Las 10 diferencias entre la incontinencia urinaria en el hombre y la mujer

0
2378
incontinencia urinaria

El 14 de marzo se celebra el Día Internacional de la Incontinencia Urinaria (IU), un problema de salud que afecta hasta 50 millones de personas en Europa y alrededor de 6,5 millones de españoles.

A pesar de que las cifras son elevadas y tiene un gran impacto en la calidad de vida, la IU continúa siendo un tabú y hay un gran desconocimiento, siendo una de las dolencias que menos se consulta con el profesional sanitario.

Aunque los síntomas pueden variar de un paciente a otro dependiendo del tipo de incontinencia, existen algunas señales que son indicativas, por lo que es fundamental acudir al consejo médico para su diagnóstico precoz y tratamiento. Uno de los primeros signos de alerta es el aumento de las veces que se acude al baño o las pérdidas ligeras al hacer alguna actividad de esfuerzo, ya sea al practicar algún deporte o al toser o estornudar.

Además, en el caso concreto de la mujer, la doctora Gema García Gálvez, coordinadora de la unidad de suelo pélvico del Hospital Quirón de Madrid y portavoz de Centradaenti de TENA Lady, manifiesta que debemos acudir al especialista si durante el embarazo o tras el parto tenemos pérdidas de orina o si sufrimos estos escapes durante las relaciones sexuales. Respecto a los hombres, los expertos de TENA Men recomiendan acudir ante cualquier anomalía o ante la necesidad urgente de orinar, que aparece repentinamente.

DIFERENCIAS ENTRE INCONTINENCIA MASCULINA Y FEMENINA”

Prevalencia

MUJER

1 de cada 3 mujeres a partir de los 50 años ha tenido pérdidas de orina de algún tipo.

HOMBRE

1 de cada 4 hombres a partir de los 40 años padece algún tipo de pérdida de orina.

Factores de riesgo

Debilitamiento del suelo pélvico producida por los embarazos, partos y menopausia. Pero también lo puede dañar el estreñimiento crónico o la obesidad.

Además de la edad, está relacionada con el aumento del tamaño de la próstata, el cáncer prostático o trastornos neurológicos, como el Parkinson o el Alzheimer.

IU más frecuente

Incontinencia de esfuerzo, sobre todo en menores de 50 años.

Incontinencia de urgencia, conocida como “vejiga hiperactiva”.

Soluciones

Tonificar y rehabilitar la musculatura pélvica.

En Centradaenti.es de TENA Lady se pueden consultar vídeos con ejercicios para fortalecer el suelo pélvico (Link).

Fortalecer la musculatura del suelo pélvico y aumentar el control sobre el esfínter.

TENA Men ha creado ejercicios para tomar el control del suelo pélvico masculino (Link)

Acudir al médico

El 42% de las mujeres con IU no busca ayudavi.

Hasta el 60% de ellos no acude al médicovii para buscar una solución.

Tabú

Para el 32% de las mujeres la IU sigue siendo un tabú, de hecho, el 27% no lo habla de ello por vergüenzavi.

Más de la mitad de los hombres espera más de un año para consultar con un profesional sanitariovii.

Uso de

absorbentes

Las compresas y protege-slips femenina se usan como productos de IU. Sin embargo, el pH y la densidad de la orina requieren de un producto capaz de retener su fluidez y de neutralizar el olor.

En Tena.es puedes consultar la mejor solución para cada ocasión (link)

Un 35% no conoce la existencia de absorbentes masculinos y solamente el 7% recurre a ellos. Utilizan compresas femeninas, papel higiénico o doble calzoncillo como medida de protecciónviii.

TENA Men dispone de una web con información sobre las soluciones más eficaces y adaptadas a ellos (Link).

Limitaciones en su vida social

El 40% de las mujeres encuestadas reduce su número de actividades por miedo a pérdidas de orina y el 37% confiesa que siempre tiene que tener un baño cerca.vi

El 50% descansa peor por tener que levantarse durante la noche, el 45% señala que la IU interfiere en su vida sexual y al 20% le entorpece en su trabajo.vii

Impacto

emocional

Afecta directamente a la calidad de vida de las mujeres provocando inseguridad, pérdida de autoestima, depresión y aislamiento.

El 90% de los hombres se siente menos seguro de sí mismo y llegan a sentirse deprimidos en algunos casos vii.

Costumbres

erróneas

Desconocen que existen soluciones. En un 70% de los casos los ejercicios de fisioterapia mejoran o retrasan la aparición de IU.

Limitan la ingesta de líquidos para evitar pérdidas, pero ocurre lo contrario, ya que la orina es más concentrada y provoca ir al baño con mayor frecuencia.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here