Lesiones de rodilla: los últimos tratamientos para olvidarte del dolor y mantener la artrosis a raya

0
809

Se calcula que alrededor del 2% de la población mayor de 55 años padece lesiones artrósicas de la rodilla que pueden requerir tratamiento quirúrgico

El Dr. Emilio Juan, traumatólogo y Director del Instituto Aragonés de la Rodilla (INAROD) ha impartido una conferencia con el título ‘Lesiones de rodilla. Conoce los últimos tratamientos para olvidarte del dolo y mantener la artrosis a raya’. 

Según informa el especialista, las lesiones que con mayor frecuencia se ven en consulta son las roturas de menisco, de ligamento, los problemas del cartílago, la artrosis y otras lesiones ocasionadas por traumatismos, con la particularidad de que “pueden presentarse a cualquier edad y en personas de ambos sexos”. Para prevenir y cuidar estas lesiones, el Dr. Emilio Juan recomienda tener “sentido común” y adoptar hábitos como mantener el peso, evitar los sobreesfuerzos y el ejercicio en la convalecencia de lesiones, así como realizar actividades acordes a la edad y condiciones físicas, entre otros.

Una vez que se produce la lesión, el Dr. Emilio Juan destaca entre los tratamientos existentes la artroscopia de rodilla. “Durante los últimos veinte años el uso de las técnicas artroscópicas para corregir problemas ortopédicos se ha ampliado exponencialmente, iniciándose en la rodilla y haciéndose extensible a otras articulaciones”. Tal y como subraya, se trata de una intervención que requiere de una capacitación especial por parte del cirujano y del instrumentista, menos agresiva y traumática que la cirugía convencional, “lo que se traduce en una menor estancia hospitalaria y una más pronta recuperación”.

Prótesis de rodilla
Aproximadamente el 2% de la población mayor de 55 años tiene lesiones artrósicas de la rodilla que pueden requerir un tratamiento quirúrgico. Según explica el traumatólogo del Hospital Viamed Montecanal, la prótesis de rodillla es una intervención en la que se sustituye la articulación por un componente protésico. “El cirujano puede aconsejar esta intervención si los dolores de la rodilla no pueden controlarse de ninguna otra forma”, explica.

“Si el dolor de su rodilla es moderado, lleva una actividad sin limitaciones especiales o no ha intentado medidas más sencillas como los analgésicos, las rodilleras, infiltraciones o los procedimientos artroscópicos (lavado articular artroscópico), no es un buen candidato para la sustitución protésica de la rodilla. Frente a ello, la sustitución protésica de la rodilla es el mejor tratamiento actual para los estadíos avanzados de la artrosis de rodilla”, apunta el Dr. Emilio Juan.

Prótesis personalizadas y a medida
El Dr. Emilio Juan implanta de forma pionera en el Hospital Viamed Montecanal prótesis de rodilla personalizadas. Según explica, esta técnica consiste en realizar un perfecto estudio preoperatorio en 3 dimensiones de la rodilla del paciente, que se obtiene por imágenes de Resonancia Magnética.

“A partir de este estudio y mediante un programa complejo que realizan en Estados Unidos, bajo nuestra supervisión, se obtienen los tamaños y cortes exactos de la rodilla para calcular la prótesis a poner. Una vez que lo supervisamos y damos el visto bueno, se fabrican las plantillas específicas para esa rodilla; tan específicas que se fabrican con las iniciales del cirujano y del paciente. Esas plantillas nos las envían para la fecha de la intervención y, el resultado, es lo más parecido a la perfección que se pueda hacer hoy en día en prótesis de rodilla”, asegura el especialista.

La prótesis de rodilla personalizada se puede implantar en cualquier tipo de paciente, joven o de más edad, con grandes o pequeñas deformidades y con grandes o pequeños defectos de alineación. “El enfoque de esta técnica y el estudio de cada rodilla, es totalmente individualizado y personalizado”, apostilla el Dr. Emilio Juan.

En cuanto a las ventajas que esta nueva técnica tiene respecto a la cirugía tradicional de prótesis de rodilla, el especialista subraya que es un procedimiento simplificado que repercute en un menor tiempo de intervención y anestesia, evitando todas las complicaciones derivadas de ello, disminuyendo el sangrado, el dolor, el riesgo de trombosis, mejorando la recuperación y, previsiblemente, retrasando el tiempo en el que se requiera un recambio protésico “al tratarse de una prótesis a medida del paciente con unos cortes exactos”, concluye.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here