La mayoría de los azucares que se consumen provienen de alimentos sólidos y no de las bebidas

0
536
Nuevos datos extraídos del último estudio sobre salud y nutrición, elaborado por el referente mundial en términos de salud pública CDC (Centers for Disease Control and Prevention) concluyen que la mayoría de los azucares añadidos de la dieta americana proceden de alimentos sólidos y no de las bebidas. Concretamente, cerca del 70% de las calorías proceden de los azúcares añadidos que los estadounidenses consumen en su dieta diaria a través de alimentos procesados como el pan, las mermeladas, los pasteles, los helados, la salsas de tomate, aliños para ensaladas o los cereales. Sin embargo, en el caso de las bebidas este porcentaje apenas supera el 30%.

Datos del mismo estudio muestran también diferencias en el consumo de azúcar añadido por edad y género. Así, las mujeres lo consumen con mayor frecuencia que los hombres, aunque por poco, un 13,2% frente a un 12,7%. Además, a medida que la población aumenta en edad el consume de de azúcar añadido tiende a disminuir.

Además, desde la Asociación de Bebidas Refrescantes (ANFABRA) recuerdan que ”en el caso de España y de las bebidas refrescantes, el aporte energético en el global de la dieta es insignificante. De hecho, las calorías diarias procedentes de los refrescos sólo suponen entre el 1% y el 2% del total de las ingeridas a lo largo del día”. Además, desde la asociación recuerdan la importancia de llevar una dieta equilibrada combinada con actividad física, “dos aspectos fundamentales en la prevención de diferentes patologías y de la obesidad”.

Las cifras del sobrepeso y la obesidad han aumentado considerablemente en los últimos años en todo el mundo, consecuencia del desequilibrio entre las calorías ingeridas y las gastadas, provocado por el cambio en los hábitos de alimentación y por la disminución de la actividad física. Esto supone riesgos para la salud y una mayor probabilidad de sufrir enfermedades.

A pesar de esta tendencia general hacia la obesidad, en nuestro país durante los últimos años, los cambios sociales han modificado el comportamiento y las preferencias de los consumidores. Así, han crecido con fuerza durante los últimos diez años las ventas de productos light, pasando de un consumo del 15% al 30% en 2011.

El azúcar, un nutriente básico
El azúcar es un nutriente imprescindible para el buen funcionamiento del organismo, según recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS),  y está presente en numerosos alimentos y bebidas. Su aporte energético es de 4 calorías por gramo, muy lejos de las 9 de las grasas. Por eso, diversos estudios constatan que la principal fuente de calorías -especialmente en el caso de los niños y adolescentes- son las grasas. En España, la contribución de las bebidas refrescantes con azúcar a la ingesta de energía está entre el 1 y el 2% del total de las calorías diarias.