La venta de la Píldora del Día Después crece un 300%

0
976

El cambio de estatus aprobado por el Gobierno con el objetivo de que la Píldora del Día Después (PDD) pasara a dispensarse libremente en las farmacias, sin necesidad de receta médica, ha provocado un auténtico «boom» de ventas en España, hasta el punto de que puede hablarse ya de que el mes de septiembre de 2009 marcará un antes y un después en la historia comercial del medicamento.

 Salud , Farmacia , Psicología , Belleza, Medicamentos

Como se recordará, el fármaco comenzó a dispensarse sin necesidad del visto bueno de los médicos el 28 de septiembre de 2009. Según datos de COFARES, la principal distribuidora farmacéutica española, con alrededor de un 23 por ciento de cuota de mercado, desde octubre hasta el 31 de diciembre del pasado año Cofares distribuyó a las farmacias españolas un total de 45.315 envases de las marcas comerciales de la píldora, fabricadas por los laboratorios farmacéuticos Bayer y Chiesi España, respectivamente.

En el mismo período analizado –entre octubre y diciembre– pero de 2008, cuando la píldora del día después sólo se daba en España bajo prescripción de los facultativos, apenas se vendieron en nuestro país 16.997 envases. La conclusión, pues, es clara: en apenas un año, y a pesar de que el Gobierno aseguró que no iba a aumentar la demanda con la modificación, las ventas del fármaco se han multiplicado casi por tres –un 266 por ciento– al pasar de 16.997 unidades vendidas a 45.317 en el último trimestre de 2009.

La gran diferencia entre ambas cifras con respecto a la regulación de la píldora es el cambio de estatus decidido por el Ejecutivo, con la aquiescencia del Ministerio de Sanidad y Política Social.

Un cambio de tendencia

El análisis de los datos de ventas correspondientes ya a todo 2009 también son muy reveladores acerca del crecimiento que ha experimentado la demanda de la pastilla desde que su posibilidad de compra por parte de las mujeres se abriera en España. En las comunidades en las que Cofares tiene actividad distribuidora, las farmacias recibieron 11.012 envases de uno de los nombres comerciales de la pastilla durante los nueve primeros meses del año. En los tres restantes, cuando ya se vendía sin receta médica, obtuvieron 9.121 cajas, sólo 1.891 menos.
Con respecto al otro fármaco, la situación tampoco es muy distinta. Entre enero y septiembre, en el territorio gestionado por Cofares se comercializaron 48.149 envases, frente a los 36.194 que se vendieron entre octubre y diciembre.

Si el análisis atiende a los meses, la subida de ventas del primer fármaco es, simplemente, espectacular. Si en marzo se vendían 4.592 cajas y en junio 5.541, en octubre, tras el revuelo mediático suscitado por el polémico cambio de estatus, la cifra se disparó hasta los 11.618 envases, y ascendió hasta los 12.792 en el mes de diciembre. Sus ventas van, pues, «in crescendo». También ha sido alta la subida registrada por el otro fármaco: en el mes de junio, Cofares distribuía 1.103 unidades. En octubre alcanzaba las 3.938.

Una subida espectacular

En total, Cofares comercializó durante el pasado año 104.476 envases de la píldora del día después. En todo 2008, vendió 71.523 fármacos. El incremento fue, simplemente, espectacular: 32.953 cajas.