LA FARINGOAMIGDALITIS ¡A examen!

0
2363

Pese a que sólo el 20% de las infecciones de garganta son bacterianas, todavía se siguen aplicando terapias antibióticas que generan un alto coste y sobre todo, resistencias microbianas muy peligrosas. Una encuesta conjunta entre médicos de atención primaria y farmacéuticos ha revelado la ingente necesidad de optimizar el uso de fármacos para este tipo de afecciones.

El dolor de garganta o faringoamigdalitis es la infección de las vías respiratorias altas más frecuente, provocando cuatro millones de consultas al año en España en Atencion Primaria. De ellas, la gran mayoría cursan con síntomas leves y remiten espontáneamente a los pocos días, ya que suelen tener un origen viral y se tratan con antiinflamatorios no esteroideos (AINES) y medicamentos paliativos tópico-bucales. No obstante, también pueden producirse casos por infecciones bacterianas que requieren el uso de antibióticos. Saber qué medicamentos prescribir en cada caso resulta fundamental para evitar resistencias bacterianas que podrían anular el efecto de los antibióticos a no tan corto plazo.

Para conocer el grado de atención farmacéutica que reciben las infecciones y dolores de garganta, SEFAC ha puesto en marcha una encuesta en farmacias, cuyos resultados se darán a conocer en breve, y que puede constituir una “herramienta muy útil para conocer qué tipo de infección es más frecuente y qué tipo de abordaje se está haciendo desde las farmacias”, afirma Xavier Xavier BoledaBoleda, miembro del Grupo de Respiratorio de SEFAC y coordinador de la campaña. Esta encuesta también ha sido realizada por SEMERGEN-semFYC (Sociedad Española de Medicina de Familia y Comunitaria) entre 1.475 médicos de Atención Primaria, de los cuales hasta un 19% afirmó que la faringoamigdalitis representa más de 45% de todas las consultas que se realizan al año. Entre sus conclusiones destaca la necesidad de optimizar el uso de AINEs y antibióticos en Atención Primaria.

Lo normal: de tipo vírico
“En general el dolor de garganta es de tipo vírico, es decir, no precisa la prescripción de antibióticos, es por eso que debemos manejarlo con analgésicos tipo paracetamol y antiinflamatorios a dosis óptimas”, ha Josep Maria Cotsexplicado el doctor Josep Maria Cots, especialista en Medicina Familiar y Comunitaria en el Centro de Salud La Marina de Barcelona y coordinador del cuestionario.

Por su parte, para los procesos de dolor leve-moderado de garganta, Boleda ha indicado que “los AINEs son una muy buena opción terapéutica, utilizados en ciclos cortos, a dosis lo más bajas posibles y siempre dentro de su rango de eficacia”. Entre los avances terapéuticos en el campo de los AINEs, Boleda ha destacado “el flurbiprofeno en una fórmula en pastillas para chupar, ya que, al tratarse de un AINE de elevada potencia, permite una dosis baja en su formulación”.

¡Di no a las resistencias!
A pesar de que la mayoría de las faringoamigdalitis son de tipo vírico y se deben tratar con antiinflamatorios y analgésicos, siguen representando una causa muy importante de sobreprescripción de antibióticos en España, “por lo que un tratamiento inadecuado con antibióticos puede provocar la aparición de resistencias y sobrecostes”. Según afirma Boleda, una serie de datos demuestran que la sobreprescripción de antibióticos es ineficiente por distintas razones: no acorta el curso de la enfermedad infecciosa en pacientes, aumenta los costes, causa efectos adversos innecesarios como problemas gastrointestinales, cefalea, rash cutáneo, infecciones fúngicas, etc., aumenta el potencial para el desarrollo y expansión de las resistencias microbianas y aumenta la frecuencia en episodios similares (dolor de garganta).

¡Apúntate a lo natural!
1. Própolis: muy demandado en las farmacias, el propóleo es una sustancia que las abejas toman de los árboles y que procesan en su colmena. Se le atribuyen propiedades antisépticas y antibióticas. La aplicación en sprays protege frente a las infecciones de garganta, las suavizan y proporcionan un buen sabor de boca.
2. Caramelos balsámicos: aportan sustancias con propiedades aromáticas, nutritivas, suavizantes de la garganta y calmante de la tos, por lo que son una opción muy recomendable para las afecciones de garganta. De por sí, al producir un aumento de la secreción de saliva, lubrican la garganta y reducen las posibles molestias causadas por la sequedad, la irritación o la inflamación. resultan muy refrescantes e incrementan la producción de saliva. Los caramelos balsámicos a base de miel, por su alta concentración de azúcares tiene una consistencia, viscosidad y capacidad adhesiva, lo que permite que se mantenga bastante tiempo adherida a la mucosa de la garganta, suavizándola, calmándola y protegiéndola de irritantes externos. La miel ejerce una acción sedante, antitusígena y suavizante de las mucosas de las vías respiratorias. El ácido cítrico, abundante en el limón, potencia la acción de la vitamina C, y posee un notable efecto antiséptico y antibacteriano.
3. Extractos y aceites esenciales de plantas: el aceite esencial de eucalipto y el mentol, tienen efecto antitusivo, expectorante y antiséptico de las vías respiratorias. Igualmente la salvia, ha demostrado tener acción antiinflamatoria y antimicrobiana, mientras que el jengibre estimula la secreción de saliva y tiene acción antiinflamatoria, además de antiemética (contra el mareo). Igualmente, las gárgaras alivian la irritación y el dolor. Haz gárgaras varias veces al día con agua tibia con sal (mezclar media cucharadita de sal en una taza de agua), y mézclala con hojas de eucalipto que ayudan a frenar la infección, la irritación y la inflamación de las amígdalas.
4. Cebolla y ajo: son los compuestos azufrados los que confieren a la cebolla su reconocida acción expectorante y mucolítica, es decir, que facilita la eliminación de la mucosidad. Para aprovechar al máximo sus virtudes es preferible tomarla cruda, o simplemente inhalar su esencia. El puerro contiene una esencia de acción mucolítica similar. El ajo crudo comparte con la cebolla la virtud de actuar como antibacteriano y mucolítico. Puesto que su esencia se elimina por la vía respiratoria a los pocos minutos de ingerirlo, resulta idóneo para tratar infecciones respiratorias.
5. Verduras como la borraja y el calabacín son abundantes en mucílagos, sustancias con acción emoliente (suavizante) de las mucosas. El caldo de estas verduras también resulta beneficioso.
6. Otras medidas útiles son evitar el alcohol y el tabaco, así como los ambientes fríos y secos. Por el contrario, prueba a humidificar el ambiente.

 

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here