• Presidente de SEFAC desde 2012 ¿qué balance haría de todos estos años?

Muy positivo. Siempre digo que a mí SEFAC me cambió la vida profesionalmente, desde que asistí al congreso celebrado en La Coruña en el 2006. Allí me empapé de una pasión aún mayor por la labor asistencial de la farmacia comunitaria y conocí a compañeros que se han convertido en grandes amigos y con los que no he dejado de aprender y mejorar como profesional. Desde un punto de vista institucional, creo que en los años que llevo ejerciendo distintos cargos de responsabilidad, ahora como presidente, pero antes como vicepresidente o tesorero, SEFAC ha tenido un gran crecimiento, que es consecuencia no solo del trabajo y del esfuerzo de las personas más implicadas en la Sociedad, sino de la propia evolución de la profesión hacia un modelo más asistencial y científico. Es verdad que aún queda mucho por hacer y avanzar, pero el hecho de que tengamos ya más de 4.600 socios es un claro indicador de que el mensaje que tratamos de enviar como organización, junto con el resto de organizaciones sectoriales, está calando entre los profesionales.

• En este período la Sociedad ha crecido mucho, ha duplicado el número de socios, se han creado nuevas delegaciones y se han estrechado lazos con otras sociedades científicas…

Así es. Como decía antes hemos superado ya los 4.600 socios, y en todas las poblaciones de España además tenemos cubierto prácticamente todo el territorio nacional con delegaciones en todas las comunidades autónomas a falta de Asturias, donde ya hay una base sólida para crear la delegación muy próximamente. Me gustaría destacar el perfil de consenso de SEFAC que se constata en los convenios firmados y actividades conjuntas con una gran cantidad de entidades, especialmente sociedades científicas médicas con las que colaboramos de forma continua y muy activa, como SEMERGEN, SEMG, semFYC, SED, SER, SEAIC, SEH-LELHA, etc. Pero también con colegios oficiales de farmacéuticos, con universidades, distribuidoras, sociedades farmacéuticas, ONG y asociaciones de pacientes con las que hemos intensificado mucho los contactos, ya que consideramos que es esencial que, como profesionales de la salud, conozcamos de primera mano las necesidades e inquietudes que los pacientes tienen y podamos dar una respuesta eficaz desde las farmacias. En total, más de 50 convenios de colaboración. Nuestra vocación siempre ha sido la de sumar y colaborar y eso se refleja en estos acuerdos que solo buscan el beneficio para los profesionales y los pacientes que atendemos.

• La sociedad que usted preside ha hecho de la Atención Farmacéutica su cruzada, sin embargo, la AF no ha estado exenta de controversia y “suspicacias” en otros sectores profesionales. En este sentido usted ha manifestado que la AF se encuentra regulada por ley, y que los farmacéuticos están obligados a realizarla. No es un invento de nadie, ha dicho… Parece que el farmacéutico tuviera que reafirmarse continuamente… ¿Haría falta quizás más regulación? ¿Cuál es la clave para zanjar esta cuestión?

Yo creo que no se trata de hacer cruzadas ni de pelear contra nadie. Yo soy un gran aficionado a la Historia porque creo que nos enseña mucho de lo que fuimos, somos y de lo que podemos llegar a ser, y considero que el terreno de la atención farmacéutica no es un campo de batalla. Es una gran oportunidad para mejorar la salud de los pacientes que toman medicamentos y que, como bien dice en su pregunta, está recogida por la normativa y no invade las competencias de ningún colectivo. Como su propio nombre indica es atención farmacéutica, atención que prestan los farmacéuticos con arreglo a lo que les reconoce la ley y a sus conocimientos y competencias. Quizá, como en otros ámbitos de la vida, aquí lo que falla es la comunicación y la información o la desinformación interesada que no quiero entrar a valorar, porque alimentar polémicas vacías no beneficia a nadie ni incluso a quienes las fomentan, y menos a la población y los pacientes. No hay ningún inconveniente en explicar tantas veces como sea necesario qué es la atención farmacéutica, sus objetivos, los servicios profesionales que implica, su marco legal, etc. si con eso se consigue entender que mejorar la atención de los pacientes y su salud implica la colaboración y la coordinación entre todos los agentes de salud (médicos, farmacéuticos, enfermeros, etc.) que tienen contacto con ellos. Porque todos somos necesarios. Además, la atención farmacéutica puede ayudar también a mejorar la labor asistencial del resto de profesionales de la salud, gracias a que puede descargar de funciones perfectamente asumibles por la farmacia y también puede ayudar a la detección en farmacias de problemas que pueden ser derivados al centro de salud de forma precoz antes de que se agraven. Todo ello pasa por mejorar la fluidez en las comunicaciones. A veces lo que se desconoce se teme y la mejor forma de eliminar ese temor o suspicacias es con el conocimiento y la información. Así lo venimos haciendo desde hace tiempo con los médicos de atención primaria y los beneficios para todos son evidentes.

• En esta línea la beca STADA-SEFAC para la investigación en Atención Farmacéutica ya ha cumplido su séptima edición, un proyecto que se consolida, ¿cuáles son sus objetivos?

Los objetivos son estimular la investigación en atención farmacéutica y, en especial, en el desarrollo e implantación de servicios profesionales farmacéuticos. Es muy importante que los farmacéuticos comunitarios seamos plenamente conscientes de la importancia que tiene la investigación científica para avanzar como profesionales de la salud. Debemos generar la evidencia científica suficiente para demostrar que nuestras intervenciones tienen impacto en salud y son beneficiosas para los pacientes y para el sistema sanitario en su conjunto. Esto es lo que va a marcar la diferencia para poner en valor el trabajo asistencial que hacemos día a día con los pacientes. Registrar, documentar, publicar, en definitiva, Investigar, es fundamental para seguir avanzando. Con la beca STADA-SEFAC queremos fomentar esta línea de trabajo y premiar a los farmacéuticos comunitarios que trabajan en esta dirección que, repito, es imprescindible para el futuro de la profesión porque ya se sabe que lo que no se registra no existe. Hay que investigar más y como sociedad científica es nuestra obligación impulsarlo.

Apúntate a nuestra newsletter

* La newsletter para farmacéuticos es para uso exclusivo de profesionales sanitarios (médicos, enfermeros, farmacéuticos) involucrados en la prescripción o dispensación de medicamentos, así como profesionales de la industria farmacéutica y la política sanitaria. Publicitario Farmacéutico SL no se hace responsable del uso de esta newsletter por parte de profesionales no cualificados.