El Día Mundial del Sueño, que este año se  celebra el 18 de marzo, busca celebrar el descanso y llamar a la acción sobre  asuntos importantes que lo atañen como la medicina, la educación, los  aspectos sociales… Organizado por el Comité del Día Mundial del Sueño y la  Sociedad Mundial del Sueño, tiene como misión reducir la carga social derivada de los problemas del sueño a través de la prevención y el manejo de  los trastornos que provoca, como son el estrés, la inflamación y el daño  celular y que puede originar, entre otros, el cambio de hora programado para  la semana que viene en nuestro país. 

“El cambio de hora está desaconsejado por la evidencia científica  disponible”, recuerda el doctor Darío Acuña Castroviejo, doctor en Medicina y Cirugía y Catedrático de Fisiología en la Facultad de  Medicina de la Universidad de Granada, además de director del  Instituto Internacional de la Melatonina, y continúa: “la melatonina es  fundamental en el control del estado de salud de cualquier ser vivo, animal y  vegetal y, sin duda, puede ser de gran ayuda para el 48% de las personas  que se calcula que sufren problemas de sueño y cuyos síntomas se agudizan  con el cambio”.  

La doble identidad de la melatonina 

El doctor explica que hay dos tipos de melatonina según donde se originen.  La pineal es la que producimos de manera rítmica, con pico máximo por la  noche, y cuya función es la de actuar como un mensajero de la oscuridad. Es  decir, de ser la señal que advierte a todas las células del organismo de que  ya es de noche y deben iniciar los procesos correspondientes. “Esta  melatonina pineal está regulada por el reloj biológico, un conjunto de  neuronas del hipotálamo que traduce el fotoperiodo en señales que permiten  la síntesis nocturna de esta hormona”. La segunda, la melatonina extrapineal,  se produce en todas y cada una de las células del organismo y las protege  de los daños que se puedan producir. “Su papel es principalmente  antioxidante, evitando que, durante el metabolismo celular o por acción de  tóxicos se produzca un aumento de radicales libres que dañe el ADN y las  proteínas”, acelerando el envejecimiento. “Además”, añade, “activa las  mitocondrias, responsables de la energía celular y regula la actividad del  sistema inmunitario evitando una excesiva respuesta de éste”.

La melatonina, primera opción terapéutica frente a problemas del sueño

Así actúa a favor del sueño
La evidencia frente al insomnio está establecida desde hace tiempo. “Y existen consensos internacionales que indican que la primera pauta de tratamiento frente a una alteración del sueño es la melatonina.”, apunta Acuña Castroviejo. Según explica el experto, “esta hormona (que es mucho más), tiene dos acciones principales: un efecto sedante por el aumento de la actividad de un neurotransmisor inhibidor llamado GABA, parecido al de las benzodiacepinas, pero sin procesos de tolerancia ni adicción. En segundo lugar, conforme aumenta la producción de melatonina se va reduciendo la temperatura corporal, llegando un momento en que junto el efecto sobre el GABA, es capaz de inducir un estado de somnolencia que predispone al sueño”.

Un suplemento apto para niños
Aunque se considera una hormona, “es mucho más que eso”, adelantaba el doctor: “sus propiedades la hacen fundamental en el control del estado de salud de cualquier ser vivo, animal o vegetal, pues se encuentra en toda la naturaleza y nos ha acompañado durante la evolución desde los organismos unicelulares hasta ahora”.
Con la edad, se reduce su producción natural, disipando sus efectos cronobióticos y propiedades protectoras celulares. “Por eso, ante cualquier situación que se desvíe de la normalidad, incluyendo alteraciones del sueño y otras patologías, el uso de melatonina es fundamental”, sentencia. ¿Incluso en niños? “Como la melatonina tiene una vida muy corta, no se acumula en el organismo ni tiene efectos secundario, es un fármaco que se puede usar a cualquier edad”, zanja.

Un antioxidante con un futuro prometedor más allá de la almohada
El doctor Acuña tiene más de 30 años de experiencia en el estudio de la fisiología de la melatonina, su mecanismo de acción y su aplicación, además de en el insomnio, en patologías como la fibromialgia, la fatiga crónica, la epilepsia, la diabetes y otras situaciones que implican estrés oxidativo. Ahora, su equipo de investigación está estudiando los llamados genes reloj, los mecanismos de control de la melatonina que intervienen en el reloj biológico, y su relación con ciertas patologías como el Parkinson, la sepsis, el cáncer y el envejecimiento. “Los genes reloj no solo regulan la producción de la melatonina, sino que tiene muchas funciones que la acompañan, relacionadas con la inflamación, estrés oxidativo y función mitocondrial. Y conociendo estas patologías podremos saber mejor cómo prevenirlas y tratarlas”.

Los productos de la gama Arkosueño, de los laboratorios Arkopharma, formulados a base de melatonina, pueden  ayudar a reducir el tiempo de conciliación del sueño y evitan los despertares nocturnos.

Apúntate a nuestra newsletter

* La newsletter para farmacéuticos es para uso exclusivo de profesionales sanitarios (médicos, enfermeros, farmacéuticos) involucrados en la prescripción o dispensación de medicamentos, así como profesionales de la industria farmacéutica y la política sanitaria. Publicitario Farmacéutico SL no se hace responsable del uso de esta newsletter por parte de profesionales no cualificados.

Redacción Consejos

Equipo de redacción de la revista Consejos de tu farmacéutico. Revista especializada en el sector sanitario, editada en España y con más de 20 años de experiencia. Todo nuestro contenido está...