Kiti Mánver: “Creo que nuestra dieta mediterránea es la joya de la alimentación”

0
34


En la última edición del Festival de Málaga, El Inconveniente se alzó con cinco importantes premios, entre ellos la Biznaga de Plata para la Mejor Actriz, Kiti Mánver, que la consagra como una imprescindible de nuestro cine.

El Inconveniente es la adaptación cinematográfica de la obra teatral escrita por Juan Carlos Rubio cuyo estreno tuvo lugar en 2008 en Miami. Ha sido traducida a seis idiomas y ha subido a los escenarios de Argentina, Alemania, Australia, Suiza, Italia, Grecia, Chile, Puerto Rico, Costa Rica, Uruguay, Panamá y República Dominicana, con gran éxito de crítica y público (casi 1 millón de espectadores acumulados). En España, bajo la dirección de Juan Carlos Rubio, se estrenó en 2010 y, tras su estancia en el Teatro Lara de Madrid continuó su gira por más de 120 ciudades, llegando a cumplir las 300 representaciones. Y es que esta historia aborda un tema candente ahora mismo en nuestra sociedad, el trato que reciben las personas mayores y el interés por heredar su patrimonio.  La adaptación de la obra al cine llega ahora de la mano de Bernabé Rico, y es además su ópera prima. La suerte ha favorecido y en la última edición del Festival de Málaga, se alzó con cinco importantes premios, entre ellos la Biznaga de Plata para la Mejor Actriz, Kiti Mánver, que lleva el peso protagónico de esta cinta en la que también participa una esplendorosa Juana Acosta, y los actores Carlos Areces, José Sacristán y Daniel Grao, entre otros grandes nombres de nuestro cine.

 KITI MÁNVER ha recibido este premio que otorga el festival a actrices y actores imprescindibles del cine español, porque precisamente ella es eso, una imprescindible de nuestro cine. En esta entrevista vamos a conocerla un poquito más.

¿Kiti, te has sentido identificada con Lola, esta septuagenaria que se ve rodeada de gente esperando hacer un buen negocio tras su muerte?

Identificada no me siento con el personaje porque no tengo esa situación de vida, pero sí la conozco perfectamente porque he vivido una historia similar con mi mamá, recientemente fallecida, y al final de sus días la convencimos porque con su pensión siempre se estaba quejando que no le llegaba el dinero. Conseguimos que vendiera su piso, ella decía que qué nos iba a dejar, pero somos nueve hijos, fíjate tú. No era evidentemente el mismo caso de la película, que es otra cosa distinta, es lo que se llama “nuda propiedad”, cuando la gente que vive en el piso tiene una edad y otra gente que quiere invertir en ese piso lo compra con unas condiciones que suponen entre un 30 y un 40 por ciento más barato de lo que costaría realmente, pero se quedan con el bicho dentro, con el inconveniente.

Kiti Mánver, Tu relación con Juan Carlos Rubio viene de muy atrás, formas parte ya de su equipo creativo habitual…
Si. Como él dice, somos una pareja de hecho, aunque siempre digo: “¡qué más quisiera yo!”. A través de Juan Carlos yo he entrado en un equipo de gente impresionante, no solamente por su valía artística y profesional y todo eso, sino porque crea un ambiente de trabajo que es el soñado por cualquier actor o actriz. Mucho trabajo, por supuesto, eso no nos asusta, al menos la gente con la que me gusta trabajar, pero con un ambiente amoroso totalmente, educadísimo y con el fin de solucionar. Por supuesto, los conflictos aparecen, como no, es una cosa absolutamente lógica y normal, los conflictos creativos, si no los hay en los trabajos creativos parece que se quedan en nada. Formo parte del equipo de Juan Carlos Rubio desde hace ya unos 15 años y es una maravilla la verdad. Gracias a él conocí también a Bernabé Rico director de la película, le conozco desde que era muy jovencito, y he trabajado con él también como actor, porque es actor y actor de doblaje. Nuestro conocimiento viene de la primera obra que hice con Juan Carlos Rubio, sobre un texto suyo que se llama Humo, en el que trabajó también Juan Luís Galiardo.

¿Cómo ves la situación del cine actualmente, sin tener en cuenta las circunstancias de pandemia que todos conocemos?

El cine tiene una terrible salud de hierro, siempre se está muriendo, como le está pasando al teatro. Es fundamental que tener en cuenta que esto subsiste gracias a la cantidad de gente que con amor, empeño y entrega se dedica a esta profesión nuestra. Sigue saliendo gente joven que apuesta por historias fuera de lo que antes se tenía en cuenta como posible guion, la gente se atreve a hacer muchos más géneros. Con respecto a las mujeres seguimos suspendiendo, en el cine a las mujeres las suspenden, las quitan de en medio y tenemos mucho que trabajar las mujeres para conseguir más posibilidades para guionistas, directoras y productoras. Eso no impide que salgan películas como las que están saliendo que te dejan con la boca abierta a pesar de la falta de medios. Aquí se hacen películas que en cualquier otro país costarían tres veces más por lo menos, tirando por lo “bajinis”, y eso es gracias al talento maravilloso que tenemos, por eso hay tantos directores contratados fuera, porque tenemos gente con muchas ideas y talento, comentó Kiti Mánver.

Tú has sido toda una pionera en lo que a las plataformas on line que están produciendo tantas series y tantas películas…

Si, claro, la primera serie que encargó Netflix a Bambú fue Las chicas del cable, que ha tenido seis o siete temporadas, y menos en la última, cuando mi personaje cumplió su cometido y desaparecí, estuve en esta serie que fue la primera y un bombazo en el mundo entero. He tenido también enorme suerte con una cosa muy pequeñita pero estupenda en La Casa de Papel, interpretando a Mariví Fuentes, la madre de la inspectora que interpreta Icíar Ituño. Es un personaje episódico pero que tiene mucho que ver en la trama sobre todo en las tramas del comienzo de la serie, es decir que soy pionera en esto de las plataformas, con una intervención pequeña pero intensa y preciosa.

El cine tiene una terrible salud de hierro, siempre se está muriendo, como le está pasando al teatro. Subsiste gracias a la cantidad de gente que con amor, empeño y entrega se dedica a esta profesión nuestra.

Kiti Mánver: “No soy de las que me duele algo y voy corriendo a la farmacia, no tengo casi medicamentos en mi casa”

Compaginas tu trabajo en el cine y las series con alguna función de teatro, incluso en estos tiempos tan complicados…
Estoy todavía haciendo una obra dirigida por Juan Carlos Rubio, que escribió un napolitano afincado en París que se llama Fabio Marra. La obra es Juntos, con la que llevamos casi tres años de gira y vamos a terminar ya pronto. En ella se habla de las discapacidades, de lo que es normal y lo que no, y quien lo decide, con María Castro, Gorka Ochoa e Inés Sánchez. Es una tragicomedia fantástica que tiene mucho de popular, pero al mismo tiempo mucho fondo y cumple ese cometido tan antiguo que es provocar la catarsis: los espectadores ríen, lloran y se quedan discutiendo y polemizando sobre lo que se cuenta en la obra, que es lo mejor que le puede pasar a una obra de teatro. Estamos muy contentos.

¿Supongo que harás algún tipo de terapia para poder estar en forma con tantas funciones y papeles diferentes?
Lo hago siempre, tenga o no tenga tiempo. Me levanto y hago 20 minutos de puesta a punto y estiramientos, una especie de tabla de yoga, un poco de todo. Tengo un par de lesiones que tengo que cuidar mucho. Además, hago diez minutos de meditación y a partir de ahí arranco ya el día. Cuando estoy en el teatro siempre llego entre dos y tres horas antes de la función y hago mis tablas, mis calentamientos de cuerpo y de voz, y antes de salir al escenario hago una pequeña puesta a punto con el método Silva de control mental, un control de visualización que es lo que suele hacer cualquier profesional habitualmente.

¿El método Silva?
Lo utilizan no solamente los actores, sino también los grandes ejecutivos y los políticos, y tiene que ver mucho con la respiración, algo esencial en nuestra vida. Te ayuda a equilibrar los dos hemisferios de nuestro cerebro, y este método actúa sobre la zona más lúdica y creativa, y la equilibra.

No me digas que sigues teniendo miedo escénico a estas alturas…
Pero vamos, esto es una cosa que según pasa el tiempo, y lo ha hablado con más actores amigos incluso más mayores que yo y no se cura, porque es simple responsabilidad. Por eso está bien nutrirse y llenarse de técnicas que ayuden y fortalezcan tu espíritu, a parte de tu físico. Además, mentalmente tienes que estar muy preparado. Si nos tomaran la pulsación y la tensión a los actores antes de salir a escena…obligas a tu físico y a tu psique a vivir en el pellejo de otra persona casi a diario, y es una tensión enorme. Es un rito y estás expuesto a todos los niveles. Es muy comprensible que en un momento dado pueda contigo, te pone a prueba en una situación extrema emotivamente.

¿Sueles utilizar algún remedio que te proporcionen en las farmacias?  
Siempre todo con mesura, no soy de las que me duele algo y voy corriendo a la farmacia, no tengo casi medicamentos en mi casa. Me cuido a diario para tratar de estar lo mejor posible y soy muy yerbera, me encantan las yerbas, me gustan de sabor, tengo yerbas para todo. Lo del jengibre para el actor, que es bueno para las vías respiratorias y la digestión, es una cosa corriente y buena para todo el mundo, pero además soy huertana, tengo mi huertecillo aquí en Madrid, nos contó Kiti Mánver.

Mientras estás haciendo esta entrevista a distancia, te escucho que estás toda atareada en la cocina. ¿Cuál es tu dieta habitual?
Como de todo, no soy vegana, pero trato de comer la menor cantidad posible de carne. Como pescado, cebollas patatas, guisos, garbanzos, como de todo absolutamente. Creo que nuestra dieta mediterránea es la joya de la alimentación, esta cantidad de cosas mezcladas, legumbres, verduras, frutas, es lo que yo hago. Me gusta variar, siempre y cuando se pueda claro. Cocino en realidad para cuatro personas, y si hago mucho, lo congelo. A las dos o tres semanas, repito. Tengo mucho trasiego con mi hermana y nos vemos mucho, y hacemos muchas cosas juntas, nos intercambiamos platos o nos vamos con nuestros taper wares por ahí. Me encanta cocinar, me parece una de las actividades más hermosas y lúdicas que tiene el ser humano.

Qué recuerdo guardas de toda aquella época de la movida madrileña y tu época con Pedro Almodóvar ¿eres nostálgica de aquellos días?
Partiendo de la base de que aquel momento fue creativamente genial y concretamente, Pedro, se atrevió a hacer miles de cosas que otra gente no hacía, era una persona muy interesante para estar a su lado y para aprender de él y conocer lo que él proponía, que era muy valiente, interesante y con mucha gracias y con mucho talento, a parte de esa época, que fue muy buena aunque fue terrorífica para toras personas, siempre hay una parte negativa, a mí nunca me ha gustado quedarme en el pasado. Fue un tiempo fantástico que nos dio muchas cosas, aprendimos muchas cosas, e hicimos muchas cosas, pero no por eso hay que quedarse ahí, cada época tiene su momento, dijo Kiti Mánver.

¿Te hubiera gustado hacer algo que todavía no has podido hacer?
Otra cosa que te diré es que soy muy poco mitómana, la verdad. Me gustan mucho muchas cosas y somo es lógico, a pesar de que he tenido un recorrido nada despreciable, se te quedan en el tintero cientos de cosas. Hay tantísimas cosas que puedes hacer que evidentemente no te da tiempo a verlo todo. Como he sido productora también, aunque lo he dejado porque es agotador, y lo hice para no quedarme en paro, para no estar pendiente de una llamada y porque aprendes un montón, es cuando aprendes de verdad la profesión y te enteras de lo que vale un peine… he pensado a veces, “me encantaría hacer esto” pero si quieres hacer algo realmente, buscas la manera de hacerlo o juntarte con gente que puedas hacerlo. Hay muchas cosas que no he hecho, pero no hay que quedarse ahí, hay que pensar en todo lo que todavía puedes hacer, me parece más interesante y más rico esto otro.

Finalmente, puesto que es cada vez más habitual entre los artistas el posicionamiento político ¿piensas que esto favorece o perjudica a los artistas en general o forma parte de un marketing estratégico?
Eso de que les puede perjudicar… cuando era jovencita te podían poner en una lista negra porque eras respondona o porque luchabas porque la gente tuviera condiciones un poquito mejores, pero eso es una cuestión de cada uno. No creo que posicionarse políticamente forme parte de un marketing, la prueba está en que en general tienden a darte palos y hacerte callar la boca. No, tenemos una manera de pensar, y máxime en un país como el nuestro donde la cultura ha sido siempre la maltratada total. ¿Cómo no vamos a piarlas? Hay que piarlas porque la cultura y la educación son la base de una sociedad inteligente y que progresa, y si no nos quedaremos, como dice Juan Antonio Marina, para ser el bar de copas de Europa. Está el rollo de siempre de que somos subvencionados, los que tienen la cara dura de decir eso suelen tener empresas que verdaderamente están subvencionadas. Es de cajón que nos posicionemos políticamente porque tenemos mucho por conseguir, es lo sensato y hasta lo patriótico, que hasta las palabras se quieren algunos apropiar, expresó Kiti Mánver.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here