico muy completo
El Dr. Alegre destaca que “este año se han presentado más de 800 comunicaciones de muy alto nivel”. Además, habrá 23 simposios oficiales (17 del área de Hematología- SEHH- y 6 del área de Trombosis y Hemostasia-SETH) que servirán para revisar todos los aspectos de ambas especialidades.

En el marco del congreso también se presentarán importantes estudios genómicos como la secuenciación masiva del genoma con fines diagnósticos para identificar subgrupos de pacientes con enfermedades hematológicas, “incluyendo leucemias y trastornos de la hemostasia, para que los pacientes se puedan beneficiar de un tratamiento dirigido con nuevos fármacos más específicos y menos tóxicos”, aclara el Dr. Carlos Solano, presidente del Comité Científico.

Uno de los simposios monográficos más destacados será el relativo a la curación de la infección por VIH mediante el trasplante de sangre de cordón umbilical, que introduce en las células del sistema inmune genes que impiden la entrada del virus en las células diana de esta infección.

Por otro lado, el Dr. Moraleda afirma que “2014 ha sido el año de la publicación de ensayos clínicos sólidos que confirman la seguridad y eficacia de nuevos fármacos como los nuevos inhibidores de tirosina kinasa y nuevos anticuerpos monoclonales para el tratamiento de las neoplasias linfoides, como la leucemia linfoide crónica, los linfomas del manto y el linfoma de Hogdkin refracarios a las terapias convencionales”. En el contexto de la leucemia mieloide crónica, el Dr. Solano puntualiza que “el resultado con inhibidores TK abre la puerta a poder suspender dichos tratamientos tras haber alcanzado un grado profundo de repuesta molecular que ahora podemos monitorizar mediante tests muy sensibles”. Respecto a nuevas terapias en Mieloma Múltiple, el Dr. Alegre señala que “se siguen incorporando nuevos agentes y es un proceso en el que ya se puede hablar de curabilidad o control prolongado en una fracción relevante de pacientes”.

En el ámbito de la trombosis se presentarán datos significativos en la utilización, cada vez más extensa, de los nuevos anticoagulantes orales en pacientes con patologías cardiacas o hereditarias con riesgo de trombosis. El Dr. Vicente Vicente, presidente de la SETH, ha manifestado que “entre nuestros objetivos destaca el deseo de impulsar los estudios clínicos multidisciplinarios, sin barreras de especialidades, lo que llevará a una investigación de mayor calidad”.

Acceso a fármacos e investigación
Gran parte de los ensayos clínicos en Hematología son liderados por grupos cooperativos españoles, y un número relevante de los nuevos fármacos han sido ya aprobados en la FDA y tienen ficha técnica en la EMA. Sin embargo, entre las demandas de los hematólogos se encuentra la de mantener unas plantillas que permitan una asistencia de calidad docente, asistencial y de investigación clínica y el preservar la especialidad con su faceta de laboratorio de diagnóstico especializado. En este sentido, la burocracia para desarrollar la investigación clínica en algunas comunidades y centros preocupa a los expertos, por ello, el Dr. Alegre alerta sobre “la necesidad de facilitar el acceso a fármacos innovadores sin excesivo retraso con respecto a otros países de nuestro entorno”.

El Dr. Vicente Vicente señala que “es necesario mejorar e incrementar la visibilidad de la investigación española en el seno de la Sociedad Internacional de Trombosis y Hemostasia (ISTH), favoreciendo la participación en los subcomités de la ISTH de grupos españoles y continuar e incrementar, en la medida de lo posible, la formación continuada, de los diferentes aspectos que conforman la hemostasia, la trombosis y la biología vascular, tanto para médicos como para no médicos”.

Ante la importancia de este tema, el programa científico incluye un simposio específico para abordar la equidad en la accesibilidad a fármacos, la formación de especialistas en Hematología en el contexto europeo y los retos de la investigación clínica en Hematología en la coyuntura actual de crisis económica.

Avances y novedades
En el campo de la patogenia molecular y el diagnóstico, la secuenciación a gran escala de mutaciones con nuevas técnicas más rápidas y automatizadas ha permitido al grupo “Cancer Genome Atlas Research Network” publicar el mapa genómico y epigenómico completo de la leucemia aguda mieloide y describir todas las mutaciones recurrentes en esta enfermedad.

Además, se han identificado mutaciones de alta frecuencia en enfermedades concretas como la leucemia linfoide crónica, tricoleucemia, linfoma linfoplasmocítica o la anemia refractaria sideroblástica. “Estos hallazgos contribuyen a descubrir mecanismos patogénicos de enfermedad y posibles dianas terapéuticas. En algunos de ellos están implicados investigadores españoles”, subraya el Dr. José María Moraleda.

También se presentan novedades en combinaciones de fármacos. “Hace muy pocos años habría resultado impensable pretender curar leucemias mieloides agudas. Sin embargo, ya es posible en leucemia promielocítica utilizando una combinación de Ácido All-Trans Retinoico (ATRA) con Trióxido de Arsénico (ATO). Esto supone un avance revolucionario poder curar pacientes con leucemias agudas sin quimioterapia”, afirma el presidente de la SEHH.

Otra de las revoluciones terapéuticas de este año es la introducción en la práctica clínica rutinaria de los nuevos anticoagulantes orales, libres de monitorización, para la profilaxis y tratamiento de la trombosis. Sus indicaciones y su implantación universal son uno de los mayores retos a los que se enfrentan las Unidades de Hemostasia y Trombosis.

En lo que respecta a la trombosis “en el campo terapéutico hay notables avances tanto en el campo de las coagulopatías congénitas, como en la profilaxis y tratamiento de la enfermedad tromboembólica. En hemofilia hemos asistido al desarrollo de nuevos productos recombinantes que tienen un efecto terapéutico más potente y también una duración plasmática más prolongada. Es indudable que su incorporación va a suponer un logro importante en el tratamiento de la hemofilia A y B”, declara el Dr. Vicente Vicente.

Durante 2014, los anticoagulantes orales de acción directa (ACODs) han certificado rotundamente su eficacia y mayor seguridad respecto a las clásicas antivitaminas K. Según el presidente de la SETH, “se han iniciado estudios en fase III de antídotos para dabigatran, y están muy cercanos de comenzar para rivaroxaban y apixaban. También se ha conseguido la evidencia clínica para la próxima aprobación de un nuevo ACOD, como es edoxaban”.

Igualmente, durante este año se han puesto a disposición de los laboratorios de hemostasia pruebas diagnósticas de utilidad para conocer la cantidad de fármaco anticoagulante circulante.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here