La cirugía oral y maxilofacial soluciona la apnea del sueño de manera definitiva

0
966

La cirugía oral y maxilofacial soluciona de manera definitiva la apnea obstructiva del sueño, lo que evita el riesgo de accidentes y enfermedades cerebrovasculares, según los organizadores de la 21 Conferencia Internacional en Cirugía Oral y Maxilofacial que se celebra en Barcelona. La apnea del sueño es un trastorno crónico que afecta a un 5 % de la población adulta, aunque también pueden sufrirlo los niños. Se caracteriza por pausas en la respiración durante el sueño, lo que impide descansar y ocasiona somnolencia diurna y riesgo de accidentes laborales y de tráfico. Con el tiempo puede causar patologías como hipertensión y trastornos cerebrovasculares, explica el doctor Javier González Lagunas, presidente de la Conferencia. Uno de los síntomas puede ser el ronquido.

El sobrepeso, el tabaco y el alcohol son factores de riesgo de la apnea del sueño. También influyen la posición que adoptamos al dormir (la mayoría de los pacientes duermen en decúbito supino), la forma de la cara, la maloclusión dental o la hipertrofia de las amígdalas. En algunos casos se utiliza una máscara por las noches mediante la que se insufla aire en las vías aéreas superiores (Presión Positiva Continua en Vía Aérea o CPAP).  Sin embargo, no es una solución permanente y muchos pacientes no la toleran. En este sentido, durante el congreso se presentan los resultados del avance maxilomandibular, una solución definitiva a la apnea del sueño que consiste en adelantar el maxilar superior y la mandíbula con el fin de crear el espacio suficiente para el paso del aire. Un estudio italiano publicado este mes en la revista Journal of Craniofacialmaxillary Surgery revela que los pacientes sometidos a una intervención de avance mandibular, medidos con tomografía de haz cónico, mejoran el espacio faríngeo por el que pasa el aire más de un tercio y el volumen de aire en más de la mitad.

En la Conferencia estarán presentes algunos de los mayores expertos mundiales en esta técnica, como el doctor Paolo Ronchi, de la Unidad de Cirugía Oral y Maxilofacial del Hospital de Sant’Anna, en Como (Italia), que ha demostrado que los pacientes intervenidos están satisfechos con las mejoras en funcionalidad y estética, ya que “se mejora el aspecto facial”, asegura el doctor González Lagunas. Esta intervención es mínimamente invasiva, puesto que “solo se realizan pequeñas incisiones en el interior de la boca”, añade. Esta técnica de avance bimaxilar, comenta el doctor González Lagunas, “es una técnica utilizada de forma habitual por los cirujanos maxilofaciales para tratar diferentes tipos de deformidades faciales. Un avance horizontal de 10 mm puede resolver un número sustancial de casos de apneas”.

En ocasiones, se puede combinar con cirugía de las partes blandas (uvulopalatofaringoplastia), que consiste en la disminución de parte del paladar blando, de la úvula o incluso de la base de la lengua.

Cirugía robótica endoscópica

Uno de los avances que se presenta en la Conferencia es la cirugía robótica endoscópica para la apnea, que permite evitar las cicatrices de la cirugía tradicional, según el doctor G.E. Ghali, jefe del Departamento de Cirugía Oral y Maxilofacial de la Universidad de Lousiana, en Estados Unidos, que ha realizado diversas intervenciones con esta técnica. “La cirugía robótica transoral es una aproximación revolucionaria al manejo de la apnea del sueño y para los pacientes de cáncer de cabeza y cuello”, destaca. A su juicio, “proporciona una aproximación más precisa y menos invasiva, al tiempo que reduce el período de recuperación del paciente.  Soy muy optimista sobre sus aplicaciones para mis pacientes que sufren apnea del sueño, los roncadores, cáncer oral y otras condiciones relacionadas con tumores de cabeza y cuello”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here